18/09/2017

Reportaje
 
NAIZ FIT, UNA APP PARA CONOCER TU TALLA EXACTA Y REDUCIR LAS DEVOLUCIONES

Dos jóvenes emprendedores han desarrollado una aplicación para móvil que permite a los usuarios saber cuál es su talla con solo dos fotografías. La herramienta ha ganado el premio Yuzz en Gipuzkoa y ha sido finalista en los premios Toribio Echevarria este año.

Maitane ALDANONDO
0918_eko_emprendedores

Comprar ropa online es cómodo, pero no está exento de problemas. La falta de una talla única y unificada conlleva a menudo decepción y devoluciones. Gracias a la aplicación para móvil Naiz Fit, ideada por el donostiarra Borja Cembrero y la valenciana Sara López, la solución está solo a dos fotos de distancia.

Todo empezó por un regalo. «Un compañero se quejaba de que no podía comprarle un anillo a su mujer porque no sabía su talla. Entre las tecnologías existentes descubrimos que sacando unas fotos de la mano se podía saber sus medidas», recuerda Cembrero. Conscientes de que este problema se repite con la ropa, los dos jóvenes graduados en Administración y Dirección de Empresas y Derecho analizaron las posibilidades de negocio que esta tecnología tiene en ese ámbito. Confirmada su viabilidad, empezaron a desarrollar la solución el pasado diciembre.

Ambos cuentan con experiencia emprendedora, lo que en palabras del responsable es «útil para entender dónde está realmente lo importante en cada proyecto y también para aprender a decir no». Los resultados parecen demostrarlo, ya que Naiz Fit ha ganado el premio Yuzz de Gipuzkoa y ha sido finalista en los premios Toribio Echevarria. «Es un empujón moral. Que te digan que tu idea tiene sentido y que hay gente que confía en ti, te carga las pilas». En ese sentido, han atraído al fondo de inversión bilbaíno White Hole, que ha pasado a ser socio de la sociedad limitada, y han tenido la ayuda tanto de Fomento de Donostia como de Bic Gipuzkoa, que, además de cederles una oficina, les ha dado financiación y asesoría.

En el desarrollo de la app han colaborado con la consultoría Webalianza y el centro de investigación Vicomtech. Naiz Fit es una herramienta gratuita y anónima, no requiere registrarse. El usuario introduce su peso, altura y fecha de nacimiento y se saca dos fotos –una de frente y otra de costado– colocando el teléfono en la posición y distancia indicadas para rellenar las siluetas de la pantalla. La app compara sus medidas con las prendas de la base de datos y le indica la talla correspondiente, dándole la opción de comprarlas. Actualmente superan las 87.000 prendas de más de 600 marcas.

Entre sus ventajas, Cembrero comenta que facilita que la gente conozca nuevas marcas y acaba con la devoluciones, que «son una ineficacia del mercado: traen más envíos, más CO2… Nuestro mensaje es que compres lo que es para ti, y no dos tallas para devolver una». Por eso, consideran que es interesante para marcas pequeñas y quieren acercarse al sector de la moda sostenible.

Lanzaron la herramienta a mediados de agosto e iniciaron una fase piloto en colaboración con la firma Zergatik. Para las marcas ha creado un plugin que se instala en la tienda online mostrando un botón para conocer su talla. «Nos permite saber si realmente reducimos las devoluciones y cuánto, qué prendas se devuelven más o menos, o si mejora la ratio de conversión...». En este periodo, que se extenderá hasta noviembre, será gratuita para las marcas, porque su objetivo es lograr resultados reales y ver cómo el usuario utiliza la app, para mejorarla.

Aspiran a conseguir 10.000 usuarios cuando concluya esta fase, «para demostrar que los datos son representativos», así como tener el ciclo completo con al menos cinco marcas. Es decir, «validar que todo esto tiene sentido». Posteriormente, la monetización provendrá de las ventas. «No hay gastos de instalación o mantenimiento. Si la marca ingresa con nuestra recomendación, nos quedamos un margen de esa compra».

La respuesta está siendo buena y ya tienen varias firmas interesadas; entre otras, «una marca francesa de ropa premamá, una alemana de deporte muy grande, una italiana….». No obstante, han decidido «ser sensatos» centrándose primero en el Estado.