Víctor Esquirol
Crítico de cine

El cine como arma de destrucción masiva

Sin marcha atrás posible. El Festival de Cannes saca todo su arsenal y se convierte en un bombardeo cinematográfico; en una experiencia pensada y ejecutada para que no quede nada ni nadie en pie.

David Cronenberg y Viggo Mortensen, en la rueda de prensa posterior a la proyección.
David Cronenberg y Viggo Mortensen, en la rueda de prensa posterior a la proyección. (Stefano RELLANDINI | AFP)