2016/02/01

MAYA ARAKON
PROFESORA UNIVERSITARIA EN ESTAMBUL DESPEDIDA

Tras firmar el manifiesto por la paz junto a 2.000 académicos de todo el mundo, el Gobierno de Turquía ha ordenado que Maya Arakon sea despedida de la Universidad de Süleyman Şah, en Estambul, donde imparte clases.

«Turquía no puede soportar tanta violencia durante mucho tiempo»
Iñaki LARRAÑAGA|ANKARA
0201_eg_turca

INTERRUPCIONES


«Las negociaciones se interrumpen. No es algo a temer, pero con cada parón es más difícil volver al punto inicial»

TÁCTICA


«La táctica del PKK es demostrar al Gobierno que el conflicto es interminable y no hay más salida que la negociación»

Maya Arakon ha dedicado los últimos años a promover los derechos humanos. En especial los de los kurdos bajo mandato turco. Experta en «terrorismo y estrategias de seguridad», aboga por la inmediata puesta en marcha de negociaciones.

Tras dos años de cese el fuego en Kurdistán Norte, ha vuelto la violencia. Siendo activista por la paz, ¿cómo se siente?

He trabajado durante años en la resolución de conflictos y soy consciente de que las negociaciones se interrumpen. No es algo a temer, pero con cada parón es más difícil volver al punto inicial. Aun así, estoy esperanzada. No hay otro camino.

¿Cómo describiría la situación actual en Kurdistán?

Es una situación violenta, con derramamiento de sangre. Hay civiles heridos por la intervención militar de las fuerzas especiales turcas y graves violaciones de los derechos humanos.

¿Cómo pueden forzar a Erdogan a negociar con el PKK?

Todo indica que no hay otro camino y que Erdogan será forzado a volver a esa mesa. Ésa es la táctica del PKK: demostrar al Gobierno que el conflicto es interminable y no hay más salida que la negociación. De lo contrario, habrá un continuo derramamiento de sangre en ambos lados y muchos civiles muertos. Turquía no puede soportarlo durante mucho tiempo.

El PKK también ha causado muertes civiles. ¿Viene un periodo largo de violencia?

El PKK parece estar muy fuerte. Han demostrado una resistencia muy fuerte contra el ISIS y han ganado prestigio a los ojos de Occidente. Eso significa que fácilmente pueden involucrarse en una larga campaña violenta.

¿Cuáles son las bases para una paz duradera? ¿Hay modelos de resolución internacionales que puedan ser de ayuda?

Garantizar los derechos culturales, democráticos e iguales a los kurdos de Turquía. Tanto Irlanda del Norte como Sudáfrica pueden ser modelos de proceso de paz. Hay elementos de interés en ambos procesos.

¿Cómo afecta el atentado del ISIS en Estambul en la guerra siria y el conflicto kurdo?

Los luchadores kurdos son los únicos que pueden resistir al ISIS en el norte de Siria. Es algo que no le agrada al Gobierno turco. El ataque de Estambul fue una buena excusa para desviar la atención de lo que ocurre en el Kurdistán turco, de las violaciones de derechos humanos a manos de las fuerzas turcas.

Ha firmado un manifiesto por la paz junto a cientos de académicos. ¿Hay sectores sociales turcos cada vez más sensibles a lo que ocurre en Kurdistán?

No creo. Los que hemos firmado estamos involucrados desde hace tiempo en lo que ocurre en la región. Hay que llamar la atención sobre las muertes civiles.

Erdogan les ha acusado de hacer propaganda terrorista con el manifiesto. ¿Es una estrategia política inteligente?

No me lo esperaba. ¡Ignoraba que nos odiasen tanto! Ha estado humillándonos e insultándonos durante días, para desviar la atención del ataque de Sultanahmet con el tema de los «académicos traidores». Tan solo una semana después, nadie habla sobre el atentado del ISIS. No es una estrategia política inteligente, porque tenemos el apoyo de diferentes entornos en el mundo. Se mostró como un líder autoritario que odia a los intelectuales y académicos de su país. Ordenó nuestro despido a los directores de las universidades. Pidió a la Fiscalía abrir una investigación. Actuando así, Erdogan prueba que Turquía ya no es un país democrático.

¿Ve alguna opción de que Europa reaccione razonablemente a la violencia y los arrestos?

Poco probable. Acaban de pagar el dinero al Gobierno para que pare la oleada de refugiados. Es lo único que les importa. No se han dado cuenta de que las actitudes antidemocráticas en Turquía acabarán afectándoles.

Al periodista Hrant Dink le mataron hace nueve años. Hoy, otros son detenidos. ¿Es un trabajo arriesgado en Turquía?

Solo si estás en el lado de la oposición. Si defienden a Erdogan haga lo que haga, no hay ningún problema.

¿Quiere resaltar algo más?

Exijo a nuestros amigos europeos que abran por fin los ojos y vean la vorágine antidemocrática de Turquía.