El colombiano Egan Bernal pisa fuerte hacia su segundo Tour

El corredor del Ineos, vencedor de la «Grande Boucle» el año pasado, se ha hecho este martes con la Route d’Occitanie, al mantener su ventaja en la cuarta y última etapa.

Imanol Carrillo|2020/08/04
Bernalfroome
Egan Bernal y Chris Froome charlan después de la etapa del lunes. (Guillaume HORCAJUELO/AFP)

El año pasado Egan Bernal se proclamó el vencedor más joven del Tour de la posguerra. Se impuso a su compañero de equipo Geraint Thomas, que el año anterior se había alzado hasta lo más alto en París.

Y este año el colombiano parece ir dirigido al que sería su segundo Tour. El corredor del Ineos, de 23 años, ha logrado su decimosexto triunfo como profesional, estrenando su palmarés en la Route d'Occitanie. El lunes se situó como líder de la general al vencer la etapa reina y este martes ha mantenido su ventaja en la cuarta y última etapa, entre Lectoure y Rocamadour, de 195 km, en la que se ha impuesto el francés Benoit Cosnefroy (AG2R).

Bernal afrontaba esta última etapa con una ventaja de 14 segundos sobre el segundo clasificado, el ruso y compañero de equipo Pavel Sivakov. El gran protagonista ha sido el italiano Fausto Masnada (CCC). El transalpino, que salía en el vigésima segunda plaza a 2:55 del líder, ha participado en la primera temprana escapada de once corredores, donde ha encontrado el apoyo de su compañero alemán Greg Zimmermann.

El liderato de Bernal parecía estar en peligro, pero a 10 km de la meta, la ventaja de Masnada ya era solo de 1:20 sobre el pelotón, y poco a poco se ha ido reduciendo la desventaja, pese a que el italiano ha seguido en su empeño marchándose en solitario. Pagaría su esfuerzo de la jornada a poco de la meta, siendo superado. En la estrecha y complicada llegada a Rocamadour, con 1 km al 10%, lo ha intentado Superman López, pero ha sido finalmente Cosnefroy quien se ha hecho con la etapa.  

Bernal, que ha entrado cuarto, a dos segundos del vencedor, ha alzado los brazos al imponerse en la general y poner un entorchado más en su ya brillante palmarés, dando excelentes sensaciones ante su gran cita del año, la defensa del Tour.

El día anterior, Bernal señaló que «vinimos aquí para ganar la carrera, sabíamos que teníamos un buen equipo y que podíamos controlar toda la carrera. Estoy muy feliz de ganar aquí la etapa reina en la Route d’Occitanie. Incluso si no era mi objetivo inicial. Solo quiero aumentar mi forma paso a paso para estar listo para el Tour de Francia».

«Creo que es un buen entrenamiento para el Tour de Francia, esto ha sido bueno para el grupo del Tour y todo salió a la perfección. No hemos corrido demasiado juntos este año, es una sensación extraña, y necesitamos este tiempo para estar juntos como grupo y correr juntos nuevamente», añadió Bernal.

¿Único líder del Ineos?

Lo cierto es que Egan Bernal parece tener el Tour entre ceja y ceja. El colombiano fue uno de los primeros en echarse a la carretera en plena pandemia. Comenzó a entrenar el 27 de abril en la calle para preparar su participación en el Tour después de haber obtenido un permiso del alcalde de Zipaquirá, ciudad donde estaba confinado. Los ciclistas franceses tenían permiso para empezar el día 11 de mayo.

Además, ya impresionó a sus rivales de cara a la «Grande Boucle» —del 29 de agosto al 20 de septiembre– en un entrenamiento en su país en el que rodó durante 7:30 horas para cubrir 237 kilómetros salvando 3.260 metros de desnivel.

Después, dio a conocer su calendario de preparación para la gran cita del año, que pasaba por Occitania, donde acaba de ganar, Tour de l'Ain y Dauphiné.

El colombiano es consciente de que no puede ser el único líder en el Ineos, como señaló en una entrevista a la cadena Eurosport en mayo. Sin embargo, hay rumores de que el equipo deje fuera del Tour a Chris Froome, cuatro veces ganador de la ronda francesa.

El británico ya ha firmado un contrato con el Israel Start-Up Nation, por lo que el Ineos podría centrar todas sus fuerzas en Bernal. Además, Froome ha terminado la Route d'Occitanie en el puesto 37º, a 9:26 de Bernal, aunque el ciclista inglés suele jugar al despiste en su preparación al Tour.

Froome sufrió una grave lesión en 2019, aunque a finales de abril reconoció estar totalmente recuperado y que ganar el Tour es era «objetivo principal». Sea como fuere, habrá que esperar a los acontecimientos los próximos días.