Bardoze, Aiherra, Idauze, Larraine... hainbat herrik bat egin dute Baionako mobilizazioan. (Bob EDME)
Bardoze, Aiherra, Idauze, Larraine... varias localidades de Ipar Euskal Herria representadas en Baiona. (Bob EDME)
Aiherratik, murgiltze ereduaren alde. (Bob EDME)
Desde Aiherra, a favor del modelo de inmersión. (Bob EDME)
Hainbat mezu Baionan, guztiak euskararen alde. (Bob EDME)
Festival de carteles y diversos mensajes en favor del euskara. (Bob EDME)
Frantziak okzitanierazko eskolen heriotza ekarri duela salatzeko kartela. (Bob EDME)
Un cartel simboliza la muerte de las escuelas occitanas a manos de Francia. (Bob EDME)
Haur bat bizikletan Baionako mobilizazioan. (Bob EDME)
Una niña en bicicleta en la movilización de la capital labortana. (Bob EDME)
Maite Etxeverria lee un comunicado al final de la manifestación de Baiona. (Bob EDME)
Maite Etxeverria, alcaldesa de Ozaze, lee un comunicado al final de la manifestación de Baiona. (Bob EDME)
Los protagonistas de la manifestación de Baiona para la enseñanza del euskara y otras lenguas minorizadas. (Bob EDME)
Los cargos electos de la manifestación de Baiona para la enseñanza del euskara y otras lenguas minorizadas. (Bob EDME)
Miles de personas apoyan la manifestación en Baiona. (Bob EDME)
Miles de personas apoyan la manifestación en Baiona. (Bob EDME)
El cartel que clama ‘Euskara lau haizetara’ destaca entre la multitud. (Bob EDME)
El cartel que clama ‘Euskara lau haizetara’ destaca entre la multitud. (Bob EDME)
Dos niñas reclaman que quieren vivir y estudiar en euskara. (Bob EDME)
Dos niñas reclaman que quieren vivir y estudiar en euskara. (Bob EDME)
Peio Etxeleku y Andoni Ortuzar, dirigentes jeltzales en Baiona. (Bob EDME)
Peio Etxeleku y Andoni Ortuzar, dirigentes jeltzales en Baiona. (Bob EDME)
Joaldunes encabezan la manifestación que ha reunido a 10.000 personas. (Bob EDME)
Joaldunes encabezan la manifestación que ha reunido a 10.000 personas. (Bob EDME)
Paul Molac, diputado en la Asamblea Nacional e impulsor de la ‘Ley Molac’, en una marcha a favor del aprendizaje del idioma bretón. (Jean-François MONIER/AFP)
Paul Molac, diputado en la Asamblea Nacional e impulsor de la ‘Ley Molac’, en una marcha a favor del aprendizaje del idioma bretón. (Jean-François MONIER/AFP)
Manifestantes marchan en Perpignan para defender los idiomas minorizados. (Raymond ROIG/AFP)
Manifestantes marchan en Perpignan para defender los idiomas minorizados. (Raymond ROIG/AFP)
Manifestantes participan en una marcha a favor del bretón. (Jean-François MONIER/AFP)
Manifestantes participan en una marcha a favor del bretón. (Jean-François MONIER/AFP)
Los manifestantes sostienen una pancarta que reza «tenemos derecho a rebelarnos». (Jean-François MONIER/AFP)
Los manifestantes sostienen una pancarta que reza «tenemos derecho a rebelarnos». (Jean-François MONIER/AFP)
«La inmersión hace felices a los niños y a los adultos también», clama una pancarta en la manifestación por la defensa de los alsacianos. (Sebastien BOZON/AFP)
«La inmersión hace felices a los niños y a los adultos también», clama una pancarta en la manifestación por la defensa de los alsacianos. (Sebastien BOZON/AFP)
NAIZ

Más de 10.000 personas ofrecen en Baiona una contundente respuesta en favor del euskara

Miles de personas se han manifestado en las calles de Baiona para protestar por el ataque sufrido por la enseñanza en euskara tras la decisión del Consejo Constitucional francés contra la inmersión lingüística. Más de 10.000, según los organizadores de la movilización.

Una imagen panorámico de la manifestación. Al fondo, a la derecha, se comprueba que la manifestación no tiene final. (Bob EDME)
Una imagen panorámicoa de la manifestación de Baiona. Al fondo, a la derecha, se comprueba que la marcha no tiene aún final. (Bob EDME)

El más amplio de los consensos ha quedado acreditado en las calles de Baiona en la manifestación en protesta contra la agresión frontal sufrida por el sistema de inmersión lingüística y en defensa del euskara. Además de miles de ciudadanos y ciudadanas anónimos, en la marcha se han dado cita numerosos representantes políticos, institucionales y sociales, en especial de la comunidad educativa.

Según los organizadores, se han reunido más de 10.000 manifestantes, aunque la Subprefectura ha rebajado la asistencia a 6.000. Unas cifras que se alcanzan en la capital labortana en las ocasiones más especiales. Se da la circunstancia que, en esta ocasión, a diferencia de otras citas a favor del euskara, apenas han acudido ciudadanos del sur de Euskal Herria, por las especiales circunstancias impuestas en la muga por la pandemia.

También en otras muchas regiones y naciones sin estado dentro del Estado francés se está produciendo una jornada de movilización bajo la iniciativa ‘Pour Que Vivent Nos Langues’.

En Baiona, la marcha la ha abierto una pancarta con el lema ‘Euskarak murgiltzea behar du!’, portada por representantes de cuatro centros que tenían previsto abrir el curso que viene aulas con el sistema de inmersión: Larraine, Idauze-Mendi, Aiherra y, conjuntamente, Ortzaize y Arrosa. La decisión de Consejo Constitucional genera ahora máxima incertidumbre. Tras esta primera pancarta han desfilado centros que aplican ya el sistema de inversión, tanto públicos como privados, y de la red Seaska.

En una segunda, bajo el lema ‘Euskal irakaskuntza denentzat / Enseignement en langue basque en danger’ se han situado representantes de las asociaciones de padres y madres de las distintas redes en la lengua vasca, así como electos de todas las sensibilidades. La lista es interminable, y ya solo llaman la atención las contadas ausencias.

Como muestra de la pluralidad reinante, junto con representantes abiertamente independentistas han acudido cargos electos de la derecha conservadora como la alcaldesa de Biarritz, Maider Arosteguy.

Detrás, innumerables pancartas, carteles, banderolas o camisetas con reclamaciones unidas al euskara y su enseñanza.

La manifestación ha partido de los alrededores de Lauga, a las 16.20 horas. Ha recorrido las principales avenidas de la ciudad rodeando su centro urbano principal. Durante el recorrido ha pasado cerca de la Subprefectura y del Ayuntamiento, para dirigirse hacia la explanada Xaho, junto a la sede de Consejo departamental de los Pirineos Atlánticos, donde ha llegado sobre las 17.50.

Los gritos de los manifestantes han insistido en la importancia de la inmersión para salvar y desarrollar el euskara, aunque tampoco han faltado las consignas contra el Gobierno y el ministro de Educación, así como contra el presidente Macron: ‘Euskara gelarat, Blanquer kanporat’ o ‘Macron kasu herria kexu!’. Estas consignas han arreciado al pasar cerca de la sede de la Subprefectura.

En el acto final, en Xaho kaia, han hablado los progenitores de los alumnos que tenían previsto comenzar su enseñanza en euskara en los cuatro nuevos centros citados. Su mensaje ha sido nítido: el sistema de inmersión es indispensable.

En nombre de los electos han intervenido los alcaldes de Larraine y Ozaze, Jean Dominique Iriart y Maite Etxeberria, respectivamente, con un mensaje no menos claro: «El derecho a existir del euskara no se negocia ni se compra, mucho menos aún se vende».

En las intervenciones de los representantes de las distintas líneas de enseñanza en euskara –pública, privada católica y Seaska–, se ha subrayado que hay que ir más allá de la inmersión y hay que garantizar que los exámenes para cambio de ciclos, como el ‘Brevet’ o el ‘Bac’, puedan realizarse en euskara. Esa reclamación ha sido recogida por numerosos estudiantes que han asistido a la manifestación ataviados con las ya conocidas camisetas –azules en el primer caso y naranjas en el segundo– que reclaman este derecho.

El protagonismo de los más jóvenes, de los alumnos que quieren cursar sus estudios en euskara, ha sido otra de las notas destacadas de la jornada.

Para dar por concluido el acto se ha cantado una versión adaptada a las circunstancias de la popular canción ‘Xoxoak galdu du burua’, realizada por Mixel Etxekopar con el título ‘Xoxoak galdu euskara”.