2015/03/07

«Ayudaremos sacando la situación desde lo deportivo»

El nuevo técnico rojillo dice confiar en que sus jugadores sepan superar el mal ambiente extradeportivo.

GARA
P034_f01_654x546

RACING-OSASUNA

Racing y Osasuna se enfrentarán este sábado en un partido que centrará la atención en los banquillos, tras las destituciones de los técnicos Paco Fernández y Jan Urban, respectivamente, y en el que ambos tratarán de sumar tres puntos para acabar con sus rachas de derrotas. Así que eso de a entrenador nuevo, victoria segura... es como encomendarse al altísimo antes del pitido inicial, si tuviera algún efecto los partidos acabarían en empate, porque todos los hacen.

En lo meramente deportivo, las cosas no están tan claras en El Sardinero como en Osasuna, ya que al menos en el cuadro navarro se sabe que José Manuel Mateo sustituye a Urban, mientras que en el banquillo del Racing se sentarán Pablo Pinillos (entrenador de porteros que ha dirigido los entrenamientos durante la semana) y Adolfo Mayordomo, que como segundo entrenador será quien escenifique las órdenes desde la banda, a la espera del histórico dúo formado por Pedro Munitis y Gonzalo Colsa, sin título aún. En fin, radiografía de un fútbol al que cada vez le luce más el pelo...

Pero en Iruñea la cita estaba ayer en la primera comparecencia pública del nuevo inquilino de la banca osasunista. Inevitable su primera referencia, José Manuel Mateo defendió que todos los asuntos extradeportivos no están afectando a la dinámica diaria del equipo: «Hemos trabajado tranquilos y bien. Estoy contento de lo que me he encontrado; un equipo abierto a mejorar, receptivo y con plena confianza de que puede sacar esto adelante». Ante preguntas similares, el nuevo técnico insistió en que «los chavales están centrados en lo deportivo. Nuestra manera de ayudar es sacar la situación desde lo deportivo».

Aun y todo, Mateo no es ajeno, porque ha comprobado estos días que sicológicamente la situación pesa algo: «Hay un bloqueo, pero creo que han cogido bien el mensaje. El mensaje de cómo creo yo que está la situación y de cómo veo yo que hay que darle la vuelta». Y en esa línea, «cuando una persona se abre y te dice por qué se ha llegado a esta situación, te abre las puertas para que sepas cómo entras al grupo, han hablado todos, han sido sinceros».

Pero hoy hay partido. Un choque decisivo para ambos equipos y que hay que afrontar. «A todos nos gusta aspirar a cosas buenas, pero este tipo de partidos también son motivantes. Quiero que llegue el partido cuanto antes. No tengo ni nervios, ni tranquilidad, tengo ganas. Me veo que soy yo y todas las horas del día las he puesto en el trabajo diario».

Con hasta cinco bajas

Debutará en el banquillo del primer equipo mediatizado por las bajas de hasta cinco jugadores. No puede contar para su primer partido con los sancionados Vujadinovic, Mikel Merino y Javier Flaño ni con los lesionados Loties y Oier Sanjurjo.

Sobre las vibraciones que el plantel le transmite, aseguró que «viendo ahora como es el grupo, los jugadores siempre han querido. Otra cosa es luego como salga el fútbol. Lo percibo, la sensación que tengo es que el grupo da cosas positivas».

Finalmente, también se refirió a la persona de Alfredo: «Es una persona muy importante; primero porque ve muy bien el fútbol y segundo porque es un entrenador cercano a la plantilla y me puede dar información que yo no tengo». Osasuna comienza con Mateo su cuenta atrás, en Santander, y una victoria sería un alivio, en lo deportivo y en lo social.

El Sardinero, pésima salida en Segunda

El Sardinero, más allá de las urgencias con las que llegan los dos clubes -cuatro derrotas seguidas cada uno-, históricos ambos, que han dejado huella en la Primera División pero a día de hoy venidos a menos en lo deportivo, no es un campo que se le dé especialmente bien a los navarros... en Segunda. La última vez que se pasaron por allí en la categoría de Plata fue hace mucho, en la temporada 1979-80, con lo que ha llovido y un rato. Esa vez, Osasuna salió escaldado, 3-0. Allí andaban de rojillos Vicuña, Lekunberri, Rípodas, Lumbreras, Martín, Irigibel o Echeverria, con Pepe Alzate de entrenador. En el Racing jugaba Quique Setién y ¡Rojo II, el ex del Athletic! Se volvió de vacío, pero como las cuatro veces anteriores: 1-0, 3-2, 3-2 y 2-0. En total, de diez encuentros disputados en tierras cántabras, los iruindarras solo han logrado una victoria, la del año 1955-56, por un 0-1. Otra cosa es si nos remontamos a las estadísticas en la Primera División, donde los navarros endosaron un 2-4 a los santanderinos en mayo de 2012, con goles de Cejudo, Nekounam, Ibrahima y Roversio.

J.V.