@albertopradilla
MADRID

Coca Cola desmiente oficialmente que retirase el anuncio de Gotzon Sánchez por las presiones de DyJ

Coca Cola ha confirmado oficialmente que no ha retirado el anuncio protagonizado por Gotzon Sánchez a causa de las presiones de Dignidad y Justicia sino que el spot «tiene un período de vida» que se dio por finalizado por no haber tenido «los resultados adecuados». Así lo ha argumentado hoy el gerente de comunicación de la Zona Norte de la multinacional, Gonzalo Márquez, quien ha mostrado su «respeto total y absoluto» a todas las ideas y sensibilidades.

Gotzon Sánchez protagoniza el último spot de Coca-Cola. (NAIZ.INFO)
Gotzon Sánchez, en el último spot de Coca-Cola. (NAIZ.INFO)

De este modo, un portavoz oficial de la compañía confirma lo que ya se apuntaba ayer por la noche en el programa ‘Ganbara’ de Radio Euskadi citando fuentes de Coca Cola: que el anuncio se había dejado de emitir el lunes por motivos comerciales y forzado por el lobby ultra que dirige Daniel Portero. Según señala la agencia Europa Press, Gonzalo Márquez ha informado de que la empresa se ha puesto ya en contacto con Sánchez para pedirle disculpas y asegurarle que, al igual que él, estaban «desbordados» por «la enorme polémica», que desconocían «de dónde había partido».

Esta misma versión es la que ayer por la noche sostenía en su cuenta de Twitter el presidente de Coca Cola en el Estado español, Marcos de Quinto, quien aseguró que «el anuncio nunca se retiró por la simple razón de que ya hacía unos días estaba finalizada su emisión». En un tuit posterior afirmaba haber sido «manipulados» y poder demostrar que la razón de la supresión era el fin de la campaña, argumentando que «están los planes disponibles».

 

Después de que Dignidad y Justicia llegase a publicar una carta agradeciendo a Coca Cola haber cedido a sus presiones, De Quinto expresó su malestar con el lobby ultra publicando en la misma red social que la carta había sido escrita el día 20 y él la había recibido el día 21, el mismo día que ‘El Mundo’ publicó su artículo y horas antes de que el diario fuese enviado a impresión. «Los próximos días (probablemente) emitiremos nuestra primera y única nota oficial sobre este tema, aportando datos» indicaba posteriormente, vaticinando que «se sabrá quiénes mienten». Ante las preguntas sobre la supresión del anuncio llegaba a posicionarse en contra del «mccarthismo». Una versión, la del presidente, que era desmentida en esa misma red social por trabajadores afectados por el ERE que está previsto en la empresa: estos aseguraban que el anuncio siguió emitiéndose hasta el martes y le acusaban de mentir.

También es cierto que la versión de la multinacional ha variado en las últimas 24 horas. Ayer por la mañana, las agencias españolas, citando fuentes de Coca Cola, daban por buena la versión de Dignidad y Justicia de que el spot se habría retirado por la campaña desatada por el lobby ultra y «pedía disculpas» a las «víctimas del terrorismo» y «a quien se hubiese podido sentir ofendido». Siguiendo en esta misma línea, el propio Portero hizo público el mail remitido a su correo y a la cuenta de prensa de su organización en el que el director de Relaciones Corporativas de Coca-Cola Iberia le decía, textualmente, «muchas gracias por tu disposición y reacción. Un abrazo y aquí me tienes».

No obstante, parece que el intento de persecución por opinión desatado por Dignidad y Justicia no ha generado el efecto deseado. También desde McCann, empresa encargada de la idea, así como desde la productora responsable del anuncio, Lee Films, se hizo público un comunicado en el que se afirmaba que «resulta obvio pensar que en ningún momento preguntamos por la ideología política de los actores ni por otros factores de índole ajena a lo estrictamente profesional. Hacerlo incluso puede resultar discriminatorio de acuerdo a la normativa constitucional y al sentido común». Un argumento que no le impedía, a renglón seguido, pedir «disculpas» en caso de que hubiese espectadores que se hubiesen sentido ofendidos.