2019/08/19

Moyá y Zubeldia responden ante las dudas en la faceta defensiva

Imanol apostó por la veteranía y la seguridad del balear en detrimento de Remiro y el azkoitiarra apunta como central para el futuro.

Joseba ITURRIA
0819_kir_real

La nueva Real diseñada este verano con nueve incorporaciones a la primera plantilla ofrece dudas en los cimientos por la decisión de sustituir a tres jugadores que han sido titulares en las últimas temporadas como Rulli, Héctor Moreno y Raúl Navas por tres jóvenes sin experiencia en Primera como Remiro, Sagnan y Le Normand. Imanol optó en el primer partido por alinear a Moyá en la portería y a Zubeldia como central izquierdo y la respuesta de los dos fue positiva.

El portero balear concedió una ocasión a Rodrigo por jugar muy lejos de su área cuando la Real buscaba el empate, pero estuvo seguro en el resto de las intervenciones y en el gol nada se le puede reprochar. Remiro no había ofrecido esa seguridad en los partidos de pretemporada y con una defensa tan inexperta como la que alineó ayer Imanol con Zaldua como único jugador habituado a jugar en Primera junto a dos recién subidos al primer equipo como Le Normand y Aihen y un pivote como Zubeldia de central era importante dar seguridad con un portero de su gran personalidad.

Pero lo más reseñable del partido fue la gran actuación de Igor Zubeldia como central izquierdo. Normalmente cuando juegan dos centrales diestros se tiende a colocar en la izquierda al que ofrece más seguridad. No es fácil en el fútbol de la Real, en el que se busca dar una buena salida al balón desde atrás, jugar a pierna cambiada y el azkoitiarra fue el mejor del equipo tanto a la hora de defender como de iniciar el ataque.

Zubeldia ya había jugado como central de titular en juveniles y el Sanse y con el primer equipo por las bajas de compañeros, pero sobre todo había sido un recurso en los desarrollos de los partidos por alguna lesión o porque se buscaba una variante ofensiva y salía un jugador atacante en lugar de un defensa, pero Imanol ha utilizado a Zubeldia de central toda la pretemporada. Eso invita a pensar que lejos de ser una solución para el problema que se planteaba en el primer partido por las bajas de Diego Llorente y Aritz Elustondo, piensa utilizar al azkoitiarra más en ese puesto.

Jugar junto a Illarramendi

Una de las asignaturas pendientes de los entrenadores de la Real en los últimos años era conseguir que dos jugadores de la calidad de Zubeldia e Illarramendi pudieran actuar juntos. Lo normal parecía intentar que lo hicieran en el centro del campo, pero por su forma de jugar les resultaba difícil coincidir.

Eusebio fue el primero en alinear a Igor Zubeldia en la defensa como titular el 24 de setiembre de 2017 precisamente ante el Valencia en Anoeta en un partido en el que solo tenía un central disponible, Aritz Elustondo, y la Real perdió por 2-3 con un gol de Zaza en el minuto 85. No solo esa semana, el vallisoletano trabajó con él como central en los entrenamientos desde la temporada anterior y también Asier Garitano lo hizo.

Pero lo de Imanol es diferente. Lleva toda la pretemporada con Zubeldia como central en una defensa de cuatro y de cinco y más que un recurso para cubrir las bajas en Mestalla parece que tendrá continuidad y más después del gran rendimiento que dio. Se verá a partir del domingo en Mallorca, donde el oriotarra podrá contar con Diego Llorente y Aritz Elustondo tras cumplir su sanción. Que haya subido al primer equipo Ander Guevara solo tiene sentido si Zubeldia no juega en la misma posición que Illarramendi y el gasteiztarra.

Además Aritz Elustondo también puede contar más como lateral derecho que como central y, junto a Rubén Pardo, es Andoni Gorosabel el jugador que tendría más opciones de salir cedido antes del cierre del mercado. Ninguno de los dos entró en la primera convocatoria y lo van a tener difícil para jugar.

Cuatro sesiones a puerta cerrada

La Real efectuó ayer en Zubieta la habitual sesión de entrenamiento postpartido de recuperación para los titulares en Valencia y más intensa para los que no jugaron de inicio. El equipo descansará hoy y mañana comenzará a preparar el partido que jugará el domingo en Mallorca a las cinco de la tarde, otra vez un horario poco apropiado como el del sábado en Mestalla en pleno mes de agosto.

Imanol ha diseñado una semana en la que solo habrá un entrenamiento a puerta abierta mañana a las 10.00 en Zubieta y a partir del miércoles se entrenará a la misma hora a puerta cerrada, menos el viernes, que la sesión será a las 12.00.

Será un partido importante en Son Moix ante un Mallorca que ganó al Eibar el sábado en su vuelta a Primera 2-1 con siete jugadores titulares que llevan en el equipo desde que estaba en Segunda B. El equipo balear no pierde un partido en casa desde el 8 de diciembre del año pasado, cuando el Málaga le derrotó por 1-2.J.I.