Leticia Comerón abandona la portavocía del PP en el Ayuntamiento de Gasteiz

Leticia Comerón ha renunciado a la portavocía del PP en el Ayuntamiento de Gasteiz por motivos personales. La edil, que tomó las riendas del grupo tras la marcha de Maroto a Madrid –o mejor dicho a Segovia–, ha cedido el testigo a Ainhoa Domaica, un rostro veterano que habla de una «nueva etapa».

Iñaki Oyarzábal, Ainhoa Domaica y Leticia Comerón este viernes en Gasteiz. (PP)
Iñaki Oyarzábal, Ainhoa Domaica y Leticia Comerón este viernes en Gasteiz. (PP)

El 24 de mayo de 2019 Leticia Comerón juró, con la mano puesta sobre un machete, que podría siempre a Gasteiz «por encima de todo, por encima de cualquier interés personal o partidista». «Juro ante el ‘Machete Vitoriano’ y ante todos los vitorianos que gestionaré el Ayuntamiento con rigor, honradez y honestidad. Que me dejaré la piel para que Vitoria vuelva a recuperar sus señas de identidad», señaló la entonces candidata del PP.

Este viernes, dos años y tres meses y 17 días después de aquel acto electoral, Comerón ha renunciado a la portavocía de su partido en el Ayuntamiento de la capital alavesa y ha cedido el testigo a Ainhoa Domaica. Según ha explicado ante los medios de comunicación, se trata de «una decisión personal muy meditada».

Pupila de Maroto

Comerón llegó al Consistorio en 2008 y se puso al frente del grupo municipal del PP en 2015, tras la marcha de Javier Maroto, nombrado senador autonómico por Castilla y León tras quedarse sin escaño en el Congreso por Araba.

Al igual que su antecesor, hizo campaña afirmando que pondría a Gasteiz «por encima de todo», y puso en entredicho las ayudas sociales, hablando de un supuesto «efecto llamada» y alertando que el gasto en las prestaciones sociales gestionadas por el Consistorio se había «disparado».

Una idea que fue desmontada por el concejal de Políticas Sociales, Peio López de Munain, que acusó al PP de manipular los datos «de manera interesada». «Leticia Comerón desconoce o ignora el aumento de las desigualdades y las situaciones de pobreza que tienen que afrontar muchas familias», manifestó.

La formula no funcionó

El discurso provincialista, combinado con una estrategia basada en señalar a los que menos tienen, propició la victoria del PP de Maroto en los comicios de 2015, aunque no le bastó para gobernar. Sin embargo, cuatro años después, con Comerón como candidata no funcionó. El PP pasó de ser la primera fuerza a convertirse en el cuatro grupo. Perdió cuatro concejales. Un batacazo sin paliativos.

Tras dos años marcados por la pandemia, Comerón ha decidido «dar un paso a un lado», porque «estoy convencida de que quien mejor puede defender y liderar el proyecto que merecemos en Vitoria-Gasteiz a partir de ahora es Ainhoa Domaica», una veterana que se encargó de las Políticas Sociales durante la etapa de Maroto. Suya fue la idea de sustituir las ayudas por «prestaciones no económicas».

Esta decisión fue rechazada por la Plaforma por los Derechos Sociales de Gasteiz, que criticó la «demagogia» de Domaica.

En la comparecencia de hoy se ha limitado a decir que viene «a pararle los pies a Urtaran. Ha destrozado Vitoria, la ha convertido en una ciudad decadente. No podemos perder ni un minuto más. Vitoria necesita un cambio. Hoy comienza una nueva etapa con mucha ilusión». Una nueva etapa con un rostro muy conocido.

Por cierto, Comerón deja la portavocía pero no el Ayuntamiento. Seguirá como edil.