Aritz Intxusta
Redactor de actualidad

La cepa sudafricana se ha comido a Delta en dos semanas, de ahí la alarma

Le llaman B.1.1.529, aunque la OMS le ha asignado la letra griega Omicron. Los científicos sudafricanos creen que se ha impuesto muy rápidamente a la cepa Delta en una región del país y temen que acumule mutaciones suficientes como para esquivar parcialmente la acción de la vacunas.

La nueva cepa proviene de un linaje distinto a Delta que en Euskal Herria y había desaparecido. (GETTY)
La nueva cepa proviene de un linaje distinto a Delta que en Euskal Herria y había desaparecido. (GETTY)