2018/08/29

Oinatz Bengoetxea cierra un agosto de mucho coche y poco brillo en Gordoncillo
J.O.
0829_kir_pilota

Cuatro pegadores guipuzcoanos, Irribarria-Albisu contra Arteaga II-Rezusta, abren esta noche la feria donostiarra, un torneo en el que las empresas han decidido, sin olvidar el criterio de proximidad, mezclar a los que consideran sus manistas en mejor momento en busca de un equilibrio que no se está dando. No es el único festival profesional de las grandes empresas del día, pues ocho profesionales de Asegarce deberán devorar kilómetros para cumplir sus compromisos en Gordoncillo –León– y Villavieja de Yeltes –Salamanca–.

Entre los primeros está un Oinatz Bengoetxea que ayer mismo cumplió 34 años y que cerrará un agosto de muchos kilómetros, también ha jugado en Zamora y Sardón de los Frailes, y poco brillo. Si miramos a los datos fríamente, no se puede decir que Asegarce se haya olvidado de él, pues el de hoy será su decimosegundo partido del mes, una cifra que muchos querrían, pero sí que el peso de los compromisos que Asegarce ha reservado para su más reciente campeón están alejados de la calidad del de Leitza, que sólo ha sido alineado en Bastida.

La situación no es nueva, recuerda al verano de 2016, que terminó con el de Leitza calándose la txapela del acotado.