Urkullu olvida el derecho a decidir y aboga por «retornar a la soberanía anterior a 1839»

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha recuperado la idea del «Concierto político», que ya fue defendida por Josu Jon Imaz hace trece años, y ha abogado por «retornar a la soberanía anterior a 1839».

Iñigo Urkullu en el Parlamento de Gasteiz. (Jaizki FONTANEDA/FOKU)
Iñigo Urkullu en el Parlamento de Gasteiz. (Jaizki FONTANEDA/FOKU)

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha intervenido este jueves en el Debate de Política General, celebrado en el Parlamento de Gasteiz, donde ha recuperado la fórmula del «Concierto Político», defendida hace ya trece años por Josu Jon Imaz.

En una larga intervención, el inquilino de Ajuria Enea no ha realizado mención alguna al derecho a decidir de la ciudadanía vasca y ha defendido «derogar definitivamente las leyes de abolición de los Fueros y retornar a la soberanía anterior a 1839».

«Nos encontramos ante la oportunidad de alcanzar un nuevo pacto que reconozca nuestra realidad nacional, la singularidad del autogobierno vasco, que asiente una relación bilateral con el Estado y que favorezca la presencia y proyección internacional de Euskadi», ha señalado.

En este sentido, ha insistido en la «necesidad de profundizar en el Autogobierno, adaptado a la nueva realidad de la Unión Europea y en el marco de un modelo territorial del Estado que precisa una reformulación», sin reparar en el derecho a decidir de la ciudadanía vasca.

«El Estatuto de Gernika supuso el reconocimiento de la identidad del 'pueblo vasco' y ha hecho posible dar continuidad a la institucionalización de Euskadi. Se trata, ahora, de pactar la modernización de esa forma de relación singular y bilateral que simbolizan nuestros derechos históricos», ha manifestado.

No en vano, a su juicio, «la actualización de los derechos históricos debe abarcar un mecanismo de bilateralidad efectiva». Una bilateralidad con un Estado español que, como él mismo ha reconocido, «parece perseguir una nueva relación más uniformizadora».

Gestión de la pandemia

El fallo del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, que eleva el aforo de los campos de fútbol de la CAV del 30 al 60%, contraviniendo lo acordado en el LABI, es una muestra de la relación «uniformadora» a la que ha hecho referencia el lehendakari.

A este respecto, ha destacado que «el respeto es una regla indispensable del funcionamiento institucional», y ha hecho hincapié en que, «desde el primer día, nuestro empeño ha sido adoptar decisiones equilibradas, en base a las recomendaciones científicas de los expertos y las autoridades sanitarias».

«Después del último Auto, vamos a seguir con este empeño. La reunión que hoy celebra la Comisión Científico Técnica del LABI y la que mañana celebrará el Consejo Asesor volverán a demostrarlo. A pesar de los obstáculos y dificultades que hemos encontrado ante una situación tan inédita y adversa, nuestra prioridad va a seguir siendo preservar el bien mayor de la salud pública», ha apuntado tras hacer autocrítica sobre la gestión de una pandemia que, según ha indicado, se ha cobrado la vida de 4.669 personas en la CAV.

«La pandemia sigue ahí, es cierto, pero vamos logrando dejar atrás sus efectos más trágicos y devastadores en términos de vidas humanas y afección a nuestra salud», ha señalado Urkulllu, que ha enumerado una veintena de medidas de cara al nuevo curso político.

«Compromisos prioritarios»

Entre los «compromisos prioritarios» citados por el lehendakari figura la aprobación de la nueva Ley de Aportaciones y de los presupuestos de 2022, que serán «expansivos con una fuerte componente de inversión pública».

Asimismo, ha anunciado el desarrollo de la nueva Ley de igualdad y del Plan de Derechos Humanos, Convivencia y Diversidad Udaberri 2024. También ha avanzado la creación de la Delegación de Euskadi en París y apertura de las Oficinas económico-comerciales en Tokio y Seúl; así como la participación de la CAV en la Cumbre mundial del planeta, COP 26 de Glasgow.

A ello se suma el desarrollo del Centro de Inteligencia Artificial de la CAV (BAIC); la ejecución de los fondos europeos ‘Euskadi Next’, cuyo reparto depende del Gobierno español, y desarrollo del programa de apoyo a las pequeñas y medianas empresas y personas autónomas.

Cabe señalar que Urkullu ha aseverado que el plan extraordinario de inversiones tendrá continuidad en la propuesta presupuestaria para 2022, con una inversión de 250 millones de euros, que eleva a 1.600 millones la capacidad de inversión de Lakua, contando con los citados fondos europeos.

El lehendakari ha explicado que «esta capacidad adicional» se destinará al desarrollo de infraestructuras sociales, económicas, energéticas y medioambientales. También a la construcción de «infraestructuras de Comunicaciones». «Es el momento de acelerar los proyectos en marcha en materia ferroviaria y portuaria», ha dicho en alusión al TAV.