2019/08/09

Maduro congela el diálogo en Barbados por el bloqueo

Nicolás Maduro ha decidido suspender el proceso de diálogo que estaba llevando adelante con la oposición en Barbados, a instancias de Noruega, debido al apoyo que Juan Guaidó ha mostrado al bloqueo total de bienes estatales venezolanos en EEUU. El Tribunal Supremo anunció que castigará todo apoyo al bloqueo, algo que la Fuerza Armada exige. La oposición atribuyó la decisión al temor del jefe del Estado al cambio político en el país.

GARA|caracas
0809_mun_venezuela

El Gobierno de Venezuela anunció el miércoles que el presidente, Nicolás Maduro, ha decidido suspender la participación de su delegación en las reuniones de la mesa de diálogo con la oposición instalada en Barbados prevista para ayer y hoy. El ministro de Comunicación venezolano, Jorge Rodríguez, señaló que una de las razones de esta decisión es la «grave y brutal agresión perpetrada de manera continuada y artera» por parte del Ejecutivo estadounidense contra Venezuela y a la que el líder opositor y presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, ha expresado su apoyo.

Maduro congeló el diálogo que se lleva a cabo con la mediación de Noruega para resolver la grave crisis de Venezuela como muestra de rechazo al bloqueo económico impuesto por EEUU para sacarle del poder. Lo hizo dos días después de que la Administración Trump congelara los activos venezolanos en EEUU, la última de una descarga de medidas punitivas contra Maduro, que incluyen un embargo petrolero desde abril.

«He propuesto que se establezca una agenda permanente de diálogo, pero esta semana el imperialismo norteamericano se volvió loco y metió una puñalada trapera al alma de Venezuela (...) y ellos [la oposición] salieron a hacer fiesta, a aplaudir», declaró telefónicamente Maduro a la cadena de televisión estatal VTV, remarcando que en esas condiciones no se puede negociar.

Pese a considerar que las sanciones fueron una «patada a la mesa» de negociaciones, Caracas insistió en que no se levantaría de la mesa. «Venezuela se dispone a revisar los mecanismos de este proceso a fin de que su continuación sea efectiva y armónica con los intereses de nuestro pueblo», indicó.

«Llevan días diciendo que creen en la paz y en el mecanismo de Oslo y a las primeras de cambio le temen a la posibilidad de un verdadero cambio político en el país», escribió el delegado opositor en Barbados Stalin González en Twitter. «Nosotros seguiremos trabajando en todos los tableros para buscar el fin de la crisis, y lograr el rescate de nuestra democracia a través de elecciones verdaderamente libres y así ponerle fin a la corrupción, pobreza y violación de derechos humanos», añadió.

La semana pasada, después de dos días de negociaciones, las partes mostraron su voluntad de buscar una «solución acordada y constitucional» a la crisis.

Pero el miércoles por la mañana Guaidó dijo que «no creemos que el diálogo vaya a funcionar como una técnica aislada, pero sí como parte de una estrategia que reúne también las sanciones internacionales, la presión de calle y el trabajo diplomático de la Asamblea Nacional».

El Gobierno expresó su «profunda indignación» por las palabras de Guaidó sobre el bloqueo, al afirmar que «celebra, promueve y apoya estas acciones lesivas de las soberanía de nuestro país, y de los derechos humanos más elementales de sus habitantes».

Castigo severo

El Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela aseguró ayer que castigará con severidad a las personas que manifiesten cualquier apoyo al bloqueo impuesto por EEUU así como cualquier intento de «socavar la soberanía integral» de Venezuela y «el derecho a elegir su destino».

«La Justicia venezolana estará atenta a castigar con severidad cualquier intento de apoyar a sectores que tengan como propósito limitar las necesidades básicas de nuestro pueblo», indicó el Supremo en una nota.

El ministro venezolano de Defensa, general Vladimir Padrino, exigió por su parte aplicar la ley a quienes desde Venezuela promueven sanciones estadounidense contra el Gobierno.

«¡Basta de impunidad!», escribió en Twitter. «Quienes comenzaron con el ‘juego’ de pedir sanciones para la nación (...) con bastardos fines políticos, deben ser castigados por la ley».

La Fuerza Armada, principal sostén de Maduro, «exige justicia», remarcó el ministro.

Miles de manifestantes rechazaron el miércoles en Caracas el bloqueo y Maduro anunció movilizaciones para el fin de semana a nivel mundial.

Las nuevas sanciones fueron criticadas por los gobiernos de Cuba y China, principales apoyos diplomáticos de Maduro junto con Rusia, quien acusó a EEUU de «torpedear» el diálogo.

«IMPACTO SEVERO»


La alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, censuró las nuevas medidas anunciadas esta semana por EEUU el Gobierno de Venezuela, que en su opinión podrían tener «un impacto potencialmente severo en los derechos humanos» de los venezolanos.