A los policías les preocupa poder controlar las manifestaciones en Nafarroa sin Ley Mordaza

Poder controlar las manifestaciones que se registran en Nafarroa cuando la modificación de la Ley Mordaza elimine la necesidad de comunicarlas previamente es una de las principales preocupaciones de los agentes que hoy se han manifestado para pedir que se mantenga esta norma.

Los policías que se han manifestado hoy en Iruñea han arrojado esposas de plástico al suelo para mostrar su rechazo a la reforma de la Ley Mordaza. (Iñigo URIZ/FOKU)
Los policías que se han manifestado hoy en Iruñea han arrojado esposas de plástico al suelo para mostrar su rechazo a la reforma de la Ley Mordaza. (Iñigo URIZ/FOKU)

Los sindicatos policiales consideran que la Ley Mordaza es una buena ley. Por ello, rechazan el acuerdo alcanzado por el Gobierno español para modificar algunos de los aspectos más polémicos de la norma. En este contexto, la mayoría de los sindicatos de la Ertzaintza, Policía española y Guardia Civil han convocado movilizaciones para hoy ante las delegaciones del Gobierno español y una manifestación para el fin de semana en Madrid. Las secciones de ELA de Ertzaintza y Policía Foral se han desmarcado y pide el fin de la Ley Mordaza.

En la concentración de Iruñea, Eduardo Riballo, secretario general del SUP en Nafarroa, ha criticado con dureza al ministro español del Interior, Fernando Grande-Marlaska, porque «ha conseguido que todos los policías, todos los sindicatos y todas las asociaciones se unan para protestar por este cambio». Ha calificado esta unidad de «histórica». También ha tenido lugar otra concentración en Bilbo, en la que han particpado varios sindicatos de la Ertzaintza.

Navarra Suma y Simón Santamaría

Entre las decenas de agentes que han asistido a la concentración se encontraban los parlamentarios de Navarra Suma Marta Álvarez, Ángel Ansa y José Suárez, así como el que fuera jefe de la Policía Municipal de Iruñea, Simón Santamaría, que recientemente ha mostrado su adhesión a Vox.

Los agentes consideran que la eliminación de algunos aspectos de la Ley Mordaza supondrá una dificultad añadida para la labor policial y un aumento de la inseguridad. En el caso de Nafarroa, según ha explicado Riballo a los medios, les preocupa especialmente que ya no sea necesario comunicar a las fuerzas de seguridad las manifestaciones que se convoquen. «Navarra es una de las comunidades en las que más manifestaciones se convocan. Las hay cada fin de semana y cada semana. No poder controlar esa situación de manifestaciones espontáneas puede suponer un grave riesgo para la ciudadanía y para la seguridad de todos», ha señalado.

Tampoco les gusta el límite de dos horas para la identificación de indocumentados, «lo que compromete nuestra profesionalidad»; o que se suprima la presunción de veracidad de los agentes frente a los testimonios de cualquier ciudadano, ya que «se nos cuestiona simplemente por ser policías». Junto a ello, consideran que se pone en riesgo la integridad de los agentes y que bajarán las incautaciones de sustancias estupefacientes en la vía pública. Además, alertan de que las agresiones a policías están aumentando y se prevé que se incrementen todavía más sin la Ley Mordaza.

«Esta plataforma nace para decirle al Gobierno que no nos vamos a callar, que no nos vamos a rendir y que seguiremos alzando la voz para que esta reforma de la ley no contribuya a la creación de una sociedad más desprotegida e insolidaria con la ciudadanía que sí cree en el orden y en la convivencia», había proclamado previamente megáfono en mano durante la concentración, recibiendo como respuesta gritos de «Sánchez dimisión» por los manifestantes, que posteriormente han arrojado esposas de plástico frente a la pancarta que portaban.