2014/02/11

Yemen impone una solución federal diluida que no contenta a los sudistas

El Gobierno yemení ha impuesto la fórmula de un Estado Federal pero diluido en seis entes regionales. Hace así caso omiso a la exigencia del sur de Yemen, que reclamaba como fórmula de compromiso una confederación norte-sur, lo que para Sanaa suponía reabrir viejas heridas.

GARA
P017_f01_199x116

El comité gubernamental creado para determinar la forma del nuevo Estado yemení anunció que el país se convertirá en una república federal integrada por seis regiones, cuatro en el norte y otras dos en el sur.

Este comité fue creado por el presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, tras la conclusión del diálogo nacional a finales de enero, y ahora su decisión será remitida a la comisión constituyente para que la incluya en la futura Carta Magna.

En el sur de Yemen se establecerán las regiones de Hadramut y Adén, la primera compuesta por la provincia del mismo nombre y las de Al Mahra y Shabua, además del archipiélago de las islas de Socotora, situado en el océano Índico. La de Adén estará formada por la provincias del mismo nombre y las de Abien, Lahch y Al Dalea.

Insatisfacción de los sudistas

Esta distribución no responde a las exigencias de los delegados sudistas autonomistas en el diálogo nacional, que instaban a un Estado federal con dos provincias, retomando la configuración de los dos Yemen antes de su unificación en 1990.

Menos satisface a los independentistas, que boicotean el diálogo y reivindican abiertamente la soberanía del sur.

Por lo que toca al norte, las regiones controladas por los rebeldes zaidíes chiíes de Ansrullah, incluido su bastión de Saada, serán integrados en la provincia de Azal, cuya capital es ahora Sanaa.

A la capital del Estado el proyecto le reserva un estatus de «ciudad unitaria no sometida a la autoridad de ninguna región y tendrá medidas especiales en la nueva Constitución para garantizar su independencia y neutralidad».

Paralelamente, Adén, capital histórica del sur y principal puerto del país, tendrá asmismo un estatus administrativo y económico especial, con poderes legislativos y ejecutivos independientes de las regiones.

La lista de entes federales del norte se completa, además de Azal, con Jamad, Tahama y Saba, que englobarán a actuales entes provinciales.

CONSTITUCIÓN. Se espera que el actual presidente yemení designe, a más tardar hoy, a los miembros de la comisión constituyente encargada de llevar adelante este plan y que tiene un año para elaborar la nueva Carta Magna