2019/11/12

«PODRI»
VOCALISTA DE RAT-ZINGER

Rat-Zinger acuña este año su décimo aniversario y para celebrarlo con un hecho significativo, el sábado 16 graba en Kafe Antzokia su actuación. El concierto se publicará en un doble elepé con fecha por determinar. Además, el cuarteto bilbaino presenta como novedades el segundo volumen de «No habrá piedad para nadie» y la reedición en vinilo de «Rock ‘n’ roll para hijos de perra».

«Cada canción debe tener tres partes iguales: música, mensaje y actitud»
Ixai BARRENETXEA|BILBO
Rat-zinger_foto

Con todo el aforo vendido, Rat-Zinger se enfrenta este sábado a uno de sus conciertos más estimulantes, ya que la actuación se graba para ser editada en un doble elepé resumen de su dinámica, luminosa y popular carrera. El cuarteto no quiere prisas, por lo que la publicación del disco no tiene aún fecha prevista. Además, la noche también quedará plasmada en video. Banda invitada Shöck, 22.00.

Asimismo Rat-Zinger son noticia por dos aconteceres más: la reciente publicación en vinilo de su apreciado “Rock ‘n’ roll para hijos de perra” (Guns of Brixton Records) y del segundo volumen de la serie “No habrá piedad para nadie”, vertiginoso título que firma uno de los alegorías más directas del grupo: «Por cada sometido, sangre. Por cada desaparecido, piel. Por cada encarcelado, extremidades. Por cada violación, genitales post-ejecución. Romper cristal, despójate de todo corazón (...) No habrá piedad para nadie, sin revolución». El cedé reúne canciones regrabadas, títulos nuevos, temas recuperados que no llegaron al disco... Viene a ser un encendido ajuste de cuentas con su pasado. Se vende al asequible precio de cinco euros.

A Rat-Zinger el punk rock se les queda corto, el metal es solo un poderoso barniz más, como el thrash puntual, el speed metal o el metalcore; el rock no es suficiente para definir su extrema corrosividad, el jarkore es parte de viajes como “Larga vida al infierno”… Pero se continúa sin hallar la palabra concreta, aunque, en realidad, todo se resume en escucharles en disco o en directo, escenas donde la pasión y los intestinos lo unen todo y pisan etiquetas.

A lo largo de la historia de Rat-Zinger han colaborado músicos como Fermin Muguruza, Evaristo, Fer “Apoa”, Brigi (Koma), Manu (Porco Bravo)... y las formaciones al completo de Kaos Urbano y Non Servium.

Por otra parte, Podri ha realizado numerosas colaboraciones, su enérgica, sucia y vigorosa voz es muy estimada en el circuito punk-rock-metal. Recientemente colaboró con el quinteto Sensa Yuma, grupo punk de Birmingham residente desde hace años en Alacant. Con ellos grabó en directo “Kaos”, de R.I.P., dentro del disco “Live at GBC”. El resto de la banda y equipo cuenta con numerosos proyectos paralelos.

«Somos los que a hierro sobreviven, los que colgaron a sus líderes del árbol caído; el ejército enemigo que acabará contigo. Somos anónimos seres sin nombre, somos los miles de mujeres y hombres sin adaptar a esta puta Humanidad (...). Somos carne cruda de metal...». De su canción “¡Indestructibles!”, álbum “Santa calavera” (2018).

Una década y la sensación de que Rat-Zinger es una unidad en cuerpo y actitud.

Cuando Anarko, banda en la que militábamos “Pinky” y yo, se separó definitivamente, nació la idea de formar Rat-Zinger. Nombre que surge el día en que nombraron Papa de Roma a Benedicto XVI, y donde compusimos el tema “Matar a Ratzinger”. Desde ese momento decidimos seguir juntos bajo ese nombre. Rápidamente se unen al grupo Javi “Puñales” a la guitarra y Natxo “Dr. Saturno” a la batería. Antes de tocar una sola nota, nos reunimos en el bar La Cepa, del barrio de San Inazio, donde hablamos de lo que queríamos hacer y del funcionamiento interno. Buscábamos no crear un grupo, sino una banda armada; un equipo de varias personas que formaran un solo ente, sin nada por encima y nada más bajo. Es cierto que en la batería hemos tenido diversas rotaciones. El que más tiempo estuvo fue Xanpe “Ruko” (Pi L.T.), con el que grabamos dos discos. Con la llegada de Xabi “Deskarga” y el disco “Larga vida al infierno”, cerramos el círculo definitivamente.

Comenta que en Rat-Zinger «no hay nadie por encima ni por abajo»; es decir, que son un equipo horizontal, y en el que se reparten lo que se consiga a partes iguales, una posición ajena a lo que suele ser el reparto convencional.

A día de hoy lo hemos conseguido y seguimos manteniendo esa filosofía. Somos diez personas que forman la banda: cuatro músicos, un técnico de sonido, una técnico de luz, un pipa, un chófer, un mánager y un diseñador gráfico, donde repartimos todo a partes iguales, incluido los derechos de autor.

La unidad estilística, a pesar de sus diferentes orígenes, parece un tótem inamovible.

Sí, somos fieles a nosotros mismos. No es algo premeditado. Hacemos lo que nos sale, nos gusta… Muchos dirán que tocamos lo mismo disco tras disco, pero no estamos de acuerdo. Sí sabemos que cada canción debe tener tres partes iguales: música, mensaje y actitud.

La Iglesia es uno de los puntos de mira de Rat-Zinger, pero, de una u otra forma, también las empresas del Ibex, los egoístas, los insolidarios, los políticos parásitos y farloperos... están en la olla hirviente de Rat-Zinger.

La Iglesia siempre ha sido nuestro blanco favorito, pero en la realidad que vivimos está todo tan infectado que ampliar “las dianas” es inevitable. El odio es nuestra inspiración absoluta. Pero no por imposición nuestra. Es imposible cantarle al amor en las circunstancias que vivimos.

Cabe ver que el reverso de sus letras sea la empatía, el valor de la amistad, la igualdad, la solidaridad, la franqueza...

Efectivamente. En nuestras letras siempre hablamos de varias cosas transversalmente. Pocas tienen una sola rama de definición. Están forjadas por el odio, pero si se presta atención, se encuentra mucho más. No todo el mundo la presta, por lo que el cerebro puede engañarte y hacerte pensar que somos simplemente quinquis de libro, que todo es lo que parece. Y eso siempre es un error. Pero bueno, Rat-Zinger está concebido para que haya quien caiga en ese error. Y ocurre.

¿Rat-Zinger exige sacrificios aunque al final se compensen emocionalmente con una actuación o con un disco entre las manos?

Una banda, si se vive como tal, exige mucho sacrificio, mucho esfuerzo y mucho trabajo. No hay nadie que consiga funcionar sin todo eso. Al que le vaya bien, y te diga que no da un palo al agua, miente. Dicen que ensayar es de cobardes, nosotros sabemos que no es así.

En el último mes han sido noticia por la reedición en vinilo de «Rock ‘n’ roll para hijos de perra» y la continuación de «No habrá piedad para nadie», dos sentencias que, al margen de la música, estremecen.

Nos gusta llamar a las cosas por su nombre, o incluso por algo que les joda más aún. Los títulos de los discos, e incluso de las canciones, son tu tarjeta de presentación. No puede ser un simple “Awambabuluba”. Lo cierto es que teníamos muchas ganas de sacar en vinilo “Rock ’n’ roll para hijos de perra”, tanto por lo que ha supuesto ese disco para nosotros, como por su portada. El segundo volumen de “No habrá piedad para nadie” acaba de salir a un precio de cinco euros. Recopila el material de la banda de 2015 a 2019. Es un proyecto a largo plazo, que consta de cuatro volúmenes. Es una manera de poder autoeditar cosas, sin que tengamos que sacar un disco por año, y sin presiones discográficas. Son muchas ganas de hacer y rehacer. Es una manera de marcar lo que se toca en directo, de regrabar alguna cosa que no nos convenció del todo, de darle salida a lo que se grabó y no entró en un disco y de grabar temas nuevos. Tanto en el volumen uno como en el dos encontramos cuatro temas nuevos grabados para la ocasión. Nuestro día a día va como el modo de vida: a toda hostia.

En la actualidad es menos místico grabar en directo que en los setenta u ochenta: muchos festivales, giras, internet... pero Rat-Zinger derrumba complejos y apuesta por esta vertiente.

El directo es el hábitat natural de la banda. Creo que cualquier grupo piensa o sueña con grabar un disco en directo. Todo a una carta siempre está bien, aunque haya comodines. Sacar un doble vinilo, como haremos en esta ocasión, consideramos que es lo suyo, tal vez por esas grabaciones tan descriptivas de los ochenta. Solo puedo decir que estamos muy motivados, tanto por el concierto en sí, en casa, como por haber vendido todo y por la grabación en audio y video.

¿Habrá invitados en Kafe Antzokia o es un aporte que complicaría la grabación?

Y por supuesto, al ser un aniversario, habrá invitados. ¿Qué compliquen la grabación? ¡Seguro y mejor!

¿Les podrá la ansiedad de editarlo o se tomarán el proceso con calma?

Hasta que no te ves en una de estas, no te das cuenta de la complejidad de la magnitud de la tarea. Lo grabará nuestro técnico Óscar “Streamline”, que ya hizo un trabajo acojonante con el directo de Sensa Yuma, para mí, la mejor banda punk del Estado. Lo sacaremos en doble vinilo, pero con cedé dentro, y nos tomaremos todo el tiempo del mundo para publicarlo. Nos pillará el toro, como de costumbre. Ya sabes que hay tres maneras de hacer las cosas: bien, mal y como Rat-Zinger.

DOBLE VINILO


«El directo es nuestro hábitat natural. Creo que cualquier grupo piensa o sueña con grabar un disco en directo»

AVERSIÓN


«El odio es nuestra inspiración absoluta. Pero no por imposición nuestra. Es imposible cantarle al amor en las circunstancias que vivimos»

Siempre hemos cuidado mucho lo visual. Así que les daremos cera a las «ratas», rociaremos con gasolina el escenario, encenderemos un puro y montaremos el akelarre que la ocasión merece.