2019/01/12

Intxausti y Berrade destacan el buen ambiente del Euskadi Murias

Las dos incorporaciones vascas del equipo de Odriozola, satisfechos del desarrollo de la concentración de Benidorm desde el martes hasta el lunes. El vizcaino espera competir ya en febrero con continuidad y el navarro quiere comenzar fuerte en su debut profesional.

Joseba ITURRIA
0112_kir_ciclismo

Beñat Intxausti y Urko Berrade destacan a GARA el buen ambiente que se vive en la concentración del Euskadi Murias en Benidorm desde el martes hasta el lunes para preparar un inicio de temporada que será especial para los dos. El vizcaino espera empezar a competir en febrero con normalidad tras casi tres años sin poder hacerlo por una mononucleosis y el navarro quiere llegar a un buen nivel a su debut en profesionales.

Intxausti comenta sobre los primeros días de trabajo colectivos en Benidorm que «hago entrenamientos normales con los compañeros, poco a poco metiendo más horas con normalidad. Cosas que no podía hacer ahora las hago normal junto a mis compañeros. Lo de la enfermedad, la salud, está todo bien. Ahora falta coger la bicicleta y hacer entrenamientos de mayor duración e intensidad metiendo horas y estamos en ello».

El vizcaino admite que no sigue el ritmo de sus compañeros aún: «Después de tanto parón el cuerpo no ha tenido intensidad y meto horas de entrenamiento, lo importante es que el cuerpo responde a los bloques de trabajo y luego meteremos intensidad. Al final lo primordial es correr, el ritmo de carrera y eso habrá que cogerlo poco a poco llegando bien a febrero y marzo para empezar a correr e ir poco a poco afinando. El objetivo es hacer entrenamientos largos de resistencia, de más duración para entrar en febrero en la dinámica de carrera».

En base a su respuesta a la competición se definirá su calendario: «No sé si empezaremos en Mallorca, Valencia o en Omán, pero la idea es empezar como siempre e ir a carreras y ver cómo estoy, coger poco a poco la intensidad y la dinámica de carrera e ir mejorando».

Lo que deja claro es que sigue porque espera recuperar su mejor nivel: «Si estoy aquí es porque confío en mí y en volver a lo que era antes. No sé cuanto tiempo tardaré, no va a ser una cosa de semanas, sino de meses. Si para mitad de temporada me encuentro al 100% será bueno para mí y para el equipo. Para la Itzulia en abril tampoco queda mucho. Veremos cómo responde el cuerpo en carrera y cómo me encuentro de forma, pero es una vuelta muy exigente de nivel mundial Top y veremos cómo voy progresando. Terminar el año con la Vuelta estaría bien. Queda mucho, es un objetivo muy importante para el equipo y es un reto a largo plazo».

Está muy contento con las primeras tomas de contacto con el Euskadi Murias: «Es muy importante estar en la dinámica de un equipo en una concentración, te motiva mucho. Es un equipo familiar, cercano, con amigos, con jóvenes con mucha ilusión y motivación. El equipo está creciendo con corredores jóvenes, con invitaciones como el Tour de Omán del World Tour. Es un equipo de casa que crece y hace las cosas muy bien y ojalá podamos ver a este equipo donde estaba el Euskaltel antes».

Añade después de conocer los mejores equipos que al Euskadi Murias «no le falta de nada, estamos muy bien, tenemos buen ambiente. Han tenido un año muy bueno y eso da tranquilidad y confianza. El equipo ha confiado en mí cuando estaba en peores condiciones y es una motivación cumplir los objetivos y ser un espejo para los jóvenes, la motivación para nada es una presión. Estoy agradecido a Odriozola, Muriel y Murias y quiero devolver la confianza dando todo en la carretera».

«Un ambiente como en Lizarte»

También Urko Berrade coincide con Intxausti a la hora de destacar «un muy buen ambiente. Es una piña. Aunque antes los veía a los corredores de otro nivel, como idealizados, ahora ves que es un equipo en el que hay buen ambiente como teníamos en Lizarte. Son compañeros buenos y estoy haciéndome a ellos».

De la concentración de Benidorm apunta que «en cada salida o charla con los compañeros o auxiliares aprendes mil cosas nuevas. Es otra categoría, es un aprendizaje continuo y espero adaptarme lo más rápido a esta dinámica, asimilar lo que me van enseñando y plasmarlo en la carretera. Como la temporada amateur acaba antes, los que pasamos podemos hacer un invierno más largo que los que acaban en Turquía para empezar fuerte el año en las primeras carreras. Así en esta concentración nos entrenamos más fuerte y hacemos más tests».

Prefiere que el equipo le marque el objetivo de empezar fuerte porque ya en aficionados destacaba en los primeros meses: «En amateur solía empezar bastante bien y este invierno me he entrenado más que nunca. Hemos tenido un tiempo estupendo para entrenar en invierno y se agradece prepararte en casa, estás más a gusto y muy bien llevado por Xabier Muriel. Ya me llevaba de antes, es un grandísimo profesional, siempre está encima aportando cosas y además es una gran persona y lo valoro mucho. El año pasado tuve una lesión con momentos difíciles y siempre estaba apoyando. Me ayuda muchísimo».

«Es un privilegio pasar a correr con los mejores»

Urko Berrade es el único amateur vasco que ha subido a una de las dos primeras categorías tras una temporada que no fue fácil: «Cuando tuve la lesión pensaba que era un momento avanzado de la temporada y no sabía cuando me recuperaría. A mitad de año no lo hubiera creído que pasara a profesionales, pero fui entrando en la dinámica, acabé muy fuerte y al final sí pudo ser. Es un privilegio pasar al Euskadi Murias. Se ha pasado la sensación del momento y sigo contento y agradecido. Es un privilegio, una categoría en la que corres con los mejores casi todas las carreras».

Los que lo han conocido dicen que es un corredor que va a destacar más en profesionales que en la categoría amateur: «Es algo que sí me han dicho los entrenadores que he tenido y ojalá que así sea. Es cierto que me van más ese tipo de carreras más exigentes, cuando te haces corredor en Euskal Herria te haces duro por la metereología y el recorrido, pero habrá que ver si es así. Me considero todoterreno en general, es una virtud que para echar un cable puedo estar en casi todos los lados. Me falta la punta de velocidad, pero para trabajar para los demás no es ningún hándicap».

Se marca el objetivo de aprender en su debut profesional, pero no descarta ganarse una plaza para la Itzulia: «Me encantaría. Hay muchas carreras y a donde me manden estaré a gusto porque el nivel será altísimo, pero si me tuviera que quedar con una es la Itzulia. Soy realista, hay gente muy buena en el equipo y será muy complicado, pero es una carrera que tengo idealizada. No me pongo barreras ni límites y ojalá demuestre un gran nivel y me gane la plaza. Intentaré aprovechar la oportunidad y agradecer la confianza del equipo». Comparte habitación en Benidorm con Aritz Bagües: «Es un corredor con mucho bagaje que me trata como uno más y me enseña muchísimo». Solo tiene palabras positivas de la concentración alicantina.J.I.

BEÑAT INTXAUSTI


«Si estoy aquí es porque confío en mí y en volver a lo que era antes. No sé cuanto tiempo tardaré, no va a ser una cosa de semanas, sino de meses. Si para la mitad de temporada me encuentro al 100% será bueno para mí y para el equipo».