Hallan el cadáver del trabajador desaparecido en la central petroquímica de Tarragona

Los Bomberos de la Generalitat han encontrado el cadáver del trabajador desaparecido en la petroquímica de Tarragona donde ayer se produjo una fuerte explosión y un incendio. El balance es de dos muertos y ocho heridos. Torra ha prometido investigar lo sucedido.

naiz|2020/01/15
Tarragona-explosion
Los bomberos trabajan en el incendio de Tarragona. (@bomberscat)

Los bomberos han hallado el cuerpo sin vida del trabajador que se encontraba desaparecido desde la explosión de ayer. Durante toda la noche, los efectivos de 30 dotaciones han seguido trabajando en las instalaciones de Industrias Químicas del Óxido de Etileno (IQOXE), situada en La Canonja, junto a la N-340, donde sobre las 18:41 de ayer se registró una gran explosión por causas que ahora se están investigando.

El accidente se produjo en un reactor que posteriormente afectó a una cisterna cercana, según ha explicado el jefe operativo de Bombers de la Generalitat en Tarragona, Albert Ventosa.  Sin embargo, ha señalado que de momento no se conocen las causas de la explosión porque ahora los efectivos están priorizando las tareas de extinción. En declaraciones a los medios desde el Centro de Mando Avanzado, Ventosa ha detallado que el reactor es «el recipiente donde los productos químicos reaccionan para conformar el producto final».

En la misma comparecencia, el conseller de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, ha asegurado que la extinción del incendio «evoluciona favorablemente» y que la estrategia se está cumpliendo. «Todavía hay un producto que está combustionando y requiere enfriamiento y no podemos dar la situación por cerrada», ha valorado el conseller, que ha añadido que el nivel de peligrosidad va bajando a medida que avanzan las horas.

Una de las víctimas, por una chapa que voló tres kilómetros

El alcalde de Tarragona, Pau Ricomà, ha explicado que una chapa de hierro de una tonelada, posiblemente la tapa del reactor que explotó, voló unos tres kilómetros, entró por la ventana de un edificio, ocasionó la caída del suelo de un piso y la del techo del de abajo y mató al hombre que vivía allí.

Ricomà ha señalado que esta es la «hipótesis más probable» que manejan los técnicos para conocer la causa de la muerte de Sergio Millán, de 59 años, que falleció en su casa del barrio tarraconense de Torreforta.

Siguen los trabajos

Los equipos han trabajado refrescando el exterior del tanque de óxido de etileno de la industria, donde se desató el incendio, pero sobre las 02:00, por razones de seguridad, han suspendido las tareas de búsqueda del trabajador que permanecía desaparecido. Han reanudado los trabajos para localizar al trabajador a primera hora de la mañana y, hacia las 10:00, han informado del hallazgo del cadáver.

La policía, por su parte, está restringiendo por el momento el acceso a sus puestos a los trabajadores de las empresas colindantes, mientras el Grupo de Estructuras Colapsadas y el Grupo Canino de Rescate trabajan también en la industria, dedicada a la elaboración de óxido etileno, que no es tóxico pero sí muy inflamable.

La explosión pudo oírse a varios kilómetros a la redonda, y causó heridas a ocho trabajadores de la empresa química, dos de los cuales fueron evacuados al hospital Vall d'Hebron de Barcelona, uno en estado crítico y otro muy grave.

Torra promete una investigación

El president de la Generalitat, Quim Torra, ha prometido que «se investigará» todo lo que pasó con la explosión y el incendio. En declaraciones a Ràdio 4, Torra ha explicado que ahora mismo «se están centrando todos los esfuerzos» en localizar a la persona desaparecida, pero inmediatamente después «debe llegar la siguiente fase de análisis sobre qué ha sucedido, qué ha pasado con la empresa».

«Todo se investigará, porque estamos en un punto muy sensible del país, y los ciudadanos sabrán todo lo que pasó», ha afirmado Torra, convencido de que «el complejo petroquímico es uno de los puntos en los que todo debe funcionar como un reloj suizo».

También se ha referido al hecho de que no sonasen las alarmas para alertar a la población, pese al confinamiento preventivo inicial. «Cuando se estaba a punto de que sonasen las alarmas, llegaron los informes de los Bomberos diciendo que no había toxicidad, y las alarmas suenan para advertir a la población de que puede haber un riesgo tóxico», ha argumentado.

Además, Iqoxe ha puesto en marcha una investigación interna para detectar las causas que originaron la explosión, así como también sus consecuencias. En un comunicado, la compañía ha destacado su «máxima colaboración» con Bombers de la Generalitat y Protección Civil en sus trabajos y les ha agradecido su dedicación.

Iqoxe ha indicado que la explosión se produjo en una de las cuatro plantas de productos derivados, concretamente en la planta que entró en funcionamiento en junio de 2017 y que ha venido funcionando con «total normalidad». «Lamentamos profundamente la pérdida de uno de nuestros compañeros y el sufrimiento de los compañeros heridos».

«En estos momentos de gran dolor para todas las personas que formamos Iqoxe, nuestra prioridad es apoyar y acompañar a todas las personas afectadas y a sus familias», ha añadido la compañía, que ha garantizado el futuro de la empresa y el mantenimiento de todos los puestos de trabajo tras el suceso.