Natxo MATXIN|14/03/2015 00:00
Mediados de marzo y ya es una final

En otra nueva semana traumática, los rojillos están obligados a romper la racha de cinco derrotas consecutivas si no quieren dar con sus huesos en el descenso. Mateo medita cambiar la disposición táctica hacia un 4-1-4-1 que agrupe líneas y deje menos espacios.