Goirizelaia, Larrion y Carrere, por un cambio compartido para Bilbo, Gasteiz y Donostia

Las soberanistas Jone Goirizelaia, Miren Larrion y Reyes Carrere han expuesto en un desayuno informativo las propuestas que pretenden implementar si gobiernan en los ayuntamientos de Bilbo, Gasteiz y Donostia. Las candidatas a alcaldesas por EH Bildu han abogado por profundos cambios en los modelos de ciudad invitando a otros agentes a trabajar con este objetivo.

Agustín GOIKOETXEA|2019/05/13 12:20|5 iruzkin
20190513_forum
Larrion, Goirizelaia y Carrere, en el desayuno informativo de hoy. (Monika DEL VALLE/ FOKU)

Las aspirantes de EH Bildu a las alcaldías de Bilbo, Gasteiz y Donostia han expuesto hoy en una conferencia organizada por Fórum Europa-Tribuna Euskadi cómo pretenden actuar para cambiar el rumbo de la política municipal en las tres capitales.

Para Jone Goirizelaia, tras la transformación urbana del Botxo, la villa necesita «un segundo cambio tranquilo», cuyos objetivos deben buscar «equilibrar la estructura urbana» y «cambiar los modelos y usos del gobierno municipal» abriendo vías de «implicación y aportación ciudadana». Además, ve fundamental equilibrar socialmente a la población, universalizando y profundizando en políticas públicas propias para avanzar en el Estado del Bienestar.

Se persigue, ha añadido, que Bilbo sea una metrópoli vasca abierta al mundo «que sea autocentrada, enraizada, socialmente equilibrada y estable». Goirizelaia ha defendido que el Botxo se tiene que abrir al mundo desde sus propias raíces. «Sin una identidad y localización definida y bien enraizada, puede quedar perdida en un espacio de nadie, sin personalidad propia, y perder todo su vaor específico enriquecedor», ha advertido.

Oportunidad de cambio en Gasteiz

Miren Larrion ha asegurado que el 26 de mayo en la capital alavesa no solo se van a contar votos, «vamos a medir la fuerza transformadora» de un bloque progresista que cuestiona desde hace años «ese mundo antiguo, conservador». La gasteiztarra ha señalado que el reto es «llevar esa mayoría progresista y abierta, que palpita en las calles, a liderar nuestras instituciones. Con gobiernos amplios. Con liderazgos fuertes, liderazgos compartidos.

«A Urtaran le dimos nuestro apoyo, para responder al ansia de cambio de nuestra ciudadanía, y le hemos dado una oportunidad. Desgraciadamente, no ha aprovechado la ocasión para iniciar ese cambio tan necesario, y este es el momento en que no podemos esperar más», ha advertido. De ahí que haya defendido que solo un gobierno municipal liderado por EH Bildu garantiza un cambio de «rumbo real» en la capital alavesa, «que active todo su potencial».

«Hay tantas personas queriendo esa transformación porque se encuentran en situación de inestabilidad económica. En Vitoria hay 15.000 parados, una tasa del 12,1%. El empleo industrial en 2009 era de 40.871 personas. Diez años después la industria emplea a 10.000 personas menos, el empleo se va terciarizando», ha expuesto.

Larrion ha manifestado que hay que avanzar hacia la sostenibilidad, acordar un modelo de ciudad y alcanzar liderazgos fuertes compartidos. Tras exponer diferentes propuestas, como la de la unión de Salburua y Zabalgana con el centro o el ambicioso proyecto para rehabilitar y recuperar el entorno del parque Arana y la antigua residencia abandonada, ha comentado que su planteamiento no es testimonial, sino que se trata de herramientas eficaces para mejorar las condiciones de vida de la ciudadanía.

Pacto de Ciudad en Donostia

Reyes Carrera ha propuesto un Pacto de Ciudad en el que participen agentes sociales, sindicales, económicos, políticos e institucionales. «Si los viejos valores ya no valen y el sistema económico imperante es una máquina de aumentar desigualdades, eso quiere decir que la ciudad necesita nuevos acuerdos entre todos y todas las que la habitamos, sin excluir a nadie, sin dejar a nadie atrás, poniendo el bienestar y la vida digna de las personas en el centro y poder mirar al futuro con una sonrisa», ha planteado.

A Carrere, así lo ha confesado, le preocupa que el proceso de turistificación «está poniendo patas arriba el equilibrio que se había conocido hasta hace unos años entre esta actividad económica y la vida en la ciudad». La apuesta del Gobierno PNV-PSE por el «monocultivo turístico», ha lamentado, ha disparado el precio de la vivienda y de los alquileres.

Con unas desigualdades que crecen día a día, Carrere, ha pedido que se utilicen las competencias forales para limitar los precios de los alquileres, regular de forma inmediata los pisos turísticos y aplicar la Ley Vasca de Vivienda. EH Bildu se inclina también por una actividad económica diversificada para el desarrollo de los jóvenes.

Al igual que Goirizelaia en Bilbo, la aspirante a ser la próxima alcaldesa de Donostia ha prometido protección para el pequeño comercio ante la avalancha de nuevas superficies comerciales. Asimismo, ha propuesta la creación de una comercializadora municipal de energía y acabar con los desequilibrios entre barrios.

«Tal y como resolvimos en la anterior legislatura de Juan Carlos Eizagirre, el histórico problema de las inundaciones en los barrios de Txomin y Martutene, ahora queremos saldar otra de las deudas históricas que tiene Donostia: la situación de los barrios del este de la ciudad: Altza, Intxaurrondo y Bidebieta», ha señalado, en un programa denominada ‘Ekialdean Bizi’.