El juez envía a prisión a Tomás Madina y ordena investigar su denuncia de malos tratos

Tomas Madina ha denunciado hoy ante el juez Eloy Velasco haber sufrido malos tratos durante el período de incomunicación en manos de la Guardia Civil. El juez, que ha ordenado su ingreso en prisión, ha remitido su denuncia al Juzgado de Madrid, para que sea investigada.

@albertopradilla|MADRID|2014/06/12 13:41|4 iruzkin
Tomas_madina
Tomás Madina, en el registro del caserío en el barrio de Bekea de Galdakao. (Luis JAUREGIALTZO/ARGAZKI PRESS)

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha ordenado el ingreso enprisión de Tomás Madina, detenido el martes por la Guardia Civil en Galdakao, tras tomarle declaración asistido con sus abogados de confianza. Le acusa de «pertenencia a organización terrorista» y «conspiración para el asesinato». Esta última acusación hace referencia a un supuesto intento de atentado contra Patxi López durante un homenaje al policía español Eduardo Puelles que tuvo lugar en julio de 2010. Un plan ampliamente difundido por los medios españoles pero que la propia ETA negó en un ‘Zutabe’ de 2011.

Madina ha denunciado ante el juez haber sufrido malos tratos durante el período de incomunicación en manos de la Guardia Civil. El vecino de Galdakao ya lo puso en conocimiento del médico forense, que comprobó que tenía la tensión alta y le recetó medicación para controlarla.

El galdakoztarra, que se negó a declarar en comisaría y hoy ha rechazado las acusaciones ante el magistrado, ha relatado que el maltrato comenzó desde el momento del traslado a Madrid.

Este consistió fundamentalmente en amenazas con distintos métodos de tortura, como la bolsa, la bañera, electrodos o bajar del coche para propinarle una paliza. Una vez en comisaría, donde permaneció en todo momento con un antifaz que le impedía ver (una técnica de tortura mencionada por la Sección Primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional en la sentencia que absolvió ayer a 40 jóvenes), Madina ha referido haber permanecido en todo momento de pie u obligado a mantener posturas forzadas. Además, recibió algún golpe en la cabeza y empujones.

El juez Eloy Velasco, que es quien ha tomado declaración, ha puesto especial interés en conocer si el detenido se había autoinculpado tras sufrir el trato que estaba relatando, intentando quitarle credibilidad. Ante las protestas de los abogados de confianza, que han podido asisitirle después de que se levantase la incomunicación esta mañana, les ha llegado a amenazar con expulsarles de la vista.

Velasco, finalmente, ha ordenado remitir la denuncia de maltrato de Madina al juzgado de Madrid para que sea investigada.

El fiscal pide prisión para el vecino de Galdakao, mientras que la defensa insta a que sea liberado.

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK