Oier y David García reciben el trofeo Veteranía de las dos últimas temporadas

Oier y David García han recibido por parte de la Asociación de Veteranos de Osasuna sendos trofeos como los mejores jugadores de las temporadas 2019-20 y 2020-21, respectivamente, que llegan con retraso por culpa de la pandemia.

Los galardonados, Oier y David García, junto a Arrasate y algunas de las viejas glorias del osasunismo. (OSASUNA)
Los galardonados, Oier y David García, junto a Arrasate y algunas de las viejas glorias del osasunismo. (OSASUNA)

Aunque con retraso como consecuencia de la pandemia, los trofeos Veteranía que otorga la Asociación de Veteranos de Osasuna han acabado siendo entregados hoy en Tajonar a Oier y David García, como mejores futbolistas rojillos de las campañas 2019-20 y 2020-21, respectivamente.

Con esta última, son casi tres décadas –es la edición 29ª– en las que se llevan otorgando este premio que «conlleva y simboliza unos principios y valores que han ido arraigando a lo largo de cien años de historia de Osasuna», ha reflejado el coordinador general de la asociación, Ángel López.

Entre ellos, «progresión y madurez; carácter y equilibrio futbolístico y mental; actitud y compromiso institucional; respeto, disciplina y orgullo de llevar la camiseta de Osasuna y defender su escudo», ha ahondado López en su discurso de entrega de los galardones.

Oier y David García han recibido el trofeo de manos del presidente de la Asociación de Veteranos de Osasuna, Lucrecio Luquin, agradeciendo el detalle de ser considerados como los mejores jugadores de la escuadra navarra en los mencionados ejercicios.

Finalmente, les han exhortado a ambos a que, «como capitanes que sois del equipo, tenéis el deber y la obligación de trasmitir estos buenos principios y actitudes positivas, que siempre debéis llevar dentro de vosotros y trasmitirlas a vuestros compañeros. Para que la convivencia y el espíritu del grupo, tanto dentro del campo como fuera de él, sea sano, positivo y competitivo».

Kike García entrena a medias

Kike García es la principal duda para el encuentro frente al Granada, después de que el conquense tuviera que retirarse en el tramo final del choque ante el Villarreal. El delantero sufre una contusión ósea en el calcáneo del pie derecho.

Pese a ello, ha desarrollado activación y los ejercicios de técnica junto al resto de sus compañeros, para luego completar la sesión con trabajo individual. El hecho de que haya completado el entrenamiento a medias hace pensar que no será hasta el último momento cuando se pueda saber si Arrasate podrá contar con él contra los nazaríes.

Sí que de nuevo se ha ejercitado al mismo ritmo que toda la plantilla Aridane, con lo que podría regresar al eje de la zaga para acompañar a David García. Por su parte, Budimir y Ramalho han proseguido con su trabajo específico.

El equipo se entrenará mañana, jueves, a puerta cerrada, como suele ser habitual en las previas de los partidos, sesión en la que el preparador de Berriatua suele dar las últimas consignas tácticas para afrontar el envite.

Últimos coletazos del centenario

Osasuna llevará a cabo los últimos actos con los que se cerrará la conmemoración del centenario del club. Así, este jueves se colocarán diversos monolitos: en el lugar donde se emplazaba el Café Kutz –donde se fundó la entidad rojilla–, en el sitio que albergaba el antiguo estadio de Donibane –aquí también se elevará un banderín de tres metros de altura– y en el actual de El Sadar.

Ya el viernes, en los prolegómenos del partido frente al Granada, se iniciará un acto en el que tendrán protagonismo diversas leyendas del club, que saltarán al terreno de juego en compañía de representantes de los equipos del fútbol base, femeninos y Genuine.

Como conclusión, Serafín Zubiri volverá a interpretar desde el centro del campo "La voz de una afición", el himno del centenario, en los instantes previos a que los futbolistas de ambos conjuntos salten al terreno de juego.