2019/08/07

Cachemira sufre el segundo día de estado de excepción total
GARA|SRINAGAR

La Cachemira ocupada sufría ayer su segundo día en el agujero negro sin televisión, teléfono e Internet, después de que India impusiera un bloqueo total en el marco de la derogación del estatus especial del enclave, mayoritariamente musulmán y soberanista.

Este apagón, así como el envío de decenas de miles de s&dcThree;oldados adicionales, ha forzado una calma tensa, al menos por ahora. «Podríamos ver un estallido cuando la guardia esté baja», advirtió el líder del Movimiento Popular de Jammu y Cachemira, Shah Faesal, quien catalogó las últimas medidas de «acto de humillación».

Su compañero de partido Sajad Lone así como los antiguos jefes del Ejecutivo de Jammu y Cachemira, Mehbooba Mufti y Omar Abdullah, figuran entre los detenidos en las redadas iniciadas el lunes.

Las fuerzas militares y policiales ocupantes lanzaron el lunes gases lacrimógenos y pelotas de goma para dispersar las protestas en la principal ciudad cachemir, Srinagar. Un hospital de la capital recibió a seis heridos por bala y testimonios hablaban de tiroteos, controles y cortes de carretera militares en el acceso al aeropuerto.

Pakistán apela a la ONU

El primer ministro paquistaní, Imran Khan, afirmó ayer que su Gobierno está estudiando llevar ante Naciones Unidas o la Corte Internacional de Justicia (CIJ) la derogación del estatus especial de Cachemira por parte de India.

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, reclamó a India y Pakistán que «ejerzan contención» y alertó de un incremento de la actividad militar en la Línea de Control» que separa a ambos países y rivales históricos.