2014/03/15

El 71% de la CAV defiende la puesta en libertad de los presos enfermos

El 71% de la ciudadanía de la CAV ve bien la puesta en libertad de los presos enfermos, como dicta la ley, y el 73% es partidario de su acercamiento a prisiones vascas, según el Sociómetro hecho público ayer por el Gobierno de Lakua. Además, el 66% cree que «a los presos de ETA» se les deben aplicar los mismos «beneficios penitenciarios» que al resto.

Iñaki IRIONDO GASTEIZ
P004_f02_139x168
Votantes PP. 46%. Les parece bien que «se libere a los presos y presas de ETA que padecen alguna enfermedad grave o incurable». Al 34% le parece mal y al 18% ni bien ni mal.

La solicitud de excarcelación que están realizando en estos días los presos políticos vascos con enfermedades graves o incurables y los que ya han cumplido los 70 años cuenta con el apoyo mayoritario de la ciudadanía de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa. El secretario general de Paz y Convivencia de Lehendakaritza, Jonan Fernández, presentó ayer los datos del 54 Sociómetro que indican que el 71% de los encuestados ve bien «que se libere a los presos y presas de ETA que padecen alguna enfermedad grave e incurable, tal y como establece la ley». Apenas un 12% lo ve mal, el 9% «ni bien ni mal» y el 8% restante no sabe o no contesta.

La posición favorable a la puesta en libertad de estos presos enfermos es mayoritaria en todo el arco político. La aprueban el 94% de quienes recuerdan haber votado a EH Bildu, el 79% del PNV, el 72% del PSE y el 50% de los de UPyD. También dentro del electorado del PP son más los que lo ven bien, el 46%, que los que se declaran contrarios y que son el 34%. La posición a favor de la libertad es del 74% entre los que votaron a otros partidos, del 66% entre quienes se abstuvieron y del 61% en los encuestado que dicen no recordar qué votaron.

El Sociómetro presentado ayer se realizó entre el 4 y el 12 de febrero, con entrevistas a domicilio de 2.470 personas. De ellas, el 73% cree que «en la situación actual, el Gobierno español debería acercar a los presos y presas vascas a las cárceles de Euskal Herria».

Se trata de una opinión mayoritaria entre los votantes de todos los partidos, con la única salvedad en este caso de quienes se declaran electores del PP, que en un 52% están en contra de este acercamiento.

La encuesta de Lehendakaritza plantea también si a «los presos y presas de ETA» se les deben aplicar los mismos «beneficios penitenciarios», «como permisos, salidas de fin de semana» etc. que se aplican a los reclusos en general. El 66% responde que sí, y de nuevo la posición favorable es mayoritaria entre todos los partidos, incluido esta vez también el PP.

Facilitar la reinserción

Otra de las preguntas incluidas en este Sociómetro es si se cree que, en la situación actual, el Gobierno español, dentro de la legalidad, debe facilitar la reinserción de los presos y presas de ETA». La respuesta mayoritaria, con un 47%, es la de «sí, de todos y todas sin exclusión». Otro 22% contesta que «sí, pero solo de quienes no tienen delitos de sangre». En una posición muy minoritaria queda el 11% que señala que no debe haber medidas de reinserción y que los presos «deben cumplir íntegramente sus penas».

En relación con las preguntas de la encuesta, es preciso apuntar que el Gabinete de Prospeciones Sociológicas de Lehendakaritza identifica a todos los presos políticos vascos como «presos y presas de ETA», cuando muchos de los prisioneros no han militado en esta organización armada y se encuentran encarcelados por otros motivos políticos o por acciones de kale borroka que en otros contextos geográficos no estarían penados con la cárcel.

Rechazo de la política carcelaria

El 45% de los encuestados opina que el Gobierno español está gestionando mal la política penitenciaria tras el cese de la violencia de ETA. Tan sólo el 12% opinan que lo está gestionando bien, y otro 17% que ni bien ni mal. El 26% no ha oído hablar del tema o no responde a esta cuestión.

La valoración social de la política penitenciaria del Gobierno español entre la ciudadanía de la CAV es más negativa hoy (45%) que en el año 1999 (36%). La diferencia de nueve puntos es muy significativa, en opinión de los autores del Sociómetro.

La razón principal que sustenta esta opinión negativa es el mantenimiento de la dispersión (64%), junto al hecho de que no se apoye la reinserción de los presos y presas desmarcados de ETA (17%). Solo un 4% opina que el Gobierno Español es demasiado blando con los presos y presas de ETA.

Madrid y partidos, obstáculos

Pese a que la ilusión y el optimismo, con un 46%, son los sentimientos que priman en relación al proceso, y que el 81% de los encuestados tienen la esperanza de que en los próximo años se consolidará la paz, lo cierto es que un 58% de la ciudadanía cree que la situación está estancada, frente a un 28% que entiende que avanza.

Preguntados sobre cuáles creen que son «los dos obstáculos principales del proceso de paz en estos momentos», la respuesta más mayoritaria, con un 44%, es la de que «el Gobierno español no da pasos para mejorar la situación de los presos y presas». Le sigue de cerca, con un 41% de respuestas, que «los partidos políticos no sean capaces de llegar a un acuerdo suficiente en este tema».

Actitud de Madrid con los presos y la falta de acuerdo son los dos principales obstáculos para la paz. Detrás queda, con un 39%, el que «ETA no se haya desarmado ni disuelto», o más atrás aún, con apenas un 10%, que ETA y sus presos no hagan autocrítica del pasado.

En el Sociómetro hay una pregunta llamativa, por su evidente intencionalidad: «El colectivo de presos y presas de ETA ha reconocido en un comunicado el daño causado por su actividad, aunque sin reconocer que haya sido un error. ¿Cree usted que el paso dado por el colectivo de presos y presas es suficiente para avanzar en el proceso o que no se avanzará mientras no reconozcan también su error?» El 26% respondió que era suficiente y el 58% que no se avanzará mientras no reconozcan su error.

Un 57% considera que el Gobierno español está actuando mal o muy mal en el proceso, mientras que la valoración de Lakua es en general positiva. Un dato: son casi tantos los que creen que las asociaciones de víctimas actúan mal (36%), como los que lo opinan de ETA (37%).

Iparragirre sigue en el hospital; Abad queda libre

La Junta de Tratamiento de la cárcel de Basauri no se ha pronunciado sobre la aplicación del artículo 100.2 a Ibon Iparragirre, porque ni siquiera ha tratado la cuestión a pesar de que se solicitó que lo hicieran con urgencia, según ha dado a conocer la plataforma Iparra Galdu Barik.

Por su parte, LAB llevó ayer a cabo una concentración en el Hospital de Galdakao, para denunciar la situación de los presos gravemente enfermos y destacó los casos de Ibon Iparragirre y Txus Martín.

Por otra parte, Etxerat comunicó que el joven de Barakaldo Endika Abad dejó atrás la prisión de Fontcalent ayer por la mañana tras ocho años preso. Familiares y amigos le esperaban a la salida.

Por la tarde, se sucedieron las protestas por los presos, en Berriz (30), Antzuola (24), Mutriku (60), Lekeitio (119), Ondarroa (206), Oñati (95), Getaria (40), Mundaka (20), Ugao (55), Lizarra (47), Agurain (42), Zarautz (177), Gasteiz (450), Deba (70), Bergara (52), Hernani (225), Iruñea (246), Durango (95), Zizur (22), Orereta (196), Lezo (31), Arbizu (45), Barañain (48), Donostia (173), Usansolo (32), Zornotza (94), Galdakao (85), Andoain (54), Aulesti (80), Hernani (275), Etxarri (82), Berriozar (60), Bera (20), Bilbo-Sabin Etxea (90) y Lizartza (18). En Algorta, unas 200 personas participaron en el homenaje a Ángel Figeroa, fallecido hace un año, y a su amama, quien perdió la vida en accidente en 1977, en una visita a prisión. GARA

Emandako urratsa txalotu dute Iruñean preso ohiek

Gaixotasun larriak izanik duela gutxira arte espetxean izan diren preso ohiek osatutako talde batek Euskal Preso Politikoen Kolektiboak emandako urratsa txalotu zuen atzo Iruñean egindako agerraldian. Domingo Aizpurua, Marilo Gorostiaga, Gotzone Lopez de Luzuriaga, Isidro Garalde, Jon Agirre Agiriano, Jose Ignacio Gaztañaga eta Jose Mari Perez izan ziren Iruñean.

Gaixotasun larriak izanagatik espetxean izatea zer den ederki dakite guztiek. Horregatik, EPPKren urratsa «mendekuan oinarrituriko espetxe politika gainditzeko pausua» dela nabarmendu zuten. Horrekin batera, Euskal Herriko gatazka konpontzeko bideari ere mesede egiten diola gaineratu zuten. Horregatik, euskal jendarteari espetxe politika bereziarekin amaitzeko lan egiteko deia luzatu zioten.

Azken hamabi hilabeteotan espetxe politikaren ondorioz hiru preso hil direla gogoratu zuen Iruñean bildutako preso ohien taldeak. Azken urteotan, gainera, dagoeneko 20 euskal presotik gora hil direla nabarmendu zuten.

Estatuek «mendekuan oinarrituta» indarrean jarritako espetxe politika bereziak helburu zehatza duela gaineratu zuten: EPPKren barnean zatiketa eragitea. Preso gaixoak espetxean mantentzea politika horren osagai bat dela salatu zuten, sakabanaketa, bakartzea edo bizitza baldintzen kaskartzea bezalaxe. Ibon Iparragirre atxilotzeko eta berriro espetxeratzeko agindua estatuen estrategia horren baitan kokatu zuten preso ohiek. Martxelo DIAZ