2018/02/28

La dirección de EiTB hace suyo el veto a «El desarme» por «político»

La negativa de EiTB a emitir una cuña radiofónica del libro ‘‘El desarme. La vía vasca’’ llegó ayer tarde al Consejo de Administración, pero, lejos de cambiar de opinión, la dirección del ente se reafirmó en ella. Maite Iturbe reiteró que ese anuncio tiene un sesgo político que entienden inaceptable para este tipo de publicidad. En la sesión se abordó también la «estigmatización» de la izquierda abertzale por un añadido a un reportaje sobre las reuniones de Txillarre.

R.S.|DONOSTIA
0228_eg_desarme

La representación de EH Bildu trasladó ayer al Consejo de Administración de EiTB su denuncia de la censura aplicada a una cuña radiofónica de ‘‘El desarme. La vía vasca’’, libro publicado por GARA, Mediabask y Txalaparta. La directora general de EiTB, Maite Iturbe, asumió que la decisión fue tomada por la dirección sobre la base de una opinión de los servicios jurídicos que resulta meramente consultiva. Y la justificó en que advierten sesgo político en una frase concreta del anuncio. Se trata, como ya publicó ayer GARA, de ésta: «...el desarme de una organización militar con la ayuda de la sociedad civil frente a las posiciones más inmovilistas».

La justificación genérica de Iturbe consistió en que en este tipo de publicidad no caben contenidos políticos. Aunque eludió señalar a los artículos 3.5 y 3.6 de las normas, que fueron evocados desde el ente el lunes y que no encajan en este caso al referirse a supuestos de «proselitismo» político o «menosprecio» a la ciudadanía.

EH Bildu había planteado dos cuestiones en la sesión: quién tomó la decisión, lo que no quedó claro en la comunicación mantenida en los últimos días entre EiTB y GARA, y cuál ha sido el motivo. Tras escuchar a Iturbe, su representante, Bea Narbaiza, mostró su sorpresa por el argumento del sesgo político, dado que sería aplicable en muchos casos.

En el debate, Maite Iturbe reconoció igualmente que en el cruce de mensajes desde el ente se llegó a remitir a GARA una copia del anuncio que cercenaba la frase vetada y que ello ha podido resultar inadecuado. La directora general remarca que el objetivo era intentar buscar un acuerdo. GARA se negó a aceptar esta evidente censura.

Anteayer LAB y ayer ELA expresaron su denuncia de lo ocurrido. Para la representación de LAB en EiTB, «la dirección ha realizado una interpretación demasiado retorcida» y lo atribuye al PNV, que «no acepta que ninguna iniciativa que no gestiona él mismo avance». Su nota reitera la demanda de «dejar en paz a este medio público que debería estar al servicio de la sociedad vasca. Queremos una gestión profesional, objetiva, transparente y alejada del interés partidista».

ELA, por su parte, muestra su «preocupación» por el veto a este libro escrito por Iñaki Egaña. «Desconocemos el contenido del supuesto acuerdo del Consejo de Administración sobre publicidad política al que apela la dirección para negase a difundir la cuña tal como había llegado a la emisora, por lo que pediremos a la dirección explicaciones sobre lo ocurrido, ya que podemos encontrarnos frente a un peligroso ataque a la libertad de expresión».

Otegi y los 800 muertos

En la misma reunión del Consejo de Administración de EiTB se puso sobre la mesa el tratamiento de una información sobre Arnaldo Otegi en el ‘‘Teleberri’’&flexSpace;del viernes noche. Fue al final de una pieza de resumen de la mesa redonda emitida horas antes por Euskadi Irratia desde el caserío Txillarre, en el 18 aniversario de las conversaciones allí mantenidas. Después de que Otegi dijera haber aprendido que es necesario seducir políticamente a la ciudadanía, se escuchó la coletilla «después de más de 800 muertos». La secuencia ha tenido bastante difusión en las redes sociales.

Ante ello, EH Bildu mostró su «preocupación por la deriva» que muestran este tipo de actitudes, definidas como «estigmatización que siempre recae en los mismos sectores». Y reivindicó la necesidad de tener siempre presentes los principios de respeto a la pluralidad y a la diversidad política. Lo ocurrido con el montaje de esa noticia fue valorado por la directora general como un error.

ELA Y LAB


Los dos sindicatos han mostrado su preocupación y rechazo por esta decisión de EiTB. LAB insta a «dejar en paz a este medio público» y ELA dice que pedirá explicaciones por «un peligroso ataque a la libertad de expresión».