2019/09/12

El regreso a casa «reactiva» al equipo

Los azulgranas buscarán su primera victoria de la temporada tras enlazar tres desplazamientos.

Amaia U. LASAGABASTER
0912_kir_eibar

Se cumple prácticamente un mes del inicio de Liga pero fue ayer cuando el Eibar pisó por primera vez el verde de Ipurua. Los azulgranas están deseando repetir, esta vez en competición, tras encadenar tres desplazamientos que han dejado malas sensaciones, al menos los dos primeros, y apenas un punto.

Y es que como la mayoría de los equipos, no hay un sitio mejor para el Eibar que su propio estadio. «Sabemos que para conseguir la permanencia, lo más importante pasa por aquí», reconocía ayer Anaitz Arbilla y, efectivamente, así ha sido desde que el equipo llegó a Primera. La temporada de su debut, cuando acabó antepenúltimo, fue también la más ajustada: sólo consiguió en Ipurua el 51% de sus 35 puntos. La pasada, la más «casera»: 33 de sus 47 puntos, el 70%, los sumó ante su afición. A domicilio apenas pudo celebrar dos victorias.

Ha comenzado la Liga en la misma tónica, aunque la comparación no sea la más válida. Nunca hasta ahora había enlazado el Eibar tres desplazamientos. Y, como admitía Arbilla, se hace especialmente complicado. «Pierdes un partido fuera y piensas bueno, el siguiente en casa, y eso ayuda. Es más difícil recuperarte, animarte, cuando el siguiente lo vuelves a jugar fuera. Pero ha tocado así».

Ahora hay motivos para esa «reactivación». No sólo porque el partido se dispute en Ipurua. También por las sensaciones ofrecidas en el Wanda, «mucho mejores que en las dos jornadas anteriores, es a lo que nos tenemos que aferrar». Y por lo bien que «ha trabajado el equipo» durante el parón, que ha venido «fenomenal para cortar ese mal momento y cargar las pilas. Ahora estamos con ganas de competir a tope con nuestra gente, de dar la talla y sobre todo de ganar. Porque las sensaciones son importantes pero los puntos también y tienen que llegar», subrayó el navarro.

ENTRENAMIENTO


Cote completó la sesión, en la que no participó Esteban Burgos. Tampoco Dmitrovic, que regresó a la tarde de su concentración con la selección serbia.