2013/11/13

El parón se ve como una oportunidad para reaccionar

Marc Bertrán, que volvió a ser titular frente al Almería, asegura que, con trabajo, se corregirán los errores.

Natxo MATXIN
P031_f02

Marc Bertrán se ha consolidado en el lateral derecho rojillo. A diferencia de la temporada anterior, en la que el catalán fue castigado por las lesiones, en la presente está gozando de una mayor continuidad y se demostró frente al Almería. Después de una semana con problemas físicos, Javi Gracia volvió a alinearlo de titular, pese a que Oier no lo había hecho mal frente al Rayo y la Real.

Una confianza que el futbolista considera «se puede ganar o perder, pero lo realmente importante es dar el máximo nivel en cada entrenamiento y en cada partido, a partir de ahí el míster trata de elegir lo mejor para el equipo». Su regreso al once coincidió, sin embargo, con quizás la peor imagen ofrecida por el equipo desde que el técnico iruindarra llegó al banquillo osasunista.

«Es cierto que no tuvimos tanto control del partido como en otras ocasiones porque el Almería se encerró muy bien atrás y fue muy complicado encontrar espacios. Está claro que nos costó jugar con profundidad y crear ocasiones, por eso haremos hincapié con trabajo en mejorar esos detalles», confirmó el defensa.

El parón liguero puede contribuir a incidir en esas tareas pendientes y buscar la reacción necesaria. «Nos hubiera gustado llegar con tres puntos más, pero ahora tenemos tiempo para preparar los importantes partidos que tenemos a la vuelta de la esquina. Se está trabajando mucho en los entrenamientos y creo que esta semana va a haber bastante carga de trabajo para ponernos a punto», vaticinó.

Encadenar victorias

Está claro que a la escuadra navarra le está faltando una línea de regularidad con la que encadenar más de un triunfo seguido, lo que, dada la igualdad en la categoría, permitiría dar un buen salto en la tabla. «No es fácil ganar tres partidos seguidos, pero ¿por qué no va a ser esta temporada? Es verdad que ahora tenemos dos encuentros consecutivos fuera pero, si hacemos bien las cosas, podemos ganar a cualquier equipo y en cualquier estadio», aseguró.

El Mosquito gana la VII edición de la Banderilla Rojilla

El restaurante iruindarra El Mosquito fue el vencedor de la séptima edición de la Semana de la Banderilla Osasuna, organizada por la Fundación, y que este año contó con la participación de 37 establecimientos. El pincho ganador fue elaborado con vieira de zamburiña con salsa verde y saquito sorpresa de marisco. En segundo lugar quedó el Hotel Alaiz y en tercero, el bar Otano.

Por otro lado, el bar Txapela, de Zizur Nagusia, se llevó el premio popular con su banderilla «Haragi Gorria», confeccionada con una base de crema de pochas acompañada de rollito de carne en tulipa de patata, mientras que «Magras con yema de huevo y crujiente de tomate», del bar Ainhoa, de Lekunberri, ganó el premio a la banderilla más navarra. N.M.

Nino vuelve a entrenarse por primera vez con el resto de sus compañeros

Cuatro meses después de que se rompiese el ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha apenas iniciada la pretemporada, Nino volvió ayer a entrenarse por primera vez con sus compañeros en sesión vespertina. El almeriense se ejercitó durante unos veinte minutos en un ejercicio de técnica con balón.

Anteriormente, por la mañana, casi toda la plantilla se empleó en el gimnasio de Tajonar. Únicamente Cejudo y Armenteros corretearon durante un rato por uno de los campos de hierba natural de las instalaciones rojillas.

Como ya es sabido, además de los lesionados, a ambas sesiones únicamente faltaron los dos internacionales rojillos, Gato Silva y Raoul Loé, concentrados con sus respectivas selecciones.

Es el camerunés el que tiene el compromiso de mayor responsabilidad, ya que el domingo se juega la clasificación para el Mundial de Brasil frente a Túnez. N.M.

José García. Marc Bertrán se refirió al debut de José García, un futbolista «con muy buenas condiciones y un futuro prometedor, pero que es todavía muy joven y con el que hay que ir pasito a pasito».