2019/07/11

La junta de Euskaltel certifica su toma de control por Zegona

La entrada de José Miguel García como consejero delegado es una de las primeras decisiones adoptadas tras la toma de control del grupo por parte del fondo británico Zegona, que ha pasado a ser el primer accionista (20,94%), superando a Kutxabank (19,88%).

GARA|DERIO
0711_eko_euskaltel

Tras la toma de control de Zegona, ahora primer accionista de la compañía, la junta de accionistas de Euskaltel ratificó ayer el nombramiento de su consejero delegado, José Miguel García, designado para el cargo por el fondo de inversiones británico. Su nombramiento, por el plazo estatutario de cuatro años, fue aprobado por unanimidad en la reunión del consejo de administración del pasado 5 de junio.

El grupo –integrado por Euskatel, R y Telecable– celebró la junta extraordinaria en su sede del Parque Tecnológico de Bizkaia, en Derio. En ella también se decidió fijar en trece el número de miembros del consejo de administración, uno más que hasta ahora. Además, se ratificó el nombramiento por cooptación de Eamonn O'Hare como consejero dominical y se acordó la designación de Robert W. Samuelson para otro cargo de la misma categoría. En ambos casos, sus nombres fueron propuestos por Zegona.

En la junta, que apenas duró 13 minutos, no hubo ninguna intervención de los accionistas.

García comentó que se siente con «mucha confianza» porque ve «posibilidades muy fuertes» de fortalecer el posicionamiento de Euskaltel y añadió que, con la estructura de la que se quiere dotar a la operadora, ve «grandes» opciones de que el grupo se pueda expandir a otras áreas. «Tengo una confianza plena en este gran equipo humano y en la fortaleza y el arraigo de nuestras marcas. Con estos activos –añadió–, nos hemos puesto rápidamente manos a la obra para fortalecer aún más nuestro posicionamiento en nuestros mercados naturales y afrontar las oportunidades que surjan en el mercado nacional».

El CEO de Euskaltel destacó que la nueva organización estará centrada en cinco áreas operativas «claras». Por delante puso el área residencial y de autónomos, la de empresas y la que denominó «fábrica tecnológica». A ellas se unen la de finanzas y la de recursos humanos.

En un primer momento, Euskaltel se centrará en el diseño de esta nueva estructura y se espera que el nuevo plan estratégico esté definido para fin de año.

Nuevos despidos en cartera

En este contexto, fuentes del comité de empresa señalaron ayer a Europa Press que la dirección ha confirmado que están previstos nuevos despidos, tras la reciente salida de una veintena de directivos derivada de la toma de control por parte de Zegona, y que indicó que el ajuste será «el menor posible».

Las mismas fuentes precisaron que, en la reunión que mantuvieron el pasado jueves, la dirección les trasladó que el factor a tener en cuenta a la hora de decidir esas salidas sería la «sobrecapacidad» que se pueda detectar en determinadas áreas.

El comité criticó que, «una vez más», la dirección «siga ocultando hasta el final sus planes respecto a la continuidad del empleo». Por ello, apeló a estar «unidos y alerta».