Idoia Eraso

Se abre el camino hacia las calles con nombre de mujer

La asociación Bask’elles ha lanzado un proyecto participativo para impulsar la elección de nombres de mujeres remarcables en la toponimia de Ipar Euskal Herria. Llaman a la sociedad a participar y encontrar así por lo menos una en cada una de las 158 localidades.

Miembros de la asociación Bask'elles ante la exposición creada por ellas. (NAIZ)
Miembros de la asociación Bask'elles ante la exposición creada por ellas. (NAIZ)

El objetivo principal de la acción participativa de la asociación de mujeres Bask'elles es aumentar el número de nombres femeninos en la toponimia de Ipar Euskal Herria. El camino hacia ello está basado en un proyecto global, que empezó con la creación de una exposición sobre mujeres excepcionales de Ipar Euskal Herria en 2020. Los siguientes pasos están dirigidos a dotar de herramientas a los electos o instituciones que quieran dar nombre de mujer a algún lugar, o hacerse eco de la situación actual de diferentes maneras.

Lo primero será la creación de una lista con una mujer por cada localidad de las 158 que integran la Mancomunidad Vasca, la publicación de una guía con la información reunida y un documental realizado por Laetitia Thomassi en el que se podrá descubrir todo el proceso.

«En el Estado francés menos del 5% de la toponimia tiene nombre de mujer, lo que supone un gran déficit de representación», ha explicado Michaëlla Clapisson, miembro de la asociación Bask’elles, que ha impulsado el proyecto, hoy en la sede de la Mancomunidad en Baiona.

Partiendo de esta «constatación insoportable» las componentes de la asociación decidieron tratar de poner los medios necesarios para empezar a solucionar el problema a nivel de Ipar Euskal Herria.

 

Bask’elles es la agrupación de mujeres en el seno de la asociación LGTB+ Bascos, y como Clapisson ha afirmado, no son «expertas en historia», por lo que al crear el proyecto decidieron convertirlo en participativo y apelar al conocimiento de la sociedad en la búsqueda de mujeres remarcables.

Para ello han puesto en marcha un página web en la que se puede rellenar un formulario, e incluso adjuntar archivos. Una vez recogidas las propuestas, un comité consultivo integrado por Terexa Lekunberri, Sabine Cazenave, Olivier Ribeton, Claude Labat y Jacques Ospital se encargará de hacer una selección, con la que se creará una guía que luego se repartirá a los 158 ayuntamientos, para que puedan descubrir una mujer destacable de su localidad.

«Cuando buscas encuentras»

En 2020 la asociación organizó una pequeña exposición que está recorriendo diferentes localidades de Ipar Euskal Herria, sobre varias mujeres extraordinarias y las vidas que llevaron. «Nos dicen que no hay mujeres que hayan hecho cosas excepcionales, pero cuando buscas encuentras, sí que las hay» ha asegurado Clapisson.

Una de las investigaciones que se han llevado ya a cabo han permitido descubrir la importancia histórica de la habitante de Donapaleu Jaqueline Bidegorri, que cumplirá 90 años en marzo. Será entonces cuando se descubra la placa que llevará su nombre en la localidad bajonavarra.  

Ospital ha estado también presente en la presentación, y ha recordado lo que le llevó a escribir el libro ‘Figures de femmes: le silente de l’histoire du Pays Basque’ en donde reúne las historias de diferentes mujeres de todo Euskal Herria. «Me impactó que en todas las obras que consultaba casi solo había hombres, y cuando aparecían mujeres eran o ‘etxekoanderes’ o ‘sorginas’, por lo que me dije que tenía que ser falso y me puse a buscar», ha explicado.

Participación institucional

El proyecto ha recibido la ayuda de la Mancomunidad Única, el Departamento de los Pirineos Atlánticos, y la Región Nueva Aquitania, así como del Ministerio de Igualdad entre Mujeres y Hombres. Como representación de dichas instituciones han estado presentes el presidente de la Mancomunidad Vasca Jean-René Etchegaray, junto con la vice-presidentea Martine Bisauta, y la consejera regional Emilie Dutoya.

Etchegaray ha recordado las cifras de la representación femenina en el seno de la institución, y que supone 28 alcaldesas, y un 31% de consejeras. Ha constatado el aumento desde 2017, cuando eran 17 las alcaldesas y 27% las consejeras, aunque ha subrayado que se trata de un «éxito relativo».

Bisauta ha tomado la palabra como militante feminista, y ha recordado las acciones realizadas hace décadas por ella y sus compañeras, incluyendo las que se referían a la reivindicación de la toponimia con nombre de mujeres. «Lo que no se nombra no existe», ha aseverado.

Dutoya, por su parte, ha mostrado todo su apoyo y entusiasmo con el proyecto, y ha añadido que espera que los diferentes actores de Ipar Euskal Herria participen de esta nueva acción.