2014/05/14

El PNV presenta a Guy Verhofstadt como su referente europeo

El exprimer ministro belga y líder de partido liberal Open-VLD, conocido en sus inicios como «Baby Thatcher» por su encendida defensa de la libertad de mercado y la iniciativa privada, es el candidato de la Alianza de Liberales y Demócratas por Europa (ALDE) a presidir la Comisión.

GARA GASTEIZ
P004_f02

El PNV presentó ayer a la sociedad vasca a Guy Verhofstadt, que es el candidato a presidir la Comisión Europa por la Alianza de Liberales y Demócratas por Europa, grupo en el que se inscriben los jeltzales en el Europarlamento. El exprimer ministro belga -un flamenco no soberanista- participará durante el día de hoy en la campaña de Izaskun Bilbao.

Con la visita de Guy Verhofstadt, el PNV quiere también recalcar su importancia y peso en el Parlamento Europeo. En especial desde el PP, pero también desde el PSOE, se ha pretendido hacer ver al electorado que las formaciones que no tienen un ámbito estatal apenas cuentan en el concierto europeo, donde se imponen las dos grandes corrientes que forman el Partido Popular Europeo y el Partido Socialista Europeo.

Sin embargo, desde el PNV recuerdan que Izaskun Bilbao forma parte del ALDE, que en la pasada legislatura contó con 86 eurodiputados y, por lo tanto, tiene cierta capacidad de decisión en los asuntos que se tratan en al Cámara europea.

El presidente del EBB, Andoni Ortuzar, recalcó ayer mismo que «seremos los partidos que llaman `pequeños' pero que formamos parte de grupos como ALDE, el de los demócratas y liberales, quienes decidiremos el nombre del próximo presidente de la Comisión Europea».

Sin embargo, no está nada claro que su apuesta vaya a ser su candidato Guy Verhofstadt, puesto que el propio PNV, en su comunicación de la noticia, destaca que la ALDE ha ejercido durante la pasada legislatura y seguirá haciéndolo en la próxima como «árbitro entre socialistas y populares».

En este contexto, parece que el papel que Andoni Ortuzar guarda para la ALDE es el de elegir entre los dos candidatos a presidir la Comisión que se prevé que serán mayoritarios, Jean-Claude Juncker, del Partido Popular Europeo, y Martin Schulz, del Partido Socialista Europeo. Esto impediría la presidencia de Verhofstadt y solo quedaría espacio para negociar «compensaciones» a la ALDE en otros puestos, maniobra de la que podría beneficiarse finalmente su compañero de tándem Olli Rehn, comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios hasta que comenzó la campaña.

Pareja con Olli Rehn

A la hora de diseñar su estrategia ante estas elecciones, la ALDE decidió que Guy Verhofstadt fuera su candidato a presidir la Comisión, pero ante el peso político de Olli Rehn, lo nombró «colíder» de la campaña electoral y «candidato a alguno de los otros altos puestos en la UE, en particular en los ámbitos económico y de política exterior».

Una de las últimas «recomendaciones» de Olli Rehn ha sido la de que los salarios deben bajar todavía más en el Estado español. A su entender, «hay más margen para aumentar la competitividad de la economía, como contener los costes laborales vía la moderación salarial, mejorar la productividad y aumentar la competencia en los mercados de productos y servicios».

«Baby Thatcher» reformado

El candidato a la presidencia de la Comisión Europea por la ALDE, Guy Verhofstadt, ha sido primer ministro de Bélgica entre 1999 y 2008. Nacido en 1953 en Dendermonde, provincia de Flandes Oriental, a los 29 años llegó a ser el máximo dirigente de Partido Liberal Flamenco (PVV). En aquellos primeros años años Verhofstadt era conocido como Baby Thatcher, por su visión radicalmente liberal de la economía y su defensa ardorosa de la iniciativa privada.

Por motivos básicamente electorales, Verhofstadt transformó el PVV en el Partido Ciudadano-Liberales y Demócratas Flamencos (VLD). Pero el cambio no tuvo el éxito deseado y decidió abandonar la vida política durante unos meses. Tras este periodo de «reflexión» volvió a la primera línea con una actitud más sosegada y un discurso rectificado, que ponía en un primer plano el capítulo de la protección social, tradicionalmente secundario en los programas del partido. Verhofstadt dio carpetazo al ultraliberalismo ardiente y abrazó nociones del social liberalismo, aproximándose al centro.

Fue así cuando en 1999 consiguió llegar al Gobierno de Bélgica, en el que se mantuvo hasta 2008; en este último año prácticamente en situación de interinidad, durante el periodo de tiempo en el que ningún otro partido conseguía formar una coalición de gobierno con suficiente respaldo.

Llama la atención que el aliado del PNV en Flandes no sea un partido soberanista flamenco, sino el Liberal de Verhofstadt.

En 2009 Verhofstadt salió elegido miembro del Parlamento Europeo y se convirtió en el líder del grupo ALDE. Consecuente con su europeísmo de signo federalista, durante la crisis de las deudas soberanas de la Eurozona defendió la emisión de eurobonos y criticó el conservadurismo financiero de la canciller alemana Angela Merkel. Sus propuestas se centran en la creación de empleo, la reducción de la burocracia, y la eficiencia y la transparencia institucional.

OLLI REHN. ALDE decidió que Verhofstadt sea su candidato a presidir la Comisión Europea pero la candidatura incluye a Olli Rehn para algún otro alto cargo. Rehn, comisario de Economía, recomendó en marzo que los salarios en el Estado español bajaran todavía más.