Ramón SOLA|2018/11/08 00:00
31 años de vida tras las rejas españolas y un nuevo país al salir

Desde Bruselas, Arnaldo Otegi fijó ayer en su cuenta de Twitter un mensaje –«Irabazi dugu ama»– y una foto: la de Loli Mondragon, antes de fallecer en 2014, ante un cartel reclamando la excarcelación de su hijo. Las cinco víctimas de este «caso Bateragune» han perdido años en lo humano, pero han ganado en lo político; ellos y también su país.