2017/01/17

La Justicia egipcia rechaza entregar a Riad dos islas del Mar Rojo
GARA|EL CAIRO

El Tribunal Superior Administrativo (TSA) rechazó ayer el plan del Gobierno de entregar dos islas del Mar Rojo a Arabia Saudí, en un veredicto contra el que no cabe apelación y que generó júbilo, pero que podría incrementar las tensiones con el principal respaldo financiero del país.

El Cairo anunció durante una visita del rey saudí el pasado abril un acuerdo de demarcación marítima por el que cedería el control de Tiran y Sanafir. El acuerdo provocó protestas de egipcios que argumentaban que en la escuela se les enseñó que las islas les pertenecían.

El asunto se ha convertido en una fuente de tensión entre el Egipto golpista y los Saud, que han dado estos años decenas de miles de millones de dólares en ayuda al país pero en setiembre suspendieron el suministro de petróleo en medio de las crecientes diferencias.

Dos abogados contestaron la legalidad del acuerdo en el TSA, un poderoso órgano judicial que se encarga de los casos que implican al Gobierno. En junio, el tribunal ya había anulado el acuerdo.

El Gobierno recibió un impulso en diciembre, cuando el tribunal aceptó su apelación, pero perdió ayer su último recurso.

Celebración

Mientras el juez leía el veredicto que confirmaba la soberanía egipcia sobre Tiran y Sanafir y señalaba que el Gobierno no presentó pruebas de que las islas pertenecen a Arabia Saudí, los presentes estallaron en celebraciones. Fuera del tribunal, cientos de personas enarbolando banderas egipcias corearon «pan, libertad, las islas son egipcias».

Jaled Ali y Malek Adly, activistas que lideraron el recurso, fueron porteados fuera del tribunal por sus partidarios.