2018/06/14

Expertos de internet contra el filtrado de copyright de la UE

Personalidades destacadas de internet y la informática han dirigido una carta a la Unión Europea en la que se oponen a la propuesta de filtrado de copyright que se votará en la institución este mes de junio.

Koldo LANDALUZE|DONOSTIA
0614_internet

Setenta destacadas personalidades relacionadas con internet, entre las cuales figura el considerado como uno de los padres de internet, Vinton Cerf, y el creador de la World-Wide-Web, Tim Berners-Lee, han dado a conocer un escrito en el que consideran que la nueva propuesta de la Unión Europea relativa al filtrado de copyright es una «estructura de monitorización y censura».

El grupo de expertos ha remitido la misiva conjunta al presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, como medida de oposición ante la propuesta que se votará en el Comité de Asuntos Legales de la asamblea en los próximos 20 y 21 de junio para modificar el reciente Reglamento General de Protección de Datos. En concreto, su rechazo se centra en una nueva reforma que modificaría la ley de protección de datos actual, y obligaría a las plataformas de internet a realizar un filtrado mediante un sistema automático de todos los contenidos que suben los usuarios.

El objetivo de la directiva es localizar material que constituya infracciones de copyright. La propuesta también establece obligaciones de transparencia por parte de las compañías tecnológicas, y establece pagos a las empresas para «reforzar la posición negociadora» de los creadores.

La carta que ha publicado originalmente la agrupación Electronic Frontier Foundation denuncia que el filtrado de datos supone «una herramienta para la vigilancia y el control automatizado» de los usuarios y, en última instancia, una «infraestructura de monitorización y censura».

A pesar de que tiene como objetivo combatir la llamada “piratería”, los firmantes de la misiva entienden que esta herramienta automática afectaría no solo a los usuarios que suben vídeos y audios, sino también a los textos e incluso al código fuente que compartan los usuarios en plataformas de código abierto como Wikipedia o GitHub. Al utilizar un sistema automatizado, advierten de futuros errores en la detección automática de contenidos, como ocurrirá con citas y parodias, excepciones que sí recoge la legislación europea de copyright, y que afectaría a contenidos como los “memes”, sampleados –fragmentos de canciones– y remezclas, cuyos derechos no suelen ser reclamados por sus creadores.