2019/06/12

Las denuncias a Skolae critican hablar de condones a estudiantes de 16 años

El contenido concreto de la denuncia de los padres de San Cernin contra los contenidos de Skolae pone en duda la legalidad de impartir en las escuelas los conceptos más básicos de la educación sexual. Cuestionan la legalidad de las charlas sobre anticonceptivos.

Aritz INTXUSTA|IRUÑEA
0612_eh_ultras

Uno de los materiales en los que se apoyan al menos dos de las tres denuncias que ha recibido el programa Skolae es un vídeo «sobre métodos anticonceptivos con posterior aclaración de dudas y espacio para compartir sus comentarios» para estudiantes de entre 16 y 18 años. Concretamente, son los padres de alumnos de San Cernin los que cuestionan que se ponga en práctica este contenido en el aula, aunque la plataforma M18 que lidera Juan José Cortés (diputado del PP por Huelva que saltó a la fama tras la muerte de su hija Mari Luz) replica el contenido. Ambas denuncias comparten que impartir estos conceptos de salud sexual tan básicos «plantea cuestiones inaceptables para buena parte de los padres», por lo que habría que ilegalizar estos contenidos.

La denuncia se sustancia en que los materiales de este programa de promoción de la igualdad, prevención de la violencia machista y de educación sexual incluyen conceptos terriblemente radicales y sobre los que no hay consenso. En consecuencia, el Gobierno estaría atacando la libertad religiosa y moral que corresponde a los padres, según el Artículo 27.3 de la Constitución española.

«Se trata de educación erótica que de ningún modo se puede confundir con la educación sexual. Este tipo de educación en base al erotismo no debe tener cabida en los centros educativos, se tratan de cuestiones íntimas que pertenecen a la esfera más personal del alumno», cuestiona la plataforma de Juan José Cortés en lo relativo al apartado pensado a los alumnos de Bachillerato.

«El Gobierno de Navarra quiere que los alumnos asuman su cuerpo ‘como una fuente de satisfacción y placer’. Resulta a todas luces inaceptable. ¿Realmente esto puede formar parte de un programa educativo?», se preguntan los padres de San Cernin en su escrito al juzgado.

Ambas denuncias contraponen a Skolae lo que denominan como «una auténtica educación sexual», aunque no llegan a desarrollar este concepto. Si bien, si el sexo no puede ser abordado como fuente de placer o satisfacción tal y como argumentan, la única forma de tratar este aspecto de la vida pasa por ser la mera reproducción biológica.

La denuncia de la asociación de Cortés censura, además, que el programa «invite a los menores a cuestionar su cuerpo, su identidad sexual, etc.». En su opinón, la existencia y aceptación de diferentes identidades sexuales no es algo sobre lo que haya un consenso suficiente.

Los denunciantes invocan no solo la Constitución española, sino la Declaración de los Derechos Humanos y distintos tratatos internacionales que desarrollaron los DDHH en su intento por ilegalizar este tipo de contenidos en las escuelas.

En virtud de estas denuncias, han sido llamados a declarar el viernes diez de los redactores del programa ante el TSJN. Ayer se formalizó el anuncio por parte de los sindicatos de profesores LAB, Steilas, ELA, CGT, UGT, CCOO y ESK de que tomarán parte en una protesta de apoyo a los autores de Skolae a las puertas del juzgado.

ACCESO AL PORNO


Un estudio publicado esta semana por la Universitat de les Illes Balears ha bajado la edad de acceso a la pornografía de los 9 a los 8 años. El fenómeno va en paralelo al repunte de las conductas machistas entre adolescentes.