12/09/2018

La Ertzaintza analiza la grabación del Alarde para «adoptar medidas»
GARA|HONDARRIBIA
1012_eh_alardea

El portavoz del Gobierno de Lakua, Josu Erkoreka, aseguró ayer que la posición del Ejecutivo respecto a la celebración de un «alarde mixto integrador e igualitario» ha sido «clara, inequívoca y contundente», al tiempo que dijo que se están analizando las grabaciones de lo ocurrido el pasado sábado en Hondarribia «para adoptar las medidas que sean pertinentes».

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Erkoreka se refirió a lo ocurrido el sábado, cuando la compañía Jaizkibel desfiló, una vez más, entre plásticos negros, gritos e insultos, y a la petición de implicación de todas las instituciones para acabar «con la discriminación» en esta fiesta.

Erkoreka aseguró que la posición del Ejecutivo sobre esta cuestión «quedó expresada con claridad y rotundidad por parte de la directora de Emakunde, Izaskun Landaida, que en nombre del Gobierno Vasco estuvo presente en Hondarribia, expresando su apoyo explícito a Jaizkibel y a un alarde mixto integrador e igualitario». Landaida aseguró que los gritos e insultos «no coinciden con el sentir mayoritario de la sociedad vasca con respecto a la igualdad».

Por lo que respecta a las actuaciones de Seguridad, indicó que «ha grabado completamente lo que ocurrió en Hondarribia el sábado pasado y, en este momento, están analizando las imágenes para adoptar las medidas que sean pertinentes, de manera que se pueda asegurar el efectivo cumplimiento de la resolución preventiva».

Erkoreka apuntó que, «en el supuesto de que haya algunos aspectos en los que la resolución no ha sido cumplida», se adoptarán «las resoluciones sancionadoras correspondientes», algo que dijo no poder adelantar porque «la grabación esta siendo objeto de estudio detallado y pormenorizado».

Por su parte, el portavoz de la Diputación de Gipuzkoa, Imanol Lasa, llamó a rebajar la «tensión declarativa» en torno a los alardes de Irun y Hondarribia, tras calificar de «lamentable», «triste» y «paso atrás» lo sucedido en el desfile de Jaizkibel.

Polémica en la misa

Los sucesos del alarde tuvieron su reflejo incluso en la misa del sábado, el día del desfile, en Hondarribia. El párroco, Victoriano Etxabe, relató a Radio Euskadi lo ocurrido. Etxabe reivindicó la paz y la convivencia y, al parecer, sus palabras no fueron del agrado de todos los feligreses. Según criticó el párroco, al final de la misa una mujer contraria al alarde igualitario subió al altar con la intención de tomar la palabra.

«El reto es lograr la convivencia. ¿Tenemos que vivir otros 21 años de tensión en Hondarribia?», se preguntó el párroco.