2018/05/17

Raúl Navas, sin pelos en la lengua: «La temporada ha sido mala»

El central admite que «no se han cumplido» los objetivos que se marcó la Real a principio de temporada y se queda con «este últimotramo en el que sí hemos encontrado el equilibrio» con Imanol. Héctor Moreno sufre una lesión en el gemelo interno y el sóleo.

Imanol CARRILLO
0517_kir_real

«Es el último partido, han ganado la Liga, el tema de invictos lo perdieron la pasada semana y esperamos cogerlo pensando que los jugadores están ya metidos en el Mundial, sacar nuestra mejor versión y darles un susto». Son declaraciones de Raúl Navas de cara a un encuentro en el Camp Nou en el que la Real no se juega nada deportivamente pero en el que los jugadores txuriurdines, por orgullo y por obligación con sus seguidores y por dar la mejor despedida a Xabi Prieto o Carlos Martínez, deberán saltar con la intención de ganar frente al Barcelona.

Sin embargo, otros temas, empezando por el Mundial que mencionó Navas, también pueden rondar en el entorno de los blanquiazules. A excepción de Willian José, Rulli y Kevin Rodrigues, descartados con Brasil, Argentina y Portugal, y la tensa espera de jugadores como Álvaro Odriozola en la lista de Julen Lopetegi o Adnan Januzaj con la de Bélgica –ambas las ofrecerán el próximo lunes–, Héctor Moreno es el que más cerca está de la cita mundialista al estar entre los 28 preseleccionados de México.

No obstante, el defensa central no se entrenó ayer al lesionarse el pasado sábado contra el Leganés en Anoeta y sufre «una lesión de grado 1 en el gemelo interno y el sóleo de su pierna izquierda, provocada por una contusión en la pantorrilla». El jugador se someterá a fisioterapia y a «reposo relativo» y volverá a la actividad habitual en función de la «evolución de los síntomas», aunque la Real no concretó plazos.

«Garitano encajaría en la Real»

Además del Mundial de Rusia o el avance importante de las obras del nuevo estadio de Anoeta, en la Real colea el nombre del próximo entrenador tras la renuncia de Imanol Alguacil a seguir con el primer equipo. Ayer en la sala de prensa de Zubieta Raúl Navas fue preguntado por la posible llegada de Asier Garitano al banquillo blanquiazul. Para el defensa, el de Bergara ha hecho un trabajo «inmenso, magnífico» en el Leganés. «Es un entrenador al que le gusta tener todo muy bien amarrado. Cualquier cosa que pase en el campo lo tiene atado. Encajaría a la perfección en la Real Sociedad», aseguró Navas.

Fue muy autocrítico, sin pelos en la lengua, a la hora de valorar la temporada de la Real. «No estamos contentos con lo que hemos hecho. A principio de temporada nos marcamos unos objetivos que no se han cumplido y la valoración que hacemos es mala», subrayó el andaluz.

«Nos quedamos con este último tramo en el que sí hemos encontrado el equilibrio y es con lo que nos debemos de quedar para empezar el próximo año», señaló. En ello ha influido Imanol, con el que el grupo «está muy contento», pero volverá al Sanse. «Es una decisión suya que hay que respetar. Se ha ganado estar más tiempo en el primer equipo. No sabemos cómo sería una temporada completa con él. Nos da un poco de tristeza que no continúe», admitió.

 

Real Sociedad Fundazioaren Eguna ayudará este año a Bihotzez

Ayer se presentó Real Sociedad Fundazioaren Eguna, que se celebrará el próximo 10 de junio en las instalaciones txuriurdines. Desde las 9.30 el evento girará sobre tres ejes: deporte, diversión y solidaridad. Los seguidores podrán disfrutar de múltiples actividades, con fútbol, atletismo, hockey hierba o la sección subacuática, además de la actuación de Txirri, Mirri era Txiribiton.

Este año Real Sociedad Fundazioa quiere dedicar su parte solidaria ayudando a Bihotzez, asociación de familias de niños y niñas con cardiopatías. Elixabete Rubio, su directora, explicó que la cardiopatía congénita «es una malformación que sucede en el corazón del niño en el embarazo» y que «de mil niños ocho nacen con una cardiopatía» y «en Euskadi cada año nacen 175 niños». El trabajo de Bihotzez es «mejorar la calidad de vida de estos niños y de sus familias» porque «las operaciones y las estancias en el hospital suelen ser muy prolongadas durante toda la vida. Es una enfermedad para siempre, no se cura». I.C.