2019/03/30

La Gran Marcha del Retorno cumple hoy un año en medio de una escalada de tensión

Un año de marchas en la Franja de Gaza ha dejado un reguero de mutilados y heridos de bala: más de 6.500, según la OMS. Ante las protestas convocadas hoy, la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU pide contención para evitar «más muertos».

GARA|CIUDAD DE GAZA
0330_mun_gaza

La Gran Marcha del Retorno comenzó hoy hace un año para exigir el derecho al retorno de los refugiados palestinos y el levantamiento del bloqueo israelí.

Según datos de la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU en los territorios ocupados (OCHA), 271 palestinos han fallecido a lo largo de este año, 195 de ellos en el marco de estas marchas. Esta cifra incluye tres paramédicos y dos periodistas. El número de heridos asciende a 29.170, de ellos 8.000 de bala.

Nueve sufren pérdida de visión permanente, 22 tiene parálisis y 124 –al menos 21 de ellos, menores– han sido amputados (109 en piernas y 15 en brazos), según fuentes médicas.

Cerca de 6.000 de los heridos fueron menores –de los que la mitad requirió tratamiento hospitalario–, y 1.700 mujeres.

La OMS ha denunciado que el 80% de los niños y niñas heridos en las protestas que solicitaron salir de Gaza para recibir tratamiento de emergencia en Israel durante el último año vieron cómo sus permisos fueron rechazados o sufrieron retrasos.

Una comisión creada por la ONU para investigar la actuación del Ejército israelí concluyó en febrero que podría incurrir en «crímenes de guerra».

«Hay bases razonables para creer que durante la Gran Marcha del Retorno los soldados israelíes cometieron violaciones de los derechos humanos y la ley humanitaria, en algunos casos constitutivas de crímenes de guerra o contra la humanidad, y deben ser inmediatamente investigadas», afirmó.

Zeid Raad al-Hussein, alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, también ha condenado el «uso excesivo de la fuerza» en las marchas.

En Euskal Herria, más de una veintena de representantes políticos, periodistas y agentes sociales han denunciado «el abandono de Palestina» por parte de la comunidad internacional, que «solo realiza condenas sobre el papel que después de 70 años ya no sirven».

La ONG Sodepaz presentó en Bilbo un manifiesto –al que hasta el momento se han adherido Fermin Muguruza, Miren Amuriza, La Furia, Xabier Madariaga, Lander Arbelaitz, entre otras firmas– que denuncia las violaciones de los derechos humanos de los palestinos y reclama «el fin de la ocupación y el apartheid, el cumplimiento del derecho internacional y el cese inmediato de los bombardeos».

Expresa su apoyo al movimiento BDS, «como única estrategia de presión ante la falta de sanciones a Israel», y al que pide que se sumen las instituciones.