2019/12/05

Cosas que pasan

El derbi más caldeado de Italia, un equipo nigeriano tiroteado, otro angoleño que cumple 80 años y el futuro uzbeko de Adebayor.

Joseba
1205_pri_internacional

«Ganaríamos al Milan actual», se jactó Silvio Berlusconi ante un grupo de tifosi del Monza, el club de la Serie C italiana y último juguetito del ‘putero’ y, de paso, polémico expresidente transalpino. A renglón seguido, añadió sin que se le saltara un solo punto estético de la cara: «Y, ahora, perdonadme, pero me tengo que ir de putas». El conjunto rossonero no anda fino, y es undécimo, como tampoco el Napoli de Carlo Ancelotti, décimo y sin ganar desde el 19 de octubre, como no carbura Cristiano Ronaldo –seis goles esta temporada, tres de ellos de penalti– y eso quizá lo note una Juventus que volvió a ceder el liderato ante un sólido Inter de Antonio Conte. Los juventinos no pudieron pasar del empate en casa ante el simpático y valiente Sassuolo, bajo cuyos palos frenó a las ‘cebras’ un chaval de 18 años, Stefano Turati, cuarto portero del equipo, memorable su debut en Serie A, a tal punto que fue felicitado por su homólogo en la portería anfitriona, Gigi Buffon, quien para cuando el chaval vino al mundo un 5 de setiembre de 2001, él ya había ganado una Coppa y una UEFA con el Parma. Debut con mayúsculas y derbi a la italiana, henchido de pasión, dicen, la rivalidad más dura de Italia.

Trece años después, Brescia y Atalanta se volvieron a ver las caras en lo más alto, clásico lombardo por excelencia, sin entradas facilitadas al rival, odio que rezuma hasta tal punto que hace unos años los tifosi del Atalanta –con sede en un Bergamo donde, por cierto, Berlusconi y la xenófoba Liga Norte gobernaron– cogieron un tanque en la presentación del equipo y arrollaron, con uno de los jugadores a los mandos del blindado, un coche decorado con los colores del Brescia. Literal. Los brescianos no se quedan cortos en sus formas. hace unos días, Massimo Cellino, presidente del Brescia, se soltó sobre sobre los enfados de Mario Balotelli: «¿Qué que le pasa? Que es negro, que quieres que te diga... Está trabajando para aclararse, pero lo tiene muy difícil». El club aclaró después que las palabras de Cellino eran «una broma, claramente incomprendida, lanzada en un intento de apaciguar la exposición mediática y proteger al jugador». En fin, que al final ‘conejos’ y ‘cerdos’ volvieron a verse las caras este domingo, con 0-3 final. Los segundos fueron recibidos en casa, a 50 kilómetros, como héroes.

Lautaro derrocha amor

No marcó Balotelli, pero sí sumó dos más a su cuenta particular no solo el actual capocannoniere sino el hombre que ha superado a Robert Lewandowski en la pelea por la Bota de Oro. Hablamos de Ciro Inmobile, que aupado en la sexta victoria consecutiva para su Lazio, suma ya 17 goles y 5 asistencias en 14 jornadas. Pero si hay dos nombres que copan las portadas deportivas son la dupla del Inter que forman el poderoso belga Romelu Lukaku y la nueva joya argentina Lautaro Martínez, 10 y 6 tantos, respectivamente.

Este pibe, de 22 años, está de dulce y quién sabe si detrás de ello están, además de sus dotes futbolísticas, los consejos sexuales de su técnico Antonio Conte: evitar la infidelidad, posturas que no les exijan mucho físicamente y que la ‘cosa’ no se alargue. Como decía el seleccionador Carlos Salvador Bilardo, «mientras las mujeres sean las que estén arriba, todo estará bien». El brasileño Felipao Scolari aconsejó a sus futbolistas practicar el sexo «pero sin acrobacias», que eso «cansa». En tanto Pep Guardiola en el City les ponía como hora tope la medianoche, que luego hay que dormir bien, el gran Eric Cantona sostenía que «el fútbol es como hacer el amor. Si no puedes como yo, aguantar 90 minutos, no ganas». Fin.

En el fútbol africano tienen riesgos mayores en los que pensar que en lesionarse practicando sexo, como le pasó al ghanés Kevin-Prince Boateng. La plantilla del FC Ifeanyi Ubah de la Premier nigeriana fue tiroteada cuando el autobús que les trasladaba a jugar su partido semanal fue atacado por un grupo de ladrones; el resultado, varios jugadores gravemente heridos. No menos asombroso fue la forma en la que el también nigeriano Enugu Rangers despidió esta jornada a su técnico: en el minuto 85 de partido, cuando los suyos perdían 0-2 y a través de la mefagonía del estadio; su sustituto será un exseleccionador de Nigeria, al que despidieron tras un vídeo de la BBC donde fue ‘cazado’ admitiendo sobornos. Como ‘cazaron’ al autobús de lujo donado al Caps United por su exjugador Nyasha Mushekwi, ahora en la Liga china, incautado por la Autoridad de Ingresos de Zimbabwe, ya que el club adeuda al fisco 50.000 dólares de impuestos no pagados.

El Mazembe, histórico

50.000 son las plazas que va a tener el nuevo estadio presentado por el histórico TP Mazembe (Tout Pouissant Mazembe o Todopoderoso Mazembe), congoleño, coincidiendo con el 80 aniversario de su fundación, y eso que su actual, con capacidad para 18.000, fue inaugurado ¡en 2012! Ganador de 5 Champions africanas, 2 Copas Confederaciones, 3 Supercopas y una Recopa en 2010 fue subcampeón del Mundial de Clubes. Radicado en la ciudad minera de Lubumbashi, cerca de la frontera con Zambia, alberga a este exitoso club fundado por monjes benedictinos, de ahí que sus jugadores y seguidores sean conocidos como ‘Les corbeaux’ (los cuervos), en referencia al hábito negro que vestían los monjes.

Ante el desconocido fútbol africano a ojos occidentales, quizá a más de uno le suene este Mazembe por su popular arquero Robert Kidiaba, quien cada vez que sus compañeros anotaban él hacia las delicias del público con su ‘bum shuffle’ o movimiento sobre su trasero, que se hacía viral en redes sociales.

Pero si hay un nombre en la historia del club que trascendió fronteras y ha superado el paso del tiempo a la altura del gol de la ‘mano de Dios’ de Maradona, ese es Albert Mwanza Mukombo, de apenas 1,64 de estatura, descendiente de la etnia de pigmeos mbuti, referente del equipo, participante de la famosa selección de Zaire en Alemania´74 y autor de aquella estrambótica jugada ante Brasil en la que formando parte de la barrera que defendía un libre directo sudamericano, al sonar el pitido del árbitro, se adelantó y despejó el balón. Falleció en 2001, a los 55 años, cuando la expectativa de vida en el país no supera los 50.

No tantos, pero sí con 33 años debutó el fin de semana en la Premier League el portero David Martin, en un West Ham en el que su padre, Alvin, es una leyenda; tras no encajar en su visita al Chelsea, se fundió en un abrazo con su progenitor. Imagen de la jornada. El reverso opuesto, Benik Afobe, jugador del Wolverhampton que ha perdido a su hijo de dos años.

Un ojo es lo que han perdido muchos protestantes chilenos bajo disparos policiales. El centrocampista de Universidad Católica, Ignacio ‘Nacho’ Saavedra, se tapó un uno de ellos durante la foto del equipo como campeón 2019 para recordar a todas las víctimas que han sufrido heridas oculares durante la represión ejercida por el Gobierno presidido por Sebastián Piñera. Y muy lejos de allí, en la Premier rusa, la imagen solidaria la ofrecieron los jugadores del Spartak de Moscú. Comandados por su capitán, antes del saludo con el rival se colocaron sendos pasamontañas en señal de apoyo a sus hinchas detenidos no solo en la previa sino en los días antes de su duelo ante el líder Zenit de San Petersburgo.

Mbappé da largas

En Burdeos, con el equipo tercero en la Ligue 1, los ‘Ultramarines’ saltaron al terreno de juego en su encuentro ante el Nimes para protestar contra la gestión de el fondo de inversión norteamericano que maneja el club y del cual quiere hacer negocio. El choque se detuvo media hora. Segundo en el campeonato francés en el Marsella de André Villas-Boas, cediendo la primera plaza a un PSG en el que según el programa ‘‘Telefoot’’, uno de los más seguidos en Francia y mejor informados, el astro Kylian Mbappé sigue dándole largas a Leonardo, director técnico del club parisino, para prolongar su actual contrato.

No al fútbol español, sino al uzbeko, al líder Pakhator, es a donde apunta el inmediato destino de un viejo conocido, el gabonés Enmanuel Adebayor. A sus ya 35 años acaba de rescindir por sorpresa su contrato con el Kayserispor de la Liga turca, donde llevaba tres temporadas, y después de que el domingo capitaneara a su equipo y marcara ante el Besiktas. Y es que al final, ¿qué queda? Como decía Marco van Basten, «si he tenido diez entrenadores, uno me enseñó algo, tres no me estropearon y seis intentaron joderme».

ENIOLA ALUKO (JUGADORA DE LA JUVENTUS)


«Torino está 20 años por detrás. Me he cansado de entrar en tiendas y que el propietario pensara que iba a robar... en el aeropuerto me controlaban como a Pablo Escobar».