2018/02/16

Erreportajea
 
LA SOCIALDEMOCRACIA ALEMANA ACELERA SU CRISIS Y SU CAÍDA EN PICADO

Los días del caos continúan en el SPD después de que la decisión de su presidente saliente haya abierto un nuevo debate. La consulta sobre la Gran Coalición se mezcla con el proceso de renovación que transcurre en medio de una lucha interna y generacional.

Ingo NIEBEL
0216_mun_nahles

El martes el presidente del SPD, Martin Schulz, anunció que dejaba su cargo de forma inmediata. En un principio quería haberlo dejado en marzo, y en manos de la jefa del grupo parlamentario, Andrea Nahles. Pero el martes este traspaso de poderes se vio frenado en seco cuando tres comités regionales del SPD se opusieron a ello. Criticaron que Nahles no puede asumir la presidencia en funciones porque Schulz cuenta con nada menos que seis lugartenientes. Ante la nueva revuelta que se estaba formado en el seno del SPD, la presidencia optó por la salida inmediata de Schulz para dejar provisionalmente la dirección en manos del vicepresidente más veterano, Olaf Scholz, a la sazón alcalde-gobernador de Hamburgo. Además ha propuesto a Nahles como su candidata a presidenta para el congreso extraordinario que se celebrará el 22 de abril. La ejecutiva del SPD todavía tiene que aprobar esta propuesta.

A Nahles no le será fácil llegar al máximo puesto del SPD porque, el mismo día, la alcaldesa mayor de Flensburgo, Simone Lange, se presentó formalmente para el cargo. «Una candidatura en solitario, que será aprobada sin mayor discusión, no puede simbolizar ningún auge ni ningún nuevo inicio» argumentó. Así, a Nahles le será más difícil de lo pensado convertirse en la primera mujer que liderará al centenario SPD. Pero no es la única con un futuro incierto.

Aún no se sabe que hará Schulz ahora. La prensa alemana informa también de que el ministro de Exterior en funciones, Sigmar Gabriel, ya no puede estar seguro de seguir en su cargo en otra Gran Coalición. El pasado jueves se enzarzó con la cúpula del partido después de que Schulz anunciara que él ocuparía la cartera de Exteriores en el futuro gabinete de Merkel. Sus declaraciones causaron la reacción aireada de Gabriel y un debate sobre el personal dirigente. Schulz, Nahles y Gabriel deberían haber convencido a las bases del SPD para que aprueben formar la tercera Gran Coalición con Merkel. En la encuestas el SPD ha bajado al 16%, solo 3 puntos por delante del partido xenófobo Alternativa para Alemania (AfD).

angela Merkel quiere seguir mandando hasta el año 2021

La canciller alemana en funciones, Angela Merkel, aprovechó el popular programa “Berlin direkt” de la segunda televisión estatal (ZDF) para anunciar el domingo que está dispuesta a terminar la legislatura en 2021 al frente del gobierno y de su partido, la Unión Demócrata Cristiana (CDU). Según Merkel, ser jefa de gobierno y de partido tiene que ir unido en la misma persona. Reveló también que estaría dispuesta a gobernar en minoría en el caso de que las bases del Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD) rechazasen el acuerdo de formar gobierno con la CDU.

También aprovechó su intervención en el programa de televisión para apaciguar los ánimos entre sus filas porque está recibiendo fuertes críticas después haber cedido dos ministerios clave, el de Interior a la socio bávara, la Unión Social Cristiana (CSU) y el de Hacienda al SPD. Además les cedió a los socialdemócratas seis ministerios, el mismo número que tiene la CDU, a pesar que son solo el socio minoritario.

Para el próximo 26 de febrero la canciller quiere anunciar quienes serán los futuros ministros de su nuevo gabinete.I.N.