2015/12/15

El fin de año llega con la electricidad más cara de toda la crisis

Los precios de la electricidad llegarán a fin de año como los más caros desde que se iniciara la crisis, ya que pese a que el consumo ha bajado, los precios no han parado de subir. Este incremento supone el doble que la media europea y sitúa al Estado español como el cuarto más caro de toda la UE, con uno de los mayores índices de pobreza energética.

Joseba SALBADOR|DONOSTIA
1215_eko_luz2

A falta de quince días para que finalice el año, los consumidores habrán pagado en 2015 la electricidad más cara de los últimos seis años, al situarse el Estado español como el cuarto más caro de la Unión Europea, solo superado por Dinamarca, Alemania e Irlanda.

Esto se debe al encarecimiento tanto de la energía consumida (que desde el pasado 1 de octubre se calcula por un sistema de facturación horaria) como de los costes fijos de la factura (primas, amortizaciones o impuestos), que el Gobierno español determina periódicamente y suponen más de la mitad del recibo de la luz.

En cuanto a la energía consumida, el precio medio anual se sitúa en el Estado español en el entorno de los 49 euros por megavatio hora (MWh), la referencia más elevada desde 2009, lo que supone un 19% más que el año pasado. Llama la atención que este porecentaje es similar al de los beneficios obtenidos por las principales compañías españolas (Endesa, Iberdrola y Gras Natural Fenosa, que el pasado año ganaron 7.100 millones, un 20,8% más).

Las eléctricas argumentan que los precios varían en función de muchos factores, como la demanda global o la meteorología –que influyen en la producción renovable–, de tal forma que, en teoría, la electricidad es más barata cuando hay poco consumo o cuando se registra viento y lluvia.

No obstante, lo cierto es que en los años de la crisis, y pese a que el consumo ha descendido un 7% desde 2008, los precios no han parado de subir. Según datos recogidos en el estudio “Análisis de los precios de la electricidad en la UE” elaborado por el Oxford Institute for Energy Studies, entre 2008 y 2014 el recibo de la luz se encareció para los hogares del Estado español un 52%, muy por encima de estados como el francés (46%), Alemania (35%), Gran Bretaña (26%) e Italia (5%).

Los autores del informe concluyen que el recibo se encareció en 81 euros por MWh frente a los 42 euros de media en la UE.

En cuanto a los precios que paga la industria por la factura de la electricidad, el mismo estudio concluye que también aumentaron entre 2008 y 2014, pero no a un ritmo tan elevado como el de los hogares, ya que el incremento se quedó en el 9% para las medianas empresas y del 7% para las grandes.

Casi 500 euros más

Entretanto, la asociación de consumidores Facua realizó ayer el cálculo de lo que se ha encarecido la electricidad en esta última legislatura de Mariano Rajoy. Así, indicó que el recibo de la luz ha subido un 16,2% en la actual legislatura con respecto a los niveles de la anterior, después de que el kilovatio de potencia contratado se haya encarecido un 64,6%, frente al 7,2% del kilovatio hora (kWh) consumido.

En una nota, Facua asegura que la subida ha representado un total de 500 euros para el usuario medio. En sus cálculos, la asociación de consumidores ha prorrateado las tarifas sobre la base del importe medio mensual del kW contratado, el kWh de energía consumida y de la factura del usuario medio.

A lo largo de esta legislatura, señala, el usuario medio ha pagado una factura de 75,64 euros mensuales, impuestos indirectos incluidos, frente a los 65,1 euros que abonó de media durante la legislatura anterior. Este incremento de 10,54 euros mensuales ha representado un total de 495,38 euros en el transcurso de la legislatura.

En lo que se refiere al precio del kW de potencia contratada, el pago medio se ha situado en 3,49 euros, siempre con los impuestos incluidos, un 64,6% por encima de los 2,12 euros de la segunda legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero.

En cuanto al kWh de energía consumida, el precio medio durante esta legislatura ha sido de 16,47 céntimos, un 7,2% más caro que en la anterior, cuando representó 15,36 céntimos.

Facua denuncia en su nota la «injustificada» carestía de la luz, «fruto de un mercado mayorista que favorece la especulación con los precios, hinchados por el oligopolio de las grandes eléctricas». La asociación reclama además al futuro Gobierno que «intervenga el sector con una tarifa totalmente regulada que se fije periódicamente sobre la base de los costes reales de la producción energética».

Nueva subida tras las elecciones del domingo

El Gobierno español decretó en julio pasado una rebaja del 4% en la parte regulada del recibo de la luz, lo que suponía un impacto sobre la factura media del 2,2%. Pero no explicó que parte de esa rebaja tenía fecha de caducidad.

Y es que el propio decreto ley publicado en su día por el Boletín Oficial del Estado, recoge que dicha rebaja tendría una vigencia de cinco meses y que el 1 de enero de 2016 entrará en vigor una nueva subida, esto es, justo después de celebrarse las elecciones del 20-D.

El Real Decreto establece que «transitoriamente, los precios unitarios para la financiación de los pagos por capacidad deben aplicarse a efectos de facturación en el periodo desde el 1 de agosto de 2015 y hasta el 31 de diciembre de 2015, ambos incluidos», por lo que a partir del 1 de enero se revisará de nuevo, para volver a incrementar el precio.

La rebaja del recibo de la luz y del IRPF fueron las dos medidas estrella anunciadas por el Consejo de Ministros el día 10 de julio.J.S.

LEGISLATURA


Facua calcula que en la legislatura que ahora concluye el consumidor ha pagado 495,38 euros más, al abonar 75,64 euros mensuales frente a los 65,1 de la legislatura anterior.