NAIZ

Arizkuren evoluciona bien en el hospital de Murcia tras haber sufrido un infarto

El preso vasco Josetxo Arizkuren ha sido hospitalizado en Murcia tras sufrir un problema cardíaco que se cataloga como infarto. Hace tan solo unos días se anunció su traslado a la prisión de Logroño.

Josetxo Arizkuren, EPPKko mintzaideetako bat, epaiketa batean. (POOL EFE)
Josetxo Arizkuren. (POOL EFE)

Josetxo Arizkuren Ruiz, encarcelado en la prisión de Murcia, ha sufrido este domingo un problema cardiológico que según fuentes oficiales es un infarto. Lo ha acabado de confirmar este lunes por la mañana Instituciones Penitenciarias, que señala que el preso de Iruñea está ingresado en el hospital Virgen de Arrixaca de Murcia.

Etxerat también ha podido confirmar este dato, después de que el domingo únicamente tuviera constancia de que había sido atendido en la enfermería de la cárcel. A las 13.30 de este lunes ha explicado que el preso evoluciona bien y se espera que sea llevado en breve desde la UCI a planta.

Según fuentes oficiales, el ingreso se produjo sobre las 19.30 horas del domingo, desde donde pasó a la Unidad de Cuidados Intensivos sobre las 21 horas, siempre bajo vigilancia de la Policía española.

Al parecer, el represaliado vasco, cuyo traslado a la prisión de Logroño fue anunciado hace tan solo unos días, estaba haciendo deporte cuando ha comenzado a sentirse mal.

Cabe recordar que Arizkuren figura en la lista de presos gravemente enfermos, y que ya fue ingresado por un problema cardíaco hace dos años y medio. Pese a su estado, continúa en prisión, igual que otros 17 presos y presas políticos vascos con dolencias graves o incurables.

Etxerat ha incidido en ello. Recuerda que tiene 62 años y lleva con esta enfermedad desde 2006, por lo que se le implantó un stent. En 2018 sufrió una angina de pecho. Por todo ello, plantea que se le aprueba el tercer grado y pueda así tener un tratamiento médico mucho más adecuado.

Sare convoca este lunes en Iruñea

Sare ha convocado una concentración este lunes a las 20.00 en la Plaza Merindades de Iruñea, donde se ubica la Delegación del Gobierno español, para denunciar que no se excarcele a este preso enfermo e incidir además en la falta de información.

Recuerda en su nota que «Josetxo tiene diagnosticada hace tiempo una cardiopatía isquémica grave. Lleva mucho tiempo afrontando esta grave enfermedad en condiciones duras, alejado a la cárcel de Murcia y en primer grado».

La noticia recientísima del pase a segundo grado y el futuro traslado a Logroño «llega tarde y además no es suficiente», valora, puesto que por su enfermedad «debería estar hace tiempo cumpliendo condena en casa, con una atención adecuada y médicos de confianza».

«Además, queremos denunciar que la información recibida desde ayer sobre su situación es confusa y escasa». Así, no se conoce con exactitud si ha sufrido un amago o un infarto, ni tampoco cuál es la gravedad exacta.