NAIZ
GASTEIZ

Fallece un trabajador que se cayó del hueco de una escalera en el edificio Lakua I de Gasteiz

Un trabajador de 48 años que se precipitó ayer por el hueco de una escalera en el edificio Lakua I del Gobierno en Gasteiz ha fallecido. El sindicato ELA, además, ha denunciado que el Ejecutivo de Lakua ha ocultado información sobre el accidente a los delegados sindicales.

Protesta contra la siniestralidad laboral en Bilbo. (Marisol RAMIREZ | FOKU)
Protesta anterior contra la siniestralidad laboral en Bilbo. (Marisol RAMIREZ | FOKU)

Un trabajador de 48 años ha fallecido como consecuencia de las graves heridas sufridas ayer al precipitarse desde el hueco de una escalera en el edificio Lakua I de Gasteiz, según ha informado el sindicato ELA. Con esta nueva muerte, ya serían 28 las personas que este año han perdido la vida en Euskal Herria a lo largo de estos primeros meses del año 2021 debido a un accidente laboral, el tercero en Araba.

El accidente ocurrió a las 14.00 de ayer y el herido fue trasladado en una ambulancia hasta el Hospital de Santiago, desde donde se ha comunicado su muerte, según informa Europa Press.

Además de mostrar su «solidaridad y apoyo» a los familiares y amigos del fallecido, ELA denuncia «la situación de precariedad que sufren los trabajadores y trabajadoras en la actualidad, precariedad que suele traducirse en ritmos de trabajo insoportables, jornadas interminables, incumplimientos de convenios sectoriales y normativa preventiva, mientras la administración mira para otro lado ante todo esto, una y otra vez, de forma sistemática». El sindicato considera «aún más grave» la situación en la Administración Pública, «donde los incumplimientos están tan arraigados».

Asimismo ha criticado «la vergonzosa actitud» del Gobierno de Lakua hacia los delegados de prevención ante este accidente mortal. «Además de no comunicar a los representantes que se produjo el accidente, les ha ocultado en todo momento información sobre el curso de la investigación, habiéndose reunido los delegados casualmente con los técnicos de Osalan que tenían en marcha la investigación», informa a través de una nota. «Este tipo de actitudes y ocultaciones de información no son en absoluto aceptables».

ELA reitera que detrás de estas estadísticas de accidentes «se encuentran ritmos de trabajo insoportables, condiciones laborales cada vez más precarias, cargas de trabajo enormes, estrés… es decir, precariedad».

Así las cosas, el sindicato reitera que «mientras la salud y la seguridad de la clase trabajadora en las relaciones laborales no adquiera centralidad no será posible acabar con esta lacra». Para hacerle frente, por contra, entiende que «solo hace falta voluntad política y el compromiso definitivo de los empresarios para acabar con esto».