Las peñas plantan a Maya para reprocharle su actitud respecto a los sanfermines

La Federación de Peñas de Iruñea ha decidido no acudir a la reunión de la Mesa de los Sanfermines convocada para este jueves. Argumentan que el alcalde les iba a informar de lo que ya saben y critican que nunca se les escucha.

Enrique Maya, en la rueda de prensa en la que ha anunciado la suspensión de las fiestas. (Eduardo SANZ/EUROPA PRESS)
Enrique Maya, en la rueda de prensa en la que anunció la suspensión de las fiestas. (Eduardo SANZ/EUROPA PRESS)

La Federación de Peñas de Iruñea ha decidido no acudir a la reunión de la Mesa de los Sanfermines convocada para este jueves por entender que en este foro «se nos va a decir lo que ya sabemos», la suspensión de las fiestas anunciada hace días por el alcalde, Enrique Maya, a quien han pedido «respeto» para las peñas.

Así lo han señalado en una nota, en la que se muestran muy críticos por el modo de actuar de Maya y del equipo de Gobierno, con quienes coinciden en la decisión de suspender los sanfermines también este año, pero a quienes critican por no haber compartido antes con la Mesa esta deliberación, pese a que las peñas habían solicitado la reunión.

La Federación de Peñas «ha reiterado en numerosas ocasiones la necesidad de convocar la Mesa de San Fermín de manera periódica para tratar temas relacionados sobre nuestras fiestas, pero nunca se nos ha escuchado», dicen para recordar que en esta ocasión ya solicitaron en el mes de febrero la convocatoria.

Fue porque entendían que el Equipo de Gobierno municipal enviaba unos «mensajes contradictorios y confusos en cuanto a la posibilidad o no de celebrar nuestras fiestas, cuando toda la ciudadanía veíamos imposible celebrar nuestros sanfermines con su idiosincrasia particular».

Recuerdan que en ese momento, la mayoría municipal apoyó su propuesta y solicitó la convocatoria de la Mesa, «pero el Equipo de Gobierno hizo oídos sordos a la solicitud».

Además, las peñas lamentan que los colectivos que forman parte de la Mesa de los Sanfermines (en el que se integran todos los grupos que de alguna manera participan tradicionalmente en actos de las fiestas), se enteraron de la decisión tomada «escasos minutos antes de la rueda de prensa convocada por el alcalde», y en ese mismo momento se les informó de la convocatoria de la Mesa de los Sanfermines para este jueves.

Reconocen que la Mesa de los Sanfermines es un «órgano consultivo» pero advierten de que siempre han considerado necesario dotarla de una periodicidad, de una normativa interna de funcionamiento e incluso dotarla de entidad para que sea un órgano desde el que «se pueda trabajar junto a el Equipo de Gobierno de turno para y por nuestras fiestas», dicen instando a los grupos municipales a «una reflexión al respecto».

Todo ello argumenta su decisión de no acudir a «una reunión en la que se nos va a decir lo que ya sabemos», subrayan para reivindicar que son «un colectivo que engloba a miles de personas, plural, dinámico y dinamizador de nuestra ciudad y de nuestras fiestas y pedimos respeto para nuestras peñas y nuestros peñistas».