2015/05/28

De aquel gol de Endika en 1984...

El autor del gol de la victoria del último título copero anhela una nueva Copa, por una afición que dice no sabe lo que es, por él mismo.

Beñat ZARRABEITIA
0528_kir_endika

Cada vez que el Athletic llega a una final copera desde aquel ya prehistórico 1984 hay una persona que tiembla. El protagonista de aquel título inolvidable, el que anotó el gol de la victoria. Minuto 13. «Estanis centró con la derecha y yo rematé con la izquierda, justo con la contraria, pero salió bien», sintetiza la ejecución de un instante que elevó a los cielos a una afición y que más de tres décadas después sigue inmaculada en el imaginario colectivo, de quienes la vieron ese día, de quienes la ven repetida hoy. No es otro que Endika Guarrotxena, reclamo de los medios de comunicación en días como estos, previos a la cita del Camp Nou, pero que esta vez ha preferido pasar de puntillas. Apenas alguna aparición, una de ellas con Geuria.info, Jauzia y Bilboko Uriola, para rememorar lo tantas veces contado pero desde la perspectiva de tres años más tarde con respecto a la última final, la de 2012.

Inevitable. ¿Con ganas de que el Athletic gane por fin una nueva Copa y Endika sea ya solo uno más de aquel histórico 1984? «Pues por una parte a ver si se quitan ya esa carga de encima, pero también por mí mismo, para no estar así cada seis o cada diez años o vete a saber cuándo será la próxima. Pero sobre todo por la gente, porque mucha gente no lo ha visto, poder tener esa experiencia. Tal y como está el mundo en el día de hoy, esa cadena en la que estamos nosotros también pero en la que no somos como el resto de eslabones, por ser somos un poco diferentes, que un equipo como este gane una Copa contra el Barcelona sería algo grande. Creo que es complicado pero tenemos nuestras opciones».

El propio protagonista no olvida que el primr título rojiblanco de aquellos años ya lejanos, el de la Liga 82-83, le cogió «volviendo de un partido contra el Ceuta en el autobús, y escuchando ‘‘Carrusel Deportivo’’ en aquel tiempo; entonces escuché por primera vez el himno nuevo». Un año después él iba a ser el inesperado protagonista. «Pues creo que Javi nos dijo quiénes íbamos a jugar después de comer, o antes del partido, justo en ese momento, mucho antes no. Clemente no preparaba los partidos como tal vez se preparan hoy en día, diciendo previamente cuál tenía que ser la tarea de cada uno; nosotros sabíamos qué teníamos que hacer cada uno a lo largo de toda la temporada... No hacíamos nada especial partido a partido».

La suya no fue la única sorpresa en el once del ‘Rubio de Barakaldo’. «Patxi Salinas jugó por la derecha, yo delante, Txato Núñez atrás por la izquierda… Normalmente, en esos puestos jugaban De la Fuente, Gallego, Sarabia o Noriega, y ese día nos tocó a nosotros. Javi hacía ese tipo de cosas, cambios, y en general los tomábamos con normalidad. A futuro sí que hubo algún problema, pero en general lo aceptábamos con normalidad, y ese día aceptamos que jugaran otros», rememora.

La tangana, la gabarra...

Su gol ha quedado grabado en los anales rojiblancos. Como los ‘disfraces’ del irrepetible Natxo Biritxinaga. «Apareció con ‘El libro gordo de Petete’ y disfrazado justo cuando subimos al vestuario después de calentar. La segunda vez, no sé si fue en esta final o en la anterior, apareció vestido de Eva Nasarre con el body.. ¡y el cuerpo que tenía él! Fue muy gracioso, y sirvió para romper la tensión en ese momento». El otro ‘momentazo’ de la final, la tangana.

«La verdad que no vi nada, vi de refilón que se llevaban a Sola, pero no me enteré bien, porque no fue una pelea generalizada, parece que lo fue pero no, fueron tres o cuatro jugadores... Por nuestra parte Patxi, Miguel, no sé si Sarabia también, y Txato, y por la suya Migueli, Clos, Maradona… No entraron mucho jugadores a esa tangana, pero la cosa es que fue muy espectacular porque era una final y porque Sola acabó muy mal». Ahí queda su testimonio de aquello.

Mejores recuerdos sin duda de lo que vino después en Bilbo. «Todavía se me pone la piel de gallina al recordarlo. Fue emocionante sobre todo ver cómo en una Margen Izquierda que estaba sufriendo una crisis enorme, en la que se estaban cerrando muchas fábricas, con el problema de Euskalduna, Altos Hornos a punto de cerrar… ver a los trabajadores subidos en las grúas con banderas y camisetas... Para mí fue algo grande. Y ver cómo estaba todo lleno de gente desde Las Arenas a Bilbao, repleto en ambas orillas. Dicen que había un millón de personas, imagínate, estaba todo Bizkaia. Fue muy emocionante, sí».

¿Se lo imagina Endika hoy? «Hoy por hoy la gabarra no sería lo mismo… En fin, si ganamos será terrible, pero no será lo mismo porque hay muchas cosas que han desaparecido».

 

... al gol del «lehendakari» Toquero en 2009

Solo tenía un añito cuando el Athletic jugó su última final de Copa. Años después, él iba a ser uno de los protagonistas de una cita del Athletic con un título. Gaizka Toquero tiene el honor de ser el último león en haber anotado un gol en una final. En la de 2009. Un gol cuyo nivel de decibelios en la hinchada rojiblanca se elevó hasta cotas que pocas veces se han repetido. El gasteiztarra se había convertido en el ‘lehendakari’ de todos los athleticzales semanas atrás, gracias a la que era su primera titularidad, su primer gol y definitivo 3-0 al Sevilla y la primera vez que escuchó aquello de «ari, ari, ari... Toquero lehendakari».

El 13 de mayo de ese año, en Mestalla, el ‘2’ rojiblanco nos regaló 22 inolvidables minutos rozando el cielo, tocando la gloria. Un sueño del que luego el Barcelona se encargó de despertarnos. «Esos veinte primeros minutos de la final fueron un buen momento relativo», diría el propio Toquero tiempo después, justo cuando tocó una nueva final, la de 2012. No era ya protagonista en el Athletic de Marcelo Bielsa, pero su nombre estaba inevitablemente ligado a la historia copera del club. Córner sobre la meta blaugrana y en el segundo palo emerge la testa del alavés. «No he visto muchas veces ese gol, no me gusta verlo porque la sensación que se te queda es la de haber perdido 4-1», se lamenta. Hoy, Toquero encara su último año de contrato. Si termina por cumplirlo, lo hará con 32 años. Debutó en Primera con 24. Su último gol data de hace 3. Pero siempre quedará aquel gol de Toquero.J.VIVANCO

 

«Final literaria» mañana con Jon Maia

Las Fundaciones de Athletic y Barcelona organizan una ‘final literaria’ en el Le Born Centre Cultural a las 18.00 del viernes, con Jon Maia y Alejandro Fernández Aldasoro frente a Luis Racionero y Josep María Fonalleras.

 

Agotadas entradas en zona de animación

El Athletic informó ayer que se han agotado las entradas para la zona de animación en el Camp Nou y que también ha sido vendido todo el papel para los 40.000 asientos para seguir el partido desde el mismo San Mamés.

SIN PENSARLO


«El de la final fue un remate instintivo, si me lo llego a pensar no remato tan bien. Lo que son las cosas, yo con la izquierda le daba muy mal a la pelota», contaba el propio Guarrotxena sobre aquel histórico gol.