El gran derroche defensivo de Osasuna no encuentra recompensa en el Wanda (1-0)

La mala salida de Herrera y una falta de concentración generalizada en un corner en el minuto 87 ha echado por tierra todo el gran trabajo defensivo realizado en el Wanda Metropolitano que iba camino de, por lo menos, puntuar.

Osasuna se ha defendido con orden y solo le han sobrado tres minutos para puntuar en el Wanda. (Pierre_Philippe MARCOU/AFP)
Osasuna se ha defendido con orden y solo le han sobrado tres minutos para puntuar en el Wanda. (Pierre_Philippe MARCOU/AFP)

Osasuna ha firmado un partido para puntuar durante los 87 primeros minutos, pero en ese momento, un corner ejecutado por el Atlético, que ha estado mal defendido, además de la salida defectuosa de Herrera, ha permitido que Felipe anotase de cabeza un gol que ha echado por tierra todo el trabajo defensivo del equipo rojillo.

Hasta ese instante, el encuentro se encaminaba hacia unas tablas bien peleadas por los de Arrasate que han tuteado a los colchoneros durante la primera mitad, para pasar a estar más agobiados tras el descanso ante el arreón local. Sin embargo, los de Simeone se han volcado en realizar continuos centros, ante los que los rojillos se han encontrado bastante cómodos hasta la llegada del gol.

Muy bien plantada sobre el Wanda, la escuadra navarra ha tuteado al Atlético durante una primera parte en la que el rigor táctico ha predominado sobre la creatividad. Pendientes de no perder ni un solo balón, deficiencia de la que suelen alimentarse los colchoneros, los de Jagoba Arrasate han intentado arriesgar lo mínimo en cada evolución.

Así, ambas escuadras no se han lanzado a una presión excesivamente elevada para evitar que el rival pudiese batir líneas con efectividad y, de hecho, los anfitriones le han dejado más campo del esperado a Osasuna para ver si este picaba en el anzuelo de cometer algún error en tres cuartos y pillar desde ahí la espalda a la zaga rojilla.

Sin embargo, los visitantes no se han tragado el señuelo, optando por abrir balones diagonales, preferiblemente por banda izquierda, desde donde acometer centros al área o intentar aprovecharse de alguna jugada de estrategia desde la que sorprender a los de Simeone.

Osasuna no ha permitido defensivamente casi ningún remate aéreo –excepción hecha de una peinada de Griezmann–, aunque sí que el Atlético se ha buscado la vida para sacar más de un disparo, con el internacional francés como protagonista las más de las veces.

Misilazo de Lucas Torró

En uno de ellos, casi a parado, ha golpeado cual toque de golf buscando la escuadra, pero se ha encontrado con el exterior de la red (m.20), mientras que cuatro minutos más tarde ha dispuesto de la ocasión más clara, al chutar casi a bocajarro, pero en la trayectoria se ha interpuesto el cuerpo de David García.

Los rojillos han correspondido con un remate de cabeza de Kike García (m.17) al que no ha podido darle la suficiente fuerza ni precisión, al estar obstaculizado por Hermoso, y, sobre todo, con un zambobazo lejano de Torró (m.35) al que ha respondido con una formidable estirada a dos manos el felino Oblak.

El bloque osasunista ha ido perdiendo presencia en ataque para el último tramo de ese primer periodo, más pendiente de frenar las acometidas colchoneras, que se han ido centrando especialmente por su costado izquierdo, donde a Nacho Vidal se le ha ido acumulando el trabajo, aunque bien ayudado por Unai García y Moncayola.

Tras el descanso, Osasuna se ha visto bastante más agobiado por un Atlético que ha acelerado sus revoluciones, abierto más el campo, recuperado con mayor celeridad y ya no ha permitido a los navarros disponer con tanta asiduidad del control del esférico.

No obstante, los de Simeone se han empeñado en buscar continuos centros al área, una circunstancia que quizás otros equipos puede resultar molesta y difícil de contrarrestar, no así en el caso del cuadro navarro, que suele mostrarse bastante seguro y contundente en ese tipo de lances.

Y así ha sido durante casi toda la segunda parte. Porque aunque los acercamientos rojiblancos han sido prácticamente continuos, lo cierto es que las ocasiones claras de gol han brillado por su ausencia. Los tres centrales rojillos –David, Unai y Juan Cruz– se han hinchado a sacar balones aéreos, aunque Osasuna ahora sí que ya carecía de claras salidas con las que inquietar a su rival.

Oblak impide el empate

Conforme se iba acercando el final del tiempo reglamentario, los de Arrasate cada vez se han ido convirtiendo más en un frontón, conscientes de que podía repetirse el resultado obtenido en el Bernabéu. Sin embargo, eso no ha sido así. Un corner concedido por Nacho Vidal para evitar males mayores ha traído consigo la jugada clave del partido.

El saque de esquina lo ha botado muy cerrado Carrasco y Felipe, sin oposición y favorecido por la salida a destiempo de Herrera, ha cabeceado en el primer palo para cruzar la pelota a las redes en el minuto 87. Todo el trabajo a destajo realizado se ha venido abajo al no defender bien la estrategia.

A partir de ahí, el encuentro se ha desmadrado. Osasuna no ha bajado los brazos y, pese a la falta de tiempo, ha buscado un empate que ha estado a punto de materializarlo con un gran zurdazo de Roberto Torres que iba camino de gol y en el que se ha interpuesto de nuevo una gran parada de Oblak.

En el posterior corner, Herrera se ha incorporado al remate, pero el rechazo ha acabado en los pies de Carrasco que, desde medio campo, ha intentado el 2-0 a puerta vacía, aunque su envío se ha encontrado con el poste ya con el tiempo prácticamente cumplido.

Arrasate: «No hemos defendido bien el corner»

«Estamos muy fastidiados y, cuando es así, es porque algo te ha dolido. Hemos hecho un gran trabajo que pensábamos que podía tener recompensa. No hemos defendido todo lo bien que tenemos que hacerlo un córner y se nos ha ido ese punto que habíamos merecido», admitió Arrasate.

El técnico rojillo analizó que «el primer tiempo fue muy bueno y, en el segundo, el Atlético ha sido algo mejor, pero no teníamos la sensación de estar agobiados. Sergio Herrera no ha tenido que hacer ninguna intervención de mérito».

Una vez superado el Everest de varios duelos complicados –Real Madrid, Sevilla, Real y Atlético–, «ahora es donde tenemos que afinar de verdad, porque tenemos rivales de nuestra Liga y debemos disponer de más eficacia», se ha quejado sobre la reciente escasa puntería del equipo.