2016/04/29

Podemos enfría la opción de una «lista del cambio» en Nafarroa

Uxue Barkos insistió ayer en la idea de una lista que agrupe a los cuatro partidos que sostienen el «Gobierno del cambio» en Nafarroa. En Podemos, sin embargo, se enfría la propuesta.

Alberto PRADILLA|MADRID
0429_eg_iglesias

No hay ambiente de «lista del cambio» que agrupe a los cuatro partidos (Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra) que apoyan el Gobierno de Uxue Barkos en Nafarroa. Los llamamientos, tanto de la propia lehendakari como de Adolfo Araiz, portavoz de la coalición soberanista, no parece que hayan encontrado eco en el partido liderado por Pablo Iglesias. El calendario es apretado y juega en contra del entendimiento, ya que las listas para coaliciones deben comunicarse el 13 de mayo. Por el momento, la formación morada está centrada en llegar a un pacto global con Izquierda Unida. «No es muy viable», reconocen fuentes de Podemos consultadas por GARA.

En opinión de Barkos, una lista conjunta sería la opción «razonable y sensata» en Nafarroa. «La respuesta, con una mirada sensata, a lo que en estos momentos una nueva convocatoria electoral exigiría de las formaciones políticas, en este caso, de las formaciones que apostamos por el cambio», afirmó. Un día antes, Araiz también había instado a Podemos a posicionarse, argumentando que si se habían llegado a acuerdos en Catalunya, Galiza o País Valencià deberían existir opciones para un entendimiento en Nafarroa. No se puede olvidar que el 20 de diciembre ya se fraguó una alianza, la lista Cambio/Aldaketa, aunque únicamente para el Senado. La plancha logró llevar a Anika Luján, de Geroa Bai, a la Cámara Alta española.

El debate está tanto entre las bases de los diferentes partidos como en sus direcciones. Sin embargo, no hay todavía una respuesta oficial por parte de Podemos, que ha sido el partido interpelado en estos últimos días. La competencia es del Consejo Ciudadano Estatal del partido morado. Sin embargo, son los consejos territoriales, en este caso el navarro, liderado por Laura Pérez, quienes deberían formular una propuesta en caso de que se vean posibilidades. Finalmente, el plan regresaría a Madrid, que es quien decide. El problema es que el tiempo apremia y no hay posiciones claras. La propia Pérez insistió ayer en que tiene que «respetarse el consenso de las bases» y que se trata de una estrategia que «se tiene que llevar a nivel general en todos los territorios».

El caso de Nafarroa es paradigmático, ya que el pasado 20 de diciembre solo se llegó a acuerdo para el Senado. En Galiza, por ejemplo, En Marea se constituyó con la participación de Anova (escisión del Bloque Nacionalista Galego liderada por Xosé Manuel Beiras) y Esquerda Unida, la federación gallega de IU. En Catalunya, por su parte, entraron ICV, Esquerra Unida i Alternativa y En Comú. También en el País Valencià se llegaron a acuerdos con Compromís. Así que Euskal Herria quedó como la única nación sin Estado en la que Podemos ha eludido las confluencias.

Los buenos resultados de la formación de Iglesias en Nafarroa, que obtuvo dos diputados de cinco el 20D, las dificultades con las confluencias o la perspectiva estatal en clave de «sorpasso» son elementos que marcarán la decisión.

 

EH Bildu se presentará como otra izquierda, vasca y eficaz

El portavoz de EH Bildu Hasier Arraiz ve la repetición de las elecciones estatales como una «nueva oportunidad» para «desalojar al PP del Gobierno» tras la «decepción» producida por estos meses, y se presentará ante el electorado como «una izquierda vasca, completamente distinta, y que sí que es capaz de llegar a acuerdos».

En declaraciones hechas en Gasteiz durante la romería de San Prudencio, confirmó que no se repetirán las listas electorales, como sí piensan hacer otros partidos como PNV y Podemos. «Eso supondría tomarse esta convocatoria como un trámite», dijo Arraiz. El proceso, que empieza y termina en las bases pero en el que la dirección de EH Bildu apuesta por cambios sustanciales de nombres, ya está lanzado.

Refiriéndose a lo ocurrido en estos cuatro últimos meses, Hasier Arraiz habló de «decepción mayúscula con la izquierda española» por no haber sido capaz de ponerse de acuerdo para sacar de La Moncloa a un PP caracterizado «por la corrupción y por los recortes».

A preguntas de los periodistas, admitió que cabe la posibilidad de que el electorado de izquierda no se movilice en esta nueva cita con las urnas y se quede en casa, ya que son votantes habitualmente «más críticos» con este tipo de cuestiones. Y al respecto EH Bildu hará hincapié en que la suya es otra izquierda diferente a las de PSOE y Podemos; «Una izquierda vasca nueva, que sí es capaz de llegar a acuerdos y de propiciar nuevos escenarios».

En el caso de que tras las nuevas elecciones estatales existiera la posibilidad de un gobierno alternativo al PP, Arraiz reiteró la disposición de EH Bildu a implicarse en la búsqueda de acuerdos sobre cuestiones como el reconocimiento de Euskal Herria y su derecho a decidir.

En cuanto a las candidaturas para el Congreso y el Senado, Hasier Arraiz avanzó únicamente que se intentarán configurar «las mejores listas posibles para ser la mejor garantía de los derechos laborales, sociales y del derecho a decidir», y con la premisa de acumular en torno a ello «el máximo de fuerza posible».

 

Hauteskundeak aurreratzeko alderdikideen inolako babesik gabe segitzen du Urkulluk

Lau egun eskas dauzka Iñigo Urkullu EAEko lehendakariak Gasteizko Legebiltzarra desegin eta udazkenean egin beharreko hauteskundeak ekainaren 26ra, espainiarren data berera, aurreratzeko. Buruan darabil ideia, baina orain arte ez dio EAJko alderdikide bakar batek ere aldekotasunik agertu. Gauzak horrela, ez dirudi erabaki garrantzitsu hori hartzeko nahikoa indar duenik. Hala ere, oraindik ez du guztiz baztertu eta, beraz, astelehenera arte itxaron beharko dela ematen du.

Joseba Egibar Gipuzko Buru Batzarreko agintaria izan zen aukera horren aurka publikoki ahotsa altxatu zuen bakarra. Gero, Andoni Ortuzar EBBko presidenteak berak esan zuen ez zuela guztiz egoki ikusten. Eta atzo Ramiro Gonzalez Arabako ahaldun nagusiaren txanda izan zen. Onda Vascari emandako elkarrizketa batean, «argi»-tzat jo zuen «hauteskunde autonomikoek berezko kanpaina behar dutela, alderdi bakoitzak Euskadirako zein egitasmo duen azal dezan denbora propio bat. Ezin dira, beraz, Estatu mailakoekin nahasi eta dagokien denboratik ahalik eta gertuen egin behar dira», esan zuen.

Inoiz hartu gabeko erabakia dela azpimarratuz, EAJren emaitzari begira bategite horri ez deritzo onuragarri agintari jeltzaleen gehiengoak. Gainera, bi hauteskundeak egun berean gauzatzeak aurrekari arriskutsua ezarriko luke, aurrerantzean datak bat eginda geratuko liratekeelako, bata edo bestea aurreratzen ez den bitartean.

Urkulluren ondoko hainbaten ikuspuntutik, ordea, PSEren (eta PPren) emaitza hobetuko luke dena ekainaren 26an egiteak, eta horrek lehendakaria kezkatzen duen aukera (EH Bilduk eta Ahal Duguk Legebiltzarraren gehiengoa eskuratzea) zailduko luke.

EH Bilduren partetik, Hasier Arraizek «nahasmena» sortzea leporatu zion Urkulluri eta egoera argitzeko eskatu zion. Zentzuzkoena urrian egitea dela nabarmendu zuen, «bi hauteskundeek inolako zerikusirik ez dutelako».