2016/10/28

Los 27 validan la cláusula valona sobre los mecanismos de arbitraje

La jornada de ayer en las negociaciones sobre el tratado de libre comercio entre la UE y Canadá fue rocambolesca. Amaneció en Bruselas sin acuerdo, la Comisión Europea esperó hasta el mediodía para cancelar oficialmente la cumbre bilateral y, apenas una hora después, las partes belgas llegaron a un acuerdo luego validado por la UE.

GARA|BRUSELAS
1028_eko_valones

Los representantes políticos de las distintas regiones y comunidades lingüísticas de Bélgica lograron ayer un consenso para desbloquear el acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y Canadá (denominado CETA por sus siglas en inglés), que hasta ahora vetaba la mitad francófona de Valonia.

Como relató para la agencia Efe Javier Albisu, tras varios ultimatums y al término de una reunión de dos días cargada de dramatismo, el primer ministro belga, el liberal Charles Michel, anunció que Bélgica había consensuado una posición común.

El presidente de Valonia, el socialista Paul Magnette, ha logrado que sus compatriotas acepten que Bélgica pueda recurrir al Tribunal de Justicia de la Unión Europea para verificar que el sistema jurisdiccional de inversiones es compatible con el mecanismo de arbitrajes que contempla el CETA.

Se dirime así una de las grandes preocupaciones de Valonia, que rechazaba que los tribunales públicos fueran sustituidos por arbitrajes internacionales privados para resolver los conflictos entre inversores (generalmente multinacionales) y Estados, y criticaba también la falta de transparencia de la Comisión Europea en la negociación, entre otros puntos.

Estaba «en juego el mundo en el que queremos vivir», según declaró el líder valón, que representa a una región de 3,5 millones de personas, menos del 1% de la población de la UE y que bloqueaba un contrato que afecta a unos 545 millones de europeos y canadienses.

Ratificaciones a la espera

Apenas unas horas después de hacerse público el acuerdo, los Veintiocho –o mejor dicho, los Veintisiete sin contar a Bélgica– dieron su visto bueno provisional a los cambios consensuados entre las autoridades belgas.

La decisión fue tomada a nivel de embajadores permanentes ante la UE y aún debe ser formalizada por procedimiento escrito a lo largo de la jornada de hoy. Así lo explicó en Twitter el perfil de la Presidencia de turno, que este semestre ostenta Eslovaquia, según recogió Europa Press. «La Presidencia espera que después de que concluyan todos los procedimientos podamos ser capaces de decir que la UE está lista para firmar el CETA con Canadá», escribió.

Además, el tratado internacional debe ser aprobado ahora por los parlamentos regionales de Bélgica, previsiblemente durante el día de hoy, antes de que la UE y Canadá puedan rubricarlo solemnemente.

Por su parte, el ministro de Exteriores canadiense, Stéphane Dion, se mostró «moderadamente optimista» tras el acuerdo cerrado entre el Gobierno federal belga y las regiones para desbloquear la firma del tratado de libre comercio.

No obstante, Dion no quiso lanzar las campanas al vuelo y, durante una reunión en París, reconoció su cautela por la información llegada desde Bélgica. «Si se convierten en realidad, son unas noticias excelentes», se limitó a comentar.

No hubo cumbre

La cumbre bilateral en la que se pretendía firmar en un principio estaba prevista para el día de ayer, pero el desarrollo de los acontecimientos obligó a cancelarla. Aunque fuera anecdótico, no dejó de sorprender que la Comisión Europea no comunicara de forma oficial la suspensión de la cumbre hasta el mediodía, cuando todo el mundo ya lo había dado por hecho y la parte canadiense ya había confirmado que había cancelado su viaje hacia Bruselas.

Al parecer, las autoridades comunitarias han tomado nota del ridículo diplomático en el que han caído a lo largo de las últimas semanas y ahora no quieren precipitarse al fijar una nueva fecha.

«Me alegran las buenas noticias (recibidas) del primer ministro de Bélgica, Charles Michel. Solamente cuando hayan finalizado todos los procedimientos para que la UE firme el CETA contactaré con el primer ministro (canadiense), Justin Trudeau», declaró en su cuenta de Twitter el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

Poco antes de que se hiciera público este mensaje de Tusk, fuentes comunitarias confirmaban que «Canadá sigue estando lista para firmar cuando Europa esté preparada», pero que «no se puede especular sobre una nueva fecha para la cumbre».

Declaraciones

«Por fin hemos alcanzado un acuerdo entre belgas. Valonia está muy contenta de que nuestras demandas hayan sido atendidas»

Paul MAGNETTE

Presidente de Valonia

«Me alegran las buenas noticias del primer ministro (belga) Charles Michel. Solo cuando haya finalizado todos los procedimientos para que la UE firme el CETA contactaré con el primer ministro (canadiense) Justin Trudeau»

Donald TUSK

Presidente del Consejo Europeo