Natxo MATXIN|2015/03/08 00:00
Mateo se estrena con la quinta

Cambió el banquillo, pero la imagen siguió siendo la misma. Una defensa incapaz de evitar el remate del rival -sintomático el primer gol-, un centro del campo que no hilvanó nada y un ataque romo, con un único disparo a puerta como bagaje ofensivo del encuentro.