NAIZ

Las cárceles catalanas vuelven a proponer el tercer grado para los presos independentistas

Las juntas de tratamiento de las cárceles de Lledoners, Wad Ras y Puig de les Basses, donde se encuentran los nueve presos independentistas catalanes, han vuelto a proponer el tercer grado después de la revocación por parte del Tribunal Supremo el pasado mes de diciembre.

Jordi Cuixart, Oriol Junqueras, Joaquín Forn, Raül Romeva y Jordi Sànchez hoy ante la cárcel de Lledoners. (@omnium)
Josep Rull, Raül Romeva, Joaquim Forn, Jordi Cuixart, Oriol Junqueras y Jordi Turull en una de sus salidas durante el mes de julio. (@omnium)

Las cárceles catalanas de Lledoners, Wad Ras y Puig de les Basses han vuelto a proponer el tercer grado para los nueve políticos independentistas en prisión, un mes después de que el Tribunal Supremo se lo revocara.

En rueda de prensa, el secretario de Medidas Penales, Reinserción y Atención a la Víctima de la Generalitat de Catalunya, Amand Calderó, ha anunciado la propuesta aprobada este jueves por las juntas de tratamiento de las tres cárceles donde cumplen condena los nueve presos del procés, que no será efectiva hasta que la Generalitat la ratifique, en un plazo máximo de dos meses. Esta medida permitiría a los presos salir a diario y regresar a prisión solo a dormir cuatro veces por semana.

«No hay ningún impedimento legal por el que los condenados no puedan acceder al tercer grado», ha declarado Calderó, y ha recordado que «las juntas de las prisiones no pueden mantener a los internos en un grado inferior del que merecen».

Tercer grado y anulación

Los presos independentistas pudieron salir de sus respectivas prisiones con el tercer grado el pasado mes de julio, después de que las juntas de tratamiento de las cárceles aprobaran aplicarles por primera vez la modalidad habitual del régimen abierto. Poco después de que la Fiscalía recurriera esta medida, el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria suspendió el tercer grado.