2015/02/04

EH Bildu solicita crear una comisión de investigación sobre Kutxabank

EH Bildu registró ayer en el Parlamento de Gasteiz una propuesta para crear una comisión de investigación que dilucide las responsabilidades políticas en torno a la denuncia de Kutxabank contra su expresidente, Mario Fernández, por los pagos de 6.000 euros mensuales al dirigente del PSE Mikel Cabieces. La coalición sostiene que el caso se enmarca en los pactos entre partidos para la privatización de las cajas.

Iñaki IRIONDO
P022_f01_148x156

EH Bildu registró ayer una batería de iniciativas parlamentarias para tratar de aclarar qué ha ocurrido en Kutxabank, para que el actual consejo de administración acabe presentando una denuncia contra el expresidente Mario Fernández, por el pago de 6.000 euros al mes al dirigente del PSE Mikel Cabieces, «al parecer por no hacer nada». La coalición recuerda que ese movimiento se produjo cuando PNV, PSE y PP negociaban la privatización de las cajas, y añade que no es posible que la decisión de esos pagos se tomara sin que Sabin Etxea, que siempre ha sabido todo lo que se mueve en Kutxabank, «no hubiera dado su visto bueno».

Los parlamentarios Xabier Isasi y Dani Maeztu anunciaron la solicitud de creación de una comisión de investigación en la Cámara autonómica. Aclararon que la Fiscalía -ante la que Mario Fernández y Mikel Cabieces tienen que declarar el viernes- debe dilucidar las cuestiones penales, pero EH Bildu entiende que más allá del ámbito judicial deben aclararse también las responsabilidades políticas.

Además, ha propuesto la comparecencia ante el Parlamento de los dos implicados y del actual presidente de Kutxabank, Gregorio Villalabeitia, para que ofrezcan su versión de lo ocurrido. Y en el próximo pleno de control al Gobierno preguntarán al lehendakari, Iñigo Urkullu, por qué dos consejeros nombrados por el PNV intentaron frenar la denuncia de Kutxabank contra su presidente.

Los parlamentarios de EH Bildu dijeron no entender por qué fue el expresidente, Mario Fernández, quien se apresuró a devolver los 243.592 euros pagados a Mikel Cabieces. Recuerdan que la «contratación» del ex delegado del Gobierno se produjo cuando PNV, PSE y PP negociaban la privatización de las cajas. Y sostienen que, por lo visto, «cualquiera puede pensar que en ese tiempo ha habido votos que pagar con reparto de cargos, nombramientos y sueldos».

EH Bildu sostiene que «en Sabin Etxea han conocido en todo momento lo que ocurría en Kutxabank», por lo que a su entender «no es creíble que el PNV no tuviera información sobre los pagos irregulares a Cabieces; si al dirigente del PSE se le ha pagado ese dinero, los pagos han tenido obligatoriamente el visto bueno del PNV, que debe aclarar qué ha sucedido y asumir su responsabilidad en este caso y en todo el proceso de privatización».

Villalabeitia viajó a Frankfurt

El presidente de Kutxabank, Gregorio Villalabeitia, viajó a mediados de enero a la sede del Banco Central Europeo en Fráncfort, junto a otros directivos de la entidad, para detallar lo ocurrido con su antecesor, Mario Fernández, según informaron ayer diarios del Grupo Vocento. El BCE les instó a poner el caso en manos de la fiscalía.

Estos mismos diarios dieron cuenta de que en la reunión del consejo de administración de Kutxabank del pasado jueves, donde el presidente informó de la decisión de presentar la denuncia, dos consejeros del PNV trataron de evitarlo, para «evitar que saltase el escándalo», según se cuenta.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, deberá responder en el Parlamento sobre las razones de esta actuación de dirigentes de Kutxabank nombrados por su propio partido.

Según Mendia, Cabieces le aseguró que en su «contratación» no influyó nadie del PSE

La secretaria general del PSE, Idoia Mendia, no quiso ir ayer mucho más lejos de lo hecho público en la nota de prensa del pasado viernes. En rueda de prensa ofrecida para informar de las iniciativas de su grupo parlamentario en este periodo de sesiones, señaló que no pidió a Mikel Cabieces explicaciones sobre las razones del dinero recibido por Kutxabank más allá de la confirmación de su relación con el despacho de abogados implicado, por ser «cuestiones privadas y de relaciones laborales». Sin embargo, a preguntas de este diario, Mendia recordó que le había pedido datos sobre si en la cuestión había influido el partido, y que Cabieces le respondió que no había intervenido ningún dirigente del PSE. «Yo no sé más -apostilló- llevo cuatro meses en el cargo y es un tema que desconocía absolutamente».

Idoia Mendia quiso en todo momento desligar al partido del caso que protagonizan Mikel Cabieces y Mario Fernández. «No tiene nada que ver con el PSE», afirmó. También negó la posibilidad de que fuera fruto de algún pacto con el PNV. Se escudó en que cuando Cabieces dejó de ser delegado del Gobierno español en la CAV y pasó a cobrar de Kutxabank, el PSE estaba en el Ejecutivo autonómico y las relaciones con el PNV eran muy malas. Mendia recordó que «el propio Urkullu, como presidente del EBB, afirmó que los socialistas habían llevado a Euskadi a la quiebra, entre otras cosas que decían a diario».

En cuanto a cuál puede ser entonces la relación entre Mario Fernández y Mikel Cabieces para que se llegara a esta situación tan anómala, la secretaria general del PSE deslizó que «se conocen mucho», por los cargos que ambos han tenido desde hace años en distintos órganos directivos de la BBK. I. IRIONDO

Erkoreka dice que Lakua y el lehendakari «están sorprendidos»

El portavoz del Gobierno de Lakua, Josu Erkoreka, aseguró ayer que el Ejecutivo, «empezando por el propio lehendakari», están sorprendidos por la noticia que conocieron a través de los medios de comunicación.

En cualquier caso, Josu Erkoreka quiso poner en valor que ha sido la propia dirección de Kutxabank la que ha denunciado a su expresidente, «no como en otras entidades financieras, que son terceras personas o colectivos sociales las que emprenden las acciones judiciales». En ese sentido, el portavoz del Gobierno negó cualquier similitud con lo ocurrido en la CAN, con las dietas y otros movimientos irregulares. GARA